Empresas y finanzas

El Gobierno dará 300 millones a los afectados por la quiebra de Thomas Cook

  • El próximo 11 de octubre un real decreto ley con trece medidas de choque
  • Incluye rebajas de tarifas de Aena y Enaire y una línea de créditos de 200 millones

El Gobierno aprobará el próximo 11 de octubre un real decreto ley con trece medidas de choque, que suponen unos 300 millones de euros, para hacer frente a la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, entre ellas una rebaja de las tasas de pasajeros y de ruta en los vuelos a Canarias y Baleares.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha presentado este jueves dichas medidas que contempla el plan de choque, con las que se espera suavizar el impacto del colapso del turoperador en el empleo, que ha afectado a 3.400 trabajadores de forma directa.

Este plan se basará en cuatro pilares: mejorar la conectividad aérea, facilitar liquidez a empresas y autónomos afectados, mantenimiento del empleo, recuperación de la demanda turística y mejora del destino. El objetivo es mitigar el impacto que la quiebra del touroperador británico ha provocado en hoteles, agencias de viajes, restaurantes y demás operadores del sector turístico español.

Reyes Maroto, quien este jueves presidió la Comisión Interministerial de Turismo, anunció que el foco de este plan está puesto en las comunidades autónomas de Canarias y Baleares que son las que tienen una mayor afectación con una economía altamente dependiente del sector turístico.

"Son muchos los viajeros que ya habían comprado billetes de Thomas Cook y que no vendrán como consecuencia de la quiebra"

"Son muchos los viajeros que ya habían comprado billetes de Thomas Cook y que no vendrán como consecuencia de la quiebra", advirtió Reyes Maroto quien estimó en unos 700.000 los pasajeros que dejarán de venir a España este próximo invierno (300.000 en Baleares y 400.000 en Canarias).

Rebaja de las tarifas de Aena

El plan trata de solventar uno de los grandes problemas generados por la quiebra: la pérdida de conectividad aérea. Para ello se planteará un incentivo comercial de las tarifas de Aena (que fue aprobado ayer por el consejo ejecutivo) y que supondrá que las compañías aéreas podrán exonerar el 100% de la tarifa de pasajero en los asientos adicionales en vuelos internacionales que operen en la temporada de invierno. Esto será aplicable para Canarias y Baleares. Este incentivo va a suponer que la tarifa total de aterrizaje y despegue se reduzca un 38%.

La segunda de las medidas se refiere a la reducción del 12% de las tarifas de ruta en Enaire. Se rebajarán esas tarifas para las compañías aéreas a partir del 1 de enero del 2020 para los vuelos con origen y destino en Canarias y Baleares.

Para recuperar la conectividad también se buscará la promoción de destinos para atraer y retener a las compañías con el objetivo de mantener la conectividad. En este punto recordó la reunión mantenida esta semana con el touroperador Jet2 que anunció que ofertarán 120.000 plazas adicionales entre el Reino Unido y España durante la temporada de invierno, así como otras reuniones con otras compañías aéreas.

Línea de crédito de 200 millones

Para atender al problema financiero que la quiebra de Thomas Cook supone para muchas compañías el Gobierno abrirá una línea de préstamos dotada de hasta 200 millones de euros para ofrecer un apoyo financiero a pymes, empresas y autónomos. El Gobierno calcula que esta quiebra podría afectar a unas 1.000 empresas o autónomos de las cuales 600 son empresas hoteleras.

Además se ampliará las bonificaciones del 50% en las cotizaciones de la Seguridad Social en los contratos fijos discontinuos en los meses de octubre y diciembre. Esta medida tiene como objetivo poder atender el mantenimiento del empleo en el sector.

También a través de la Tesorería General de la Seguridad Social se abrirá una ventanilla para asesorar a empresas y autónomos sobre aplazamientos de pagos y se podrá en marcha medidas de apoyo informativo a empresas afectadas por el proceso concursal. El plan también prevé un análisis por parte del Servicio Público de Empleo estatal para acelerar la recolocación de los trabajadores afectados, unos 3.400 de forma directa.

Para finalizar se buscará la recuperación de esa demanda turística y mejorar el impacto sobre el destino. En este ámbito habrá tres medidas de actuación: la promoción de España como destino turístico estimulado la demanda tanto en el mercado británico como en otros mercados, el desarrollo de medidas para consolidar la oferta turística 2019-2020 en Canarias y Baleares, y el refuerzo a través de Segittur de la estrategia de destinos turísticos inteligentes especialmente en estos dos destinos.

En el plan de choque, configurado en apenas una semana, también se incluye una estrategia jurídica por parte del Estado en defensa de los intereses generales que defienda a los afectados y que permita exigir responsabilidades a Thomas Cook.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Tupm
A Favor
En Contra

Cojonudo, y si a mí no me paga un cliente porque quiebra, también?

Hay que poderse con el comunismo este que siempre pagamos los mismos y luego se lo reparten co o les sale del bolo

Puntuación 15
#1
Jacinto
A Favor
En Contra

Una empresa British quiebra y los españoles perdemos 300 millones. Todo correcto.

Si quiebra un tour operador español los British darian/perderían 300 millones ?.....pues eso....

Puntuación 7
#2