Empresas y finanzas

Rato se escuda en que el Banco de España y el Frob vigilaron Bankia y atribuye la caída a la crisis

  • Su defensa recuerda que los supervisores autorizaron todos los pasos
  • Critica que la Fiscalía ignora las pruebas que no confirman su visión
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.

El abogado defensor del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, se escuda en la supervisión que el Banco de España y el Fondo de Reestructuración de Ordenada Bancaria (Frob) realizaron en todo momento sobre la entidad para tratar de evidenciar que los exgestores de la entidad no actuaron de forma voluntaria e incontrolada. El letrado Ignacio Ayala ha expuesto esta mañana la primera parte de las conclusiones finales sobre el juicio en las que ha llamado la atención en que no se puede dejar pasar por alto el papel que jugaron los supervisores y los reguladores en la entidad. "Todo se ha hecho bajo la supervisión del Banco de España y la CNMV, pero como no interesa es mejor decir que falló el supervisor", decía Ayala en una clara alusión a las conclusiones de la Fiscalía Anticorrupción que atribuyó fallos de vigilancia al Banco de España pero lo exculpa del caso.

En esta línea, Ayala recordó que ya en el primer auto del magistrado que instruyó el caso Bankia, éste ya mencionaba que le causaba "estupor" que la CNMV hubiera autorizado la salida a bolsa de la entidad. Asimismo recordó el papel del Frob en la integración de las siete cajas que conformaron Bankia y los pasos que dio la entidad hasta su salto al parqué: "Ellos seguían los informes de seguimiento, ellos sabían lo que sucedía, cómo no lo van a saber si el subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui era de la comisión rectora del Frob", cuestionaba Ayala, para criticar de forma velada que ahora los únicos responsables de lo ocurrido son los que conformaban la antigua cúpula de la entidad. "El Frob dice que las cuentas no eran falsas, que no era cierta la tesis de la inviabilidad", ha destacado.

Según el abogado de Rato, en Bankia "todo se hizo razonablemente bien y con la mejor intención", pero ahora a las acusaciones, en referencia especialmente de la Fiscalía Anticorrupción y la Confederación Instersindical de Crédito (CIC), se les ha olvidado la crisis económica. "Todo sucede en tiempos de crisis, la más grave en tiempos de paz en España, pero en el escrito de acusación de la Fiscalía, la crisis económica que se padeció se describe en cinco palabras 'deterioro del entorno económico español", expuso la defensa. "Se niega su existencia y su intensidad, pero este eufemismo, al Banco de España le pareció de tal gravedad que apunta a que llegó a poner en duda la superviviencia del euro", declaró.

La defensa de Ayala volvió a ampararse bajo el Banco de España al recordar el informe elaborado por el supervisor sobre la crisis en 2017 que señalaba que "en 2011 se produjo el mayor error de previsión del que se tiene constancia en tiempos recientes por el FMI y España". "A partir de la segunda mitad de 2011 […] se produjo un agravamiento de la crisis con una segunda recesión en España y el área del euro que llevó a que las entidades de crédito españolas tuvieran que afrontar nuevas y graves complicaciones", leyó el abogado para defender la caída de la entidad a partir de esa fecha, coincidiendo con su debut bursátil.

"Estamos hablando de una entidad sistémica, es decir, el SIP estuvo monitorizado por el Banco de España, por la CNMV y por el Frob"

Finalmente, Ayala ha criticado que tanto la Fiscalía como varias de las acusaciones, especialmente la CIC, solo se están centrado en tomar como referencia las partes de las pruebas que corroboran su tesis y las acusa de actuar en el juicio con un "sesgo confirmatorio". "Nos están intentando presentar una realidad que no se conforma con lo que hemos vivido", destacó. "Estamos hablando de una entidad sistémica, es decir, el SIP estuvo monitorizado por el Banco de España (había una inspección in situ), por la CNMV y por el Frob. No hubo ninguna decisión autónoma, sin autorizaciones o aprobaciones del Banco de España", recalcó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

maqui
A Favor
En Contra

El engaño a los inversores en acciones de Bankia cuando salió a Bolsa, no tiene nada que ver ni con la crisis ni con el BdE. Rato, como presidente de la entidad financiera, dijo que Bankia tenía beneficios, lo que animó a los inversores, y después se comprobó que tenía grandes pérdidas que llevó a una bajada continúa del valor de la acción. La responsabilidad, si la hubo, del BdE y CNMV, podría ser un juicio aparte.

Puntuación 0
#1