Empresas y finanzas

Netflix declara en Holanda el 40% de sus ingresos mundiales para ahorrar impuestos

  • El holding en Amsterdam triplica las ventas en dos años, hasta 5.555 millones
  • La firma Netflix International BV ganó 4.133 millones en 2018 y pagó el 2,2%
  • En España la plataforma pagó 3.146 euros en impuestos en 2018
Foto: Dreamstime

Netflix declaró el año pasado en Holanda casi un 40% de todos sus ingresos en el mundo para poder reducir con ello su factura fiscal gracias a las ventajosas condiciones que ofrece dicho país y pagar así menos impuestos en Europa. El gigante audiovisual estadounidense obtuvo en 2018 una facturación de 15.794 millones de dólares (14.243 millones de euros), lo que supone un 35% más que un año antes.

En ese mismo periodo, el ejercicio fiscal correspondiente a 2018, una de sus sociedades en Holanda, Netflix International BV, declaró que el importe neto de su cifra de negocios se había elevado a 5.555 millones. Esa cifra supone un 47% más que un año antes y más del triple que en 2016, pero lo más importante es que, con ello, de cada diez euros que factura la plataforma, cuatro se declaran ante la Hacienda holandesa.

Netflix International BV registró en 2018 un beneficio bruto de 4.133 millones de euros, abonando un total de 91 millones en impuestos, lo que supone que ha tributado a un tipo del 2,2% sobre sus ganancias. Hay que tener en cuenta, no obstante, que la compañía cuenta con otra sociedad domiciliada también en Holanda, Netflix International Holdings, que presenta, en cambio, unos números rojos muy abultados por casi el mismo importe, de 3.982 millones de euros al cierre de 2018.

Según las cuentas que figuran en el Registro desde enero de 2015 y hasta, al menos 2017, la firma holandesa estaba controlada por la firma NFGH, domiliciada en Delaware, un territorio offshore de Estados Unidos.

El sandwich holandés

Con ello, habría estado utilizando, al igual que otras grandes tecnológicas, un sistema conocido como el sandwich holandés. El código tributario de este país permite realizar pagos de royalties a otras sociedades en paraísos fiscales en el extranjero o territorios de baja tributación, como sería el caso de Delaware, sin ten er por ello que pagar impuestos.

La razón de que Netflix registre unos ingresos tan altos en Holanda, obedece a que factura allí su negocio europeo. En España, por ejemplo, la compañía no tenía ninguna sociedad hasta el año pasado. En 2018 constituyó dos empresas Los Gatos Servicios de Transmisión España y Los Gatos Entretenimiento, que, según informó el pasado mes de junio el diario Cinco Días, desembolsaron solo 3.146 euros en concepto de impuesto de sociedades.

A pesar de la gran penetración que ha tenido en los hogares españoles el gigante de la televisión en streaming, estas dos filiales, que se dedican a la prestación de servicios de marketing y producción al grupo, declararon el año pasado unas ventas en conjunto de únicamente 538.921 euros y un beneficio neto de tan solo 9.439 euros, lo que equivaldría prácticamente a las cifra de una microempresa.

Desde Netflix han defendido en todo momento su contribución a la economía española, asegurando así que tan solo en 2018 más de 13.000 actores, técnicos y figurantes han trabajado directamente en proyectos de la plataforma en España. Según la compañía, este año el número se elevará hasta unos 25.000, "una cifra que irá en aumento a medida que sigamos invirtiendo en la creación de contenido español".

España y Francia ya han puesto sobre la mesa la posibilidad de imponer una tasa a Netflix y otros gigantes del entretenimiento, como HBO o Amazon Prime Video, para que cofinancien a la televisión pública (RTVE en nuestro caso), igual que lo hacen las empresas de telecomunicaciones y las cadenas privadas, que aportan cada año hasta 194 millones de euros.

Directiva europea

La directiva europea aprobada el año pasado y pendiente de adaptación obliga a estos actores a financiar y promover la producción audiovisual del Viejo Continente. Fuentes comunitarias explican que "con el objeto de impulsar la diversidad cultural en el sector audiovisual europeo, las plataformas de video a la carta estarán obligadas a incluir en su catálogo un mínimo del 30% de contenido europeo".

Pero lo más importante es que estas plataformas también tendrán que contribuir al desarrollo de la producción mediante inversión directa en contenido o con contribuciones a los fondos nacionales. "El nivel de contribución en cada país deberá ser proporcional a sus ingresos por video a la carta en ese país", aseguran las fuentes consultadas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum12
forum Comentarios 12
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Normal
A Favor
En Contra

Y aquí en lugar de copiar las condiciones holandesas, irlandesas, luxemburguesas, ... en fin de cualquier país del primer mundo, tenemos a los sicarios tributarios patrios reclamando que aún se extorsionen más a las empresas, que se suban más los impuestos, con una inseguridad jurídica que hace imposible que nadie pueda sobrevivir a una inspección, ...

Pasa lo que pasa que cualquier empresa que puede se va fuera de España para no ser extorsionada por sus funcionarios.

Puntuación 26
#1
VIO
A Favor
En Contra

Tras más de 40 años de ininterrumpida victoria sindical la maquinaria del estado es cada día más grande y más ineficaz y, sorprendentemente, cada año concede nuevas prebendan a los funcionarios. Se parece a un gran dinosaurio que pesa más de 40 toneladas y apenas puede andar sin perder el equilibrio y caer. La solución para mantenerla es que las empresas y los ciudadanos paguen cada día más y más impuestos. Las empresas, sean gigantes multinacionales o pequeñas PIMES no se crean para pagar impuestos, como piensa el estado y los sindicatos, se crean para trabajar, ganar dinero en un ambiente muy difícil y, si pueden, crecer. Si con un simple cambio de domicilio fiscal se pueden ahorrar muchísimos millones de euros, lo deben hacer sin dudar. Es una obligación de sus gestores o estarán en desventaja con la competencia. También es cierto lo que dicen, cada vez que se expanden por un país crean puestos de trabajo que estos a su vez sí que van a generar riqueza y pagar impuestos. Nuestros representantes gubernativos deberían pensar en organizar mejor las empresas públicas, trabajar más y colaborar con sus beneficios al bienestar común, no esperar que el resto de la sociedad mantenga su ineficacia. ¿Para que quiere un país sufragar una TV pública que nadie ve y su único cometido es aplaudir los logros de sus dirigentes? El presidente de la llamada Comunidad Valenciana, Sr. Chimo Puig, tiene intereses personales en medios de comunicación de esta comunidad y apoya su TV autonómica para conseguir audiencia y votos con el dinero de todos los valencianos. Esta forma de actuar para difundir sus ideas populistas y pan catalanas se puede considerar más un delito que un bien para los ciudadanos. ¿Por qué razón se ha de sufragar con dinero público que se obtiene vía impuestos? Es mejor y más noble cambiarse de comunidad que colaborar con esa iniquidad.

Puntuación 16
#2
eduardo
A Favor
En Contra

Luego en España destrozan a impuestos a empresas y pymes nacionales, mientras chinitos y multinacionales se lo llevan todo limpio..... pues nada seguid echándolo el pie al pescuezo al empresario nacional que ya veréis cuando no queden lo que va a pasar.

Puntuación 19
#3
El Virtuoso de la economía.
A Favor
En Contra

Si tenemos una Unión Europea económica con la misma moneda, también deberíamos tener los mismos impuestos, eliminando paraisos fiscales como Holanda Luxemburgo o Irlanda y eso va también para el Cupo Vasco....

Puntuación 8
#4
No
A Favor
En Contra

"eliminando paraisos fiscales como Holanda Luxemburgo o Irlanda y eso va también para el Cupo Vasco...."

No. Lo que hay que hacer es eliminar infiernos fiscales como España. Y despedir funcionarios, muchos funcionarios. Sobre todo aquellos que no tengan una experiencia laboral en el mundo privado de al menos 10 años.

Por cierto ya hace falta tenerlos cuadrados para llamar paraíso fiscal a Holanda, Luxemburgo o Italia.

Puntuación 14
#5
VOTO NO IMPUESTOS
A Favor
En Contra

Hacen bien.

En España nos están expropiando los políticos a impuestos, los gobiernos de la izquierda y los de la derecha.

Yo solo voy a votar a políticos que quiten y bajen impuestos de manera drástica.

Puntuación 13
#6
Se van para no los frían a impuestos
A Favor
En Contra

Yo haría lo mismo.

Puntuación 10
#7
Incrédulo
A Favor
En Contra

Qué bueno es que exista competencia fiscal. Eso va en detrimento de los vividores del Estado, y vividores no son solo los políticos, incluye una larga lista de parásitos.

Puntuación 9
#8
Usuario validado en elEconomista.es
pvallejuelo
A Favor
En Contra

Lo he escrito varias veces en comentarios, si en lugar del lema de la izquierda de que paguen más con lo único que han conseguido,y lo peor es que no han escarmentado, es que las grandes empresas se vayan a pagar impuestos a otro país; si en Holanda pagan un 20 pues aquí un 18 , no se irían nuestras empresas y vendrían otrtas de fuera a pagar pero la ENVIDIA crónica de la izquierda no escarmienta

Puntuación 7
#9
Mauricio
A Favor
En Contra

Mas de tres millones de funcionarios consumen muchos recursos de los impuestos, si a ello seguimos con mismas administraciones, mas organismos las cuentas son que hay que subir impuestos y que paguen más las empresas. Competencia sí, la CNMC como organismo porque por lo de más el estado es un incompetente y creador de impuestos+funcionarios.

Puntuación 6
#10
kiko
A Favor
En Contra

Y porque el que tiene un bar en Espana no puede tributar en Holanda como Netflix? O todos moros o todos cristianos.

Puntuación 3
#11
Perico
A Favor
En Contra

Podíais poner países bajos en lugar de Holanda, que no existe, aunque la Rae lo de como sinónimo.

Puntuación 0
#12