Empresas y finanzas

Ryanair arremete contra los sindicatos por desafiar su "modelo de alta productividad"

  • Señala que buscan acercarse al sistema laboral de las aerolíneas tradicionales
  • Encara huelgas en España, Reino Unido y Portugal en septiembre y agosto
  • Reconoce que la crisis del MAX pone en peligro los planes para reducir costes y rentabilidad
Colas de avión de Ryanair

Los pilotos y tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en España maniobran para sumarse a las movilizaciones anunciadas en Irlanda, Reino Unido o Portugal ante los problemas para llegar a acuerdos laborales o firmar convenios colectivos y los recortes aprobados por la dirección. Los sindicados de los TCP, Sitcpla y USO, han anunciado ya que irán a la huelga varios días en septiembre mientras que los pilotos han comunicado a través de Sepla que están "estudiando movilizaciones" para protestar contra la "política errática e injustificada de la compañía".

Según apunta USO en un comunicado, la aerolínea habría anunciado que "el próximo año tendrá 30 aviones menos y ha decidido moverlos de las bases menos rentables y recolocarlos en otros países y aeropuertos con planes de crecimiento". En este sentido, el sindicato responde que no es posible justificar que Canarias sea poco rentable: "todos los aviones están llenos y los billetes vendidos con muchísima antelación". Además, han denunciado que la compañía habría tratado de amedrentarles "anunciándonos que habrá despidos en enero, sin garantizar la posibilidad de recolocación".

Así, mientras en Reino Unido los pilotos ya han informado que pararán el 22 y 23 de agosto y el 2, 3 y 4 de septiembre, y en Portugal los TCP irán a la huelga entre el 21 y el 25 de septiembre, los tripulantes de España prevén comunicar las fechas de los paros el próximo 20 de agosto, tras la reunión en el SIMA.

Tras esta nueva ola de protestas se encuentra la falta de voluntad por parte de Ryanair para cumplir íntegramente con las leyes laborales locales y pactar convenios colectivos así como el plan ajuste recientemente anunciado que contempla el despido de 500 pilotos, 400 TCP y el cierre de bases "menos rentables" en toda Europa.

Asumir las leyes laborales locales podría tener un impacto en los costos y la complejidad del negocio

No en vano, la compañía de bajo coste alerta a sus accionistas que asumir las leyes laborales locales "podría tener un impacto en los costos y la complejidad del negocio". Y es que, por ejemplo, la legislación española incluye una serie de días libres remunerados que no contempla la irlandesa como los 15 días de vacaciones pagadas por boda, los dos días por mudanza, los permisos remunerados por enfermedad o muerte de familiar

A su vez, explica que acceder a las peticiones de mejoras de los trabajadores "más allá de lo que se acordó", como un cambio en las estructuras salariales, tal y como piden los pilotos, "podría disminuir la productividad de los pilotos, aumentar los costes y tener un efecto adverso en la rentabilidad". 

"Ryanair tiene la intención de mantener su modelo de tarifas bajas y alta productividad. Sin embargo puede haber períodos de disturbios laborales ya que los sindicatos desafían el modelo existente de alta productividad lo que puede tener un efecto adverso en la rentabilidad y en los clientes", señala la low cost en el informe anual publicado en su web. En este punto, alerta al mercado de que "existe la posibilidad de que busquen mejoras salariales" y asemejar sus condiciones laborales a las de las aerolíneas de bandera o legacy (tradicionales), que lastre su negocio.

La legislación española incluye días libres remunerados que no contempla la irlandesa

De momento, en España ha anunciado la salida de 100 pilotos y la clausura de las bases de Las Palmas y Tenerife Sur el próximo 8 de enero y de la de Gerona, aunque ésta última sin fecha. Los tripulantes de cabina denuncian que la empresa les ha amenazado con despidos también pero que no ha sabido concretar cifras ni si abrirá la puerta a que los empleados afectados por los cierres cambien de destino. En Portugal también ha anunciado cierres.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, asegura que tras la reestructuración, que coincide con un nuevo pulso laboral, se encuentra el retraso en la entrega de los aviones 737 MAX de Boeing. La firma tenía previsto sumar 52 unidades de este modelo a su flota entre 2019 y 2020 pero, tras los accidentes y la decisión de las autoridades de seguridad aérea de todo el mundo de retirarle la licencia de vuelo, la compañía espera recibir el primer avión MAX en febrero del año que viene y llegar como mucho a 20 ese año. Así, si tenía previsto cerrar marzo de 2020 con 478 aviones de la familia del 737 de Boeing, ahora lo hará con 464 porque ha retrasado la jubilación de varias unidades del modelo 800.

El 737 MAX, una pieza clave

Esto implica que ha reducido el crecimiento previsto de un 7% a un 3% por lo que en vez de sumar 10 millones de pasajeros, crecerá en cinco millones. Para la firma de bajo coste, que ha sumado una cuarta aerolínea a su grupo, Malta Air, con la que prevé crecer, este retraso es motivo suficientes para realizar despidos.

En este punto, la compañía alerta de que el modelo, que tiene un 4% más de plazas y reduce un 16% el consumo de combustible, es una pieza clave para cumplir sus objetivos de eficiencia y ahorro de costes en los próximos cinco años, unos planes que le permitirán mantener la rentabilidad y los precios bajos en un entorno de incertidumbre y aumento de costes laborales y del petróleo. Así, alerta del retraso en las entregas aleja la fecha en la que se notarán los primeros ahorros y que la crisis puede afectar a sus planes de negocio si se complica.

"No puede garantizarse que EASA no aplicará, ahora o en el futuro, condiciones adicionales de mantenimiento y/o formación en el simulador en relación con la operación del avión 737 MAX 200, lo que aumentará significativamente el coste de operación de este avión. tipo. Además, si se desarrollara una percepción pública negativa en relación con la seguridad de la serie de aviones Boeing 737 MAX, los planes de crecimiento y la rentabilidad de Ryanair podrían ser materialmente adversos", explica.

Paralelamente a los ajustes de actividad en Ryanair, la compañía tiene previsto sumar 35 aviones A320 en su filial Lauda en dos años y no descarta abrir bases de esta compañía fuera de Alemania y Austria.

Amplía rutas y busca personal

El plan de ajuste de Ryanair coincide con el anuncio de varias rutas nuevas en España y Portugal y la búsqueda de trabajadores. Por ejemplo, la firma va a conectar este invierno las ciudades de Málaga, Sevilla, Zaragoza y Valencia con la capital portuguesa, Lisboa. También tiene previsto abrir una ruta entre Gerona y la ciudad alemana de Bremen este invierno, siendo esta una de las bases que tiene previsto cerrar, tal y como ha anunciado a los trabajadores.

En esta línea, el pasado 21 de junio Ryanair envió un memorandum para informar sobre la apertura de vacantes para comandantes en las bases de Las Palmas y Tenerife Sur. Los puestos debían cubrirse en la temporada de invierno 2019-2020, que empieza en noviembre, pero la firma acaba de comunicar que cerrará las bases el 8 de enero. A su vez, ha intensificado la búsqueda de tripulantes a través de su agencia de contratación temporal Crewlink. La firma tiene organizada una gira de reclutamiento por toda Europa durante varios meses.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Incrédulo
A Favor
En Contra

Desde el punto de vista empresarial, es imposible viajar al precio de Ryanair sin unos gastos muy reducidos. Entre ellos lógicamente , los sueldos. Si los sindicatos quieren mayores sueldos no existiría Ryanair como tal. Creo que no se han percatado de esa obviedad.

Puntuación -1
#1
Nocabeuntonto+
A Favor
En Contra

Los sindicatos no se han percatado de nada ni quieren. Además no les importa el modelo de gestión, tampoco la planificación. Cuando RYANAIR vaya aplicando ERES se lamentarán y querrán volar hasta en globo por la mitad de sueldo, pero el mal estará hecho. Así han sido, son y serán, unos mamilas, sanguijuelas. A volarrrr

Puntuación 1
#2
Nocabeuntonto+
A Favor
En Contra

Los sindicatos no se han percatado de nada ni quieren. Además no les importa el modelo de gestión, tampoco la planificación. Cuando RYANAIR vaya aplicando ERES se lamentarán y querrán volar hasta en globo por la mitad de sueldo, pero el mal estará hecho. Así han sido, son y serán, unos mamilas, sanguijuelas. A volarrrr

Puntuación -2
#3