Empresas y finanzas

Las gasistas dicen que la CNMC cifró el recorte de la retribución al sector tras las caídas en bolsa

  • Dicen que les pidieron datos el 29 de julio para calcular el impacto real del ajuste al gas
  • El sector reclama aplazar la aprobación prevista mañana el consejo del organismo

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) pidió a las distribuidoras de gas natural los datos para calcular su retribución para los próximos seis años casi un mes después de haber presentado las memorias económicas que provocaron su desplome en bolsa, según indicaron a elEconomista fuentes del sector gasista.

Los borradores presentados por el regulador, que cifraron el recorte en un 21,8%, es decir, cerca de 1.521 millones entre 2021 y 2026, provocaron una fuerte caída de los títulos de Naturgy y Enagás así como un retroceso en los bonos de las distribuidoras no cotizadas (Madrileña Red de Gas y Redexis) y advertencias por parte de las agencias de calificación crediticia.

El regulador carece de los detalles para fijar el 90% de la retribución, asegura el sector gasista

Según estas mismas fuentes, la CNMC solicitó entre el 29 y el 30 de julio la documentación necesaria para poder hacer una estimación ajustada de cerca del 10% del impacto y siguen sin contar con los datos necesarios para evaluar el 90% restante.

Hasta el momento, el regulador tenía todos los detalles de los clientes de las compañías, pero carecían de un inventario sobre las redes de distribución de gas, básico para poder evaluar el golpe del nuevo sistema retributivo. El regulador necesitaba detalles como la antigüedad de los gasoductos, el tamaño de los mismos o el nivel de inversión para poder determinar el impacto de este nuevo sistema. En esta línea, las empresas aportan datos trimestrales genéricos a la CNMC que el sector considera insuficientes para cumplir con los requisitos que impone la Circular.

Las empresas remitieron en el plazo legal de 20 días la información solicitada, es decir, casi a finales de agosto, lo que ha supuesto que los técnicos y consejo del organismo supervisor hayan tenido alrededor de dos meses para avanzar en el cálculo del impacto real.

Datos suficientes

Por contra, el organismo regulador ya cuenta con los datos de los puntos de suministro que las distribuidoras tendrán que actualizarlos a cierre de diciembre de 2018 para fijar el precio por punto y los parámetros de consumo, por lo que estiman que los cambios globales serán mínimos con respecto a las estimaciones realizadas hasta el momento por el organismo.

La CNMC ha aplicado en el caso de la distribución de gas un cambio de modelo retributivo que pasa de basarse en un modelo de actividad, es decir, en la cantidad de clientes ganados o perdidos a otro nuevo basado en los activos, es decir, en la cantidad de inversión realizada en los gasoductos. Es decir, empresas como Redexis que han realizado inversiones en nuevas redes salen beneficiadas frente a otras como Madrileña Red de Gas o Naturgy que se han centrado en ganar clientes más que en ampliar su red.

La situación está siendo analizada además con gran detalle por parte de la CNMV ya que la información dada al mercado sobre el impacto de las circulares podría no ser ajustada en lo que respecta a la distribución de gas, es decir, la que más revuelo ha generado. Este extremo, en caso de confirmarse, podría abrir la puerta a reclamaciones por la Ley del Mercado de Valores, indican fuentes jurídicas.

Tensión con la CNMV

Habitualmente, la CNMV pide a las empresas cotizadas cuando se produce una información relevante que confirmen o desmientan dicha información y en su caso el impacto económico de la misma.

La primera filtración registrada de los borradores de circulares el 3 de julio provocó una fuerte caída en bolsa. A raíz de aquella caída, el organismo supervisor de los mercados bursátiles exigió a la CNMC que adelantara la publicación de los borradores para evitar una disparidad de información en el mercado. De este modo, la CNMC adelantó la presentación prevista en un principio para después del cierre de los mercados bursátiles tras el consejo de ministros.

Desde entonces, la CNMV sigue con gran detalle la tramitación de estas trece circulares y la prueba es que incluso las ya aprobadas por el consejo de la CNMC no se han hecho públicas y han forzado a las empresas y asociaciones del sector a tener que personarse ante el Consejo de Estado para poder tener acceso a las versiones definitivas de las mismas.

Economía, en la encrucijada: el ministerio ha evitado valor el impacto económico de las circulares al Consejo de Estado

En este punto, otro de los jugadores claves será el Ministerio de Economía. El departamento que dirige Nadia Calviño tiene que pronunciarse sobre el impacto económico de estas medidas, pero hasta el momento, tal y como desveló elEconomista este pasado fin de semana, ha intentado no mojarse en la tramitación amparándose en fórmulas como "plenamente coordinada con Transición Ecológica" o "no tenemos más que añadir". Un extremo que resulta, cuanto menos, llamativo puesto que el Ministerio de Transición Ecológica se limita a valorar el seguimiento de las orientaciones de política energética y no su impacto económico.

Esta situación, no obstante, puede ser muy distinta las próximas semanas, ya que el departamento de Calviño tendría que pronunciarse sobre las circulares de gas en plena campaña electoral si finalmente se aprueban este próximo miércoles.

El Consejo de Estado puede abrir una brecha en la tramitación de las circulares de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia e incluso elevar una posible disputa al Consejo de Ministros, lo que complicaría la aprobación de estas normas antes de acabar el año.

El Consejo de Estado puede cuestionar si la CNMC tiene competencias para este cambio regulatorio

El Consejo de Estado, presidido por María Teresa Fernández de la Vega, debe analizar las propuestas remitidas por la institución que dirige José María Marín Quemada en base al procedimiento de tramitación de las mismas, a las responsabilidades patrimoniales que puede tener el Estado y al nivel competencial para desarrollar las mismas.

El Consejo de Estado ya dio un primer revés a la CNMC cuando le devolvió las tres primeras circulares y exigió que le fuesen notificadas por el Ministerio correspondiente, en este caso, el de Economía.

El departamento que dirige Calviño tiene la obligación de aportar un informe sobre la valoración del impacto económico de las mismas y los envíos que está realizando han sentado mal en el seno del Consejo de Estado puesto que se limitan a remitir a los análisis realizados por el departamento de Transición Ecológica. En el sector del gas, de hecho, se frotan las manos pensando que el ministerio pueda remitir a los informes de Transición Ecológica sobre las circulares puesto que reconocen directamente la existencia de un cambio de modelo y admiten abiertamente la existencia de retroactividad, lo que en la práctica supondría ir directos a los tribunales internacionales.

El sector ha pedido una ampliación del plazo para estudiar las Circulares con más calma

El Consejo de Estado, de hecho, puede incluso llegar a valorar si la CNMC cuenta con las competencias suficientes para aprobar el cambio de modelo retributivo de la distribución del gas en sus circulares y provocar en dicho caso una posterior intervención del Consejo de Ministros, árbitro entre las dos instituciones.

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) tiene previsto aprobar el miércoles las Circulares correspondientes al sector del gas.

A lo largo de los últimos meses, el organismo ha recibido a los fondos, compañías y asociaciones para tratar de pulir la propuesta y, en su caso, suavizar los primeros borradores presentados como ya ha hecho con los anteriores relativos al sector eléctrico.

A lo largo de estas últimas semanas, el sector del gas, así como sindicatos como USO han pedido una ampliación del plazo para analizar estas Circulares con más calma y poder contar al igual que pasa con la distribución eléctrica con un inventario de los activos del gas que permita conocer de modo más detallado el impacto de la medida.

Prórroga de la retribución

Ante este escenario, la CNMC y las compañías se han enzarzado en una discusión sobre la necesidad de tener aprobadas estas circulares antes de acabar el año o no. Por el lado del regulador aseguran que se debe hacer para evitar que pudiera prolongarse la retribución del anterior periodo regulatorio, pero por otro, las empresas indican que hay más de un año y que no se prorrogaría absolutamente nada.

La Ley 14/2018 de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia ya indica en su Artículo 63 sobre la Determinación de la retribución de la actividad de distribución de gas natural que "los parámetros de retribución de las actividades de distribución podrán revisarse por el Gobierno antes del comienzo del siguiente periodo regulatorio, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 60.2. Si no se llevase a cabo esta revisión, se entenderán prorrogados para el periodo regulatorio siguiente".

Las circulares han recibido a lo largo de los últimos meses numerosas alegaciones por parte del sector para tratar de mejorar su efecto. El sector, por ejemplo, lamenta cómo están tratadas las eficiencias en la inversión en investigación y desarrollo. Lejos de que cada compañía pueda beneficiarse de sus mejoras y compartir los avances con reducciones de coste para el consumidor. El regulador opta por un sistema en el que el 80% del beneficio va para el cliente y las distribuidoras apenas reciben un 20% que se obtiene de la media del sector, lo que supone un claro desincentivo económico para la inversión.

El sector del gas critica también el cambio de año de gas, que partir de ahora comenzará en octubre y que deja la regulación de los tres últimos meses del periodo regulatorio en el aire.

Por otro lado, desde las grandes industrias se pide que se acelere la tramitación de los ajustes para poder acceder a un precio del gas más competitivo con el de sus competidores europeos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Luis
A Favor
En Contra

Pues anda que no ha ido gente a la calle por los señoritos de la CNMC y su forma de calcular los costes con la ruleta.

Y anda que no se está quedando gente sin gas este año porque ya no interesa ponerles la conexión.

Parados y gente que va a pasar frío este invierno vamos a tener por miles gracias al excelso cálculo de la CNMC.

Puntuación 7
#1
Bitcoiner
A Favor
En Contra

Expropienla!!!!!!

Puntuación -3
#2
Usuario validado en Google+
Antonio Lopez Lopez
A Favor
En Contra

El PSOE se mete en guerras que no puede ganar con las energeticas, mientras que los consumidores Españoles sufren facturas abusivas y precariedad salarial de nuestros mayores y jovenes.

Endesa pretende cobrar los peajes de Red Electrica a sus clientes, pues un fuerte abuso. Lo que el Gobierno pretende bajar al ciudadano, por un lado, Endesa en el recibo se lo cobra por otro a dicho ciudadano.

Puntuación 1
#3