Empresas y finanzas

El cofundador de Netflix revela cómo el comentario fortuito de un usuario catapultó al éxito a la compañía

  • Le empresa innovó en los años 90 con sus entregas de DVD
Mitch Lowe, durante su conferencia. Imagen: EFE

El cofundador de Netflix Mitch Lowe ha revelado en un encuentro empresarial que el éxito de la firma líder en vídeo bajo demanda a través de streaming se debió a un comentario que escucharon por casualidad cuando un joven salía de un grupo de enfoque. Eso fue el detonante para que los fundadores de la empresa se concentraran en lo que realmente era importante: la velocidad de entrega. El resto es historia.

Lowe ha contado que entonces, a finales de la década de 1990, Netflix aún entregaba sus películas en DVD de manera física, lo que hacía que el proceso tardara hasta tres días. Justo en ese momento una empresa les ofreció 25.000.000 de dólares para poder fijar publicidad en los sobres que contenían los discos. "Al terminar un focus group un joven se iba mientras decía: 'cuando pedí la película quería una comedia, pero tres días después cuando la recibí quería ver un drama'", ha explicado. "Nos dimos cuenta de que la velocidad era lo importante, dejamos de pensar en la publicidad y todo se enfocó en la velocidad de entrega". 

Ante las 2.000 personas que han acudido al Foro Go 3 en la ciudad mexicana de León, en el estado central de Guanajuato, Lowe, también presidente de Redbox y CEO de MoviePass, ha comentado que cuando fundó Netflix le comentaron que enviar los DVD era una "pésima idea". Una vez que el negocio se puso en marcha, y tras el grupo de enfoque en el que fortuitamente escucharon el comentario revelador, la compañía multiplicó los puntos de entrega para reducir los tiempos a un día.

"Sabíamos que algo venía", ha recordado Mitch en referencia a Internet. "En 1998 era impensable ver vídeos a través de Internet, pero sabíamos que estaba evolucionando rápidamente". "Tomó 10 años para que pasáramos de enviar los DVD al servicio de streaming (lanzado en 2008)", ha relatado. Para ser innovador, ha sostenido, se necesita un gran equipo y mucha perseverancia.

Lowe ha aconsejado a las empresas nacientes que apuestan por la innovación realizar alianzas estratégicas que les permita sortear el embate de grandes compañías que se verán amenazadas por ellas, justo como le ocurrió a Netflix. "Los grandes estudios estaban aterrados porque pensaban que Netflix sería exitosa, y tenían razón: Netflix se convirtió en un estudio capaz de competir con Disney y Fox, entre otros, pero ellos hicieron todo para evitar que el negocio fuera exitoso, y hoy eso es historia antigua", ha relatado. 

Tras dejar Netflix en 2003, Lowe se unió a Redbox, una empresa que distribuye películas en kioscos, en un modelo que también resultó innovador y logró un crecimiento exponencial.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0