Empresas y finanzas

El consejero delegado de WeWork renuncia al cargo tras la salida fallida a bolsa

El CEO de WeWork, Adam Neumann. Reuters

El cofundador y consejero delegado de la compañía de espacios de trabajo compartidos WeWork, Adam Neumann, ha aceptado este martes renunciar al cargo, según medios locales, tras la fallida salida a bolsa de la firma que dirige, que se esperaba para septiembre y fue aplazada a finales de año.

Diarios como The Wall Street Journal y The New York Times y la cadena financiera CNBC citaron a "fuentes conocedoras de la decisión" según las cuales Neumann habría cedido finalmente a la presión por parte tanto de la junta directiva como de varios inversores y habría aceptado renunciar al puesto.

Ya la semana pasada la compañía de espacios de trabajo compartidos anunció una reorganización de su dirección, quitando poder a Neumann, de cara a su próxima salida a bolsa, que llevará a cabo en el mercado Nasdaq.

Neumann será sustituido por el tándem formado por el consejero financiero de WeWork, Artie Minson, y el exejecutivo de Amazon Sebastian Gunningham, mientras que el todavía consejero delegado pasará a ser presidente no ejecutivo de la compañía "hermana" de WeWork, We Company.

A medidados de abril, la firma presentó de manera confidencial ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos la documentación necesaria para realizar una oferta pública inicial. De hecho, inicialmente hizo la solicitud en diciembre y unos meses después entregó los documentos actualizados. Probablemente sea la segunda mayor OPV del año después de la de Uber.

Sin embargo, la firma se había encontrado con cierto escepticismo entre los inversores por su valoración en bolsa, lo que llevó hace apenas pocos días a barajar rebajar el precio de sus acciones en la oferta pública de venta (OPV) con el objetivo de lograr una valoración de 20.000 millones de dólares (18.138 millones de euros). En su última ronda de financiación, WeWork fue valorada en 47.000 millones de dólares (42.627 millones de euros).

Esto supondría fijar el precio de su acción en un rango de entre 45 y 68 dólares desde los aproximadamente 107 dólares que justificarían su valor actual en el mercado privado si tenemos en cuenta los cálculos que realiza SharesPost, una plataforma de compra y venta de acciones de compañías privadas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0