Empresas y finanzas

Trump, tras reunirse con Tim Cook: "Apple gastará grandes sumas de dinero en EEUU"

  • Los nuevos aranceles dañarían la capacidad de competir de Apple
  • El presidente presiona a Apple para trasladar su producción a EEUU
Trump y Tim Cook, en una reunión previa esta primavera. Imagen: Reuters.

El presidente de EEUU se ha mostrado muy optimista después de compartir una cena de trabajo con Tim Cook, CEO de Apple, acerca de que la compañía tecnológica invierta más en fabricar dentro del país. Trump ha criticado en reiteradas ocasiones a Apple por no fabricar un mayor volumen de sus productos en Estados Unidos, después de que Cook se haya quejado de que los nuevos aranceles a los productos chinos redundarían en un daño a su competitividad. 

"Cenando con Tim Cook. Gastarán grandes sumas de dinero en EEUU. ¡Genial!", ha celebrado el mandatario estadounidense a través de su cuenta en la red social Twitter. Trump ha insistido en que quiere que Apple y otros fabricantes trasladen su producción en territorio chino y en otros países a Estados Unidos.

Una nueva ronda de aranceles sobre las importaciones chinas debería entrar en vigor el 1 de septiembre, aunque la Administración Trump ha retrasado esta semana la imposición de aranceles sobre algunos productos hasta el próximo 15 de diciembre. "Estamos haciendo esto de cara a la temporada navideña, por si acaso estos aranceles pudieran afectar a los consumidores de EEUU", dijo Trump el pasado martes tras hacer el anuncio.

La petición desoída de Apple a Trump

El pasado mes de julio, Trump rechazó eximir de aranceles a las piezas y componentes que la tecnológica Apple emplea en la fabricación de sus ordenadores Mac Pro. En su lugar, Trump instó a Apple a fabricar esos componentes en Estados Unidos, donde "no hay aranceles". La empresa dirigida por Tim Cook envió una carta a la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos pidiendo que se eximieran una serie de productos de la lista de bienes importados de China que podrían ser gravados en un futuro con un arancel del 25%.

El paquete de aranceles, que está dirigido a 300.000 millones de dólares (269.841 millones de euros) anuales de importaciones desde el país asiático, fue anunciado hace varios meses, aunque Trump lo dejó en suspenso tras la reunión del G20 de Japón.

En otra carta remitida en junio al Representante Comercial, Apple aseguró que los nuevos aranceles propuestos dañarían su capacidad de competir a nivel global con otros fabricantes de teléfonos móviles, especialmente los chinos.

Estados Unidos y China están atrapados en una guerra comercial por las demandas de Estados Unidos de que China cambie sus políticas sobre la protección de la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología y otras trabas comerciales. Trump afirmó este jueves que ambos países estaban manteniendo conversaciones comerciales "productivas" y que esperaban reunirse en septiembre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

pepe
A Favor
En Contra

Pobrecito apple, que si fabricara en su país tendría que reducir los beneficios a sus accionistas. Incluso podrían que tener que bajar las retribuciones del presidente y del consejo de administración, algo terrible. Pobrecitos ellos.

Puntuación 9
#1
Usuario validado en Google+
Antonio Lopez Lopez
A Favor
En Contra

Trump como siempre haciendo nuevos enemigos.

Puntuación 2
#2