Economía

EEUU retira productos de su lista de nuevos aranceles y retrasa el gravamen para otros hasta el 15 de diciembre

  • Móviles, portátiles o juguetes no estarán tasados hasta diciembre
Foto: Dreamstime
Nueva York

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) ha dado a conocer este martes los próximos pasos en el proceso de imponer un arancel adicional del 10% sobre productos chinos por valor aproximado de 300.000 millones de dólares, excluyendo de la lista a algunos productos y retrasando la entrada en vigor de otros hasta el 15 de diciembre. Wall Street ha reaccionado con fuertes subidas a la noticia. Los principales índices suben cerca del 2% y las bolsas europeas también se animan.

El pasado 17 de mayo de 2019, el USTR ya publicó una lista de productos importados del gigante asiático a que podrían estar sujetos a un arancel adicional del 10%. Este nuevo gravamen entrará en vigor el próximo 1 de septiembre como anunció el presidente de EEUU, Donald Trump, el pasado 1 de agosto.

No obstante, ciertos productos se han eliminando de la lista alegando motivos relacionados con la salud, la seguridad, la seguridad nacional y otros factores.

Además, como parte del proceso de comentarios y audiencias públicas, el USTR, determinó que los nuevos aránceles se retrasarán hasta el 15 de diciembre para ciertos bienes.

De esta forma, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores y ciertos artículos de calzado y ropa no se enfrentarán a los gravámenes del 10% hasta mediados de diciembre. El USTR también tiene la intención de llevar a cabo un proceso de exclusión para productos sujetos a aranceles adicionales. Es por ello que las acciones de Apple, Mattel o Hasbro se dispararon tras darse a conocer esta información.

Salvar la temporada de compras navideñas en EEUU

"Los aranceles en épocas de fiesta habrían impactado a mucha gente", reconoció el martes el propio inquilino de la Casa Blanca, quien explicó que su decisión de retrasar su implementación sobre ciertos productos "ayudará" a los consumidores de cara a la temporada de compras navideñas.

Con esta decisión, Trump aborda distintos frentes. En primer lugar ofrece un respiro a compañías como Best Buy o Gap entre otras de cara a una temporada crucial para el consumo. Especialmente porque muchas de estas compañías no contaban con margen suficiente de maniobra para acelerar sus pedidos de cara a las fiestas antes del 1 de septiembre, dado que los inventarios procedentes de China suelen tardar más de cuatro semanas en llegar.

Según la Federación Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés), la vuelta al colegio y la universidad acumulará esta año un gasto récord por parte de los estadounidenses, hasta un total de 80.700 millones de dólares. Este periodo suele servir de termómetro para las rebajas navideñas, que el año pasado subieron un 2,9%, menos de lo esperado, hasta los 707.500 millones de dólares. El gasto del consumidor repuntó en el segundo trimestre, aumentando un 4,3%, su mayor incremento desde el cuarto trimestre de 2017. 

"Claramente, la administración comprende la importancia de evitar impuestos más altos a las familias estadounidenses durante la temporada navideña. Sin embargo, la continua incertidumbre para las empresas y los consumidores es un lastre para la economía", sentenció David French, vicepresidente de la NRF.

Los aranceles también comienzan a dejarse notar en los precios a este lado del Atlántico. En julio, la inflación, tanto en su tasa de cabecera como en la subyacente aumentó un 0,3% llevando la tasa interanual hasta el 1,8% y el 2,2% respectivamente.

Por otro lado permite mantener abierta una tímida línea de negociación con China. El representante comercial de EEUU, Robert Lighthizer, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin y el viceprimer ministro chino mantuvieron una conversación telefónica, que Trump describió como "muy productiva". En la llamada también estuvieron presentes el gobernador del banco central chino, Yi Gang, y el ministro de Comercio del país asiático, Zhong Shan.

Antes de sus declaraciones a la prensa, Trump echó mano de Twitter para recordar a China que "no ha cumplido" con su compromiso de comprar productos agrícolas de EEUU. Dicho esto, haciendo alusión a la llamada de sus funcionarios indicó que "¡quizás esta vez será diferente!".

Aún así, todavía no está claro si la próxima ronda de negociaciones entre los equipos negociadores de ambos países prevista para el próximo mes en Washington sigue vigente. Según un portavoz del USTR, ambas partes acordaron mantener una nueva conversación telefónica en dos semanas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Angelina
A Favor
En Contra

Estados Unidos es el motor de la economía mundial, si a ellos les va bien a todo el planeta le va bien, y todos los ciudadanos aumentan su poder adquisitivo, viva el capitalismo, el socialismo es pobreza.

Puntuación 2
#1
el otro lado
A Favor
En Contra

El pato Donald suelta la noticia en la apertura de NY ......para que el tio Gilito se forre.....

Puntuación -1
#2