Empresas y finanzas

Antonio Béjar sale como presidente de DCN para facilitar la aprobación de la Operación Chamartín

  • PP, Ciudadanos y Más Madrid se comprometieron a respaldar el proyecto en la votación de mañana
  • Las primeras viviendas se empezarán a construir a finales de 2020 en la zona de Las Tablas

Antonio Béjar, hasta ahora presidente de Distrito Castellana Norte, la sociedad promotora del desarrollo conocido como Operación Chamartín, ha sido cesado de su puesto tras conocerse el viernes que colaborará con la Justicia en la investigación sobre el Caso Villarejo.

La decisión de su cese fue tomada por el consejo de administración de DCN, participada por BBVA y Sanjose, en beneficio de la sociedad y para evitar que nada pueda empañar la aprobación de este desarrollo urbanístico, que será elevado al Pleno del Ayuntamiento este lunes. Así, con este movimiento se espera que ninguna de las fuerzas políticas que han dado públicamente su respaldo a este proyecto, rebautizado como Madrid Nuevo Norte, cambien su postura en la votación de mañana. 

Si todo va como estaba previsto, PP, Ciudadanos y Más Madrid respaldarán la aprobación de la Operación Chamartín, tal y como lo adelantaron durante la Comisión de Urbanismo celebrada el pasado 17 de julio. Entre los tres partidos suman el 70% de los votos, lo que supondría que tras más de 25 años bloqueada, la Operación Chamartín tendría luz verde y solo quedaría la aprobación definitiva por parte de la Comunidad de Madrid, que es el organismo competente al tratarse de una modificación del Plan General vigente. Así, el gobierno regional tendrá un plazo máximo de cuatro meses desde el visto bueno del Pleno del Ayuntamiento para decidir sobre la aprobación definitiva. En caso de no pronunciarse, el silencio administrativo se consideraría 'positivo', es decir, se produciría la aprobación definitiva de forma automática.

Siguientes pasos tras la aprobación

Una vez conseguidos estos dos hito, el camino de este proyecto urbanístico, el mayor de la historia de Madrid, ya que supondrá la ampliación de la castellana en cinco kilómetros y el desarrollo de 10.476 viviendas, de las que 2.565 tendrán algún tipo de protección, se centrara ya en la fase de ejecución.

Este punto requiere de la coordinación de todas administraciones públicas, entidades y personas involucradas en el proyecto, y es que después de la aprobación definitiva cabe la posibilidad de constituir Comisiones Gestoras. Estas entidades sirven de herramienta para facilitar la adhesión de los propietarios que quieran participar en esta fase de ejecución adelantada. Se trata de un paso optativo, que pueden acordar los propietarios, previamente a la constitución de las Juntas de Compensación.

La fase de ejecución propiamente dicha se activa con la formalización de la iniciativa de ejecución por parte de propietarios de suelo que representen más del 50% de la superficie de cada unidad de ejecución. Este paso incluye la presentación de la propuesta de bases y estatutos de la futuras Juntas de Compensación, por los que se regirán las Juntas durante todo el proceso.

El siguiente paso es la constitución de las Juntas de Compensación. Se trata de entidades con personalidad jurídica público o privada en las que la Administración delega las funciones públicas necesarias para ejecutar el planeamiento urbanístico, si bien esta última se reserva para sí misma las potestades de vigilancia, control y tutela a lo largo de todo el proceso.

Concretamente en Madrid Nuevo Norte se van a constituir juntas de compensación correspondientes a los ámbitos de "Malmea-San Roque-Tres Olivos" y "Centro de Negocios Chamartín", una división por ámbitos que tiene en cuenta el carácter y los requisitos de las distintas zonas del proyecto. En el caso de "Malmea-San Roque-Tres Olivos", la modificación puntual del Plan General establece la posibilidad, a su vez, de subdividir el ámbito en dos unidades de ejecución.

Proyectos de reparcelación y urbanización

Entre los principales objetivos de la Junta de Compensación está la equidistribución de los beneficios y las cargas que se derivan de la ordenación urbanística mediante el proyecto de reparcelación, que agrupa las fincas y parcelas originales de un ámbito para posteriormente adjudicar las parcelas resultantes según el planeamiento aprobado.

Sólo tras la aprobación del proyecto de reparcelación por parte del Ayuntamiento y la inscripción de las parcelas en los registros de la Propiedad, pasan a existir jurídicamente las parcelas resultantes. Es por tanto sólo a partir de ese momento cuando existe seguridad jurídica para comercializar dichas parcelas y proceder a la promoción, bien sea en venta directa, en cooperativa o en régimen de comunidad de propietarios.

En el ámbito de Las Tablas Oeste se podrían levantar las primeras viviendas a finales de 2020 o principios de 2021

De manera independiente a la reparcelación, otra función de las Juntas de Compensación es redactar los proyectos de urbanización de los distintos ámbitos, que definen la realidad física de la urbanización. Estos se realizarán de forma coordinada con los proyectos de infraestructuras comunes, como son los de Metro de Madrid y el Canal de Isabel II. Una vez aprobados los proyectos de urbanización por parte del Ayuntamiento, se podrá proceder al inicio de las obras de urbanización de cada uno de los ámbitos.

Arrancan las obras

Con carácter general, las obras de edificación no pueden comenzar hasta que finalicen las obras de urbanización, y tenga lugar su recepción por parte del Ayuntamiento. Sin embargo, hay varios supuestos que puedan adelantar la construcción de edificios, lo que, en este caso, va a permitir que en el ámbito de Las Tablas Oeste se empiecen a levantar las primeras viviendas a finales de 2020 o principios de 2021, por tratarse de un área ya urbanizada.

Esto será posible gracias a que desde la modificación de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid de 2018, también es posible la recepción parcial de la urbanización por parte del Ayuntamiento, en el caso de parcelas o grupos de parcelas que puedan considerarse funcionalmente autónomas. En dichas parcelas podrían emitirse licencias de obra y de primera ocupación, independientemente de la evolución del resto de obras de urbanización.

Con la recepción de las obras de urbanización, el 76,56% del suelo de Madrid Nuevo Norte pasará a ser de titularidad pública

Además, más adelante también podrá empezarse a construir vivienda y otro tipo de edificios como oficinas, en otras zonas que vayan más adelantadas, gracias a que el Ayuntamiento puede suscribir convenios de ejecución simultánea con una o varias Juntas de Compensación. Estos acuerdos permiten comenzar la construcción de edificios siempre y cuando el Ayuntamiento considere suficientemente avanzadas las obras de urbanización para garantizar unas condiciones adecuadas para ser habitadas, establezca una condiciones y compromisos de conservación de las obras ejecutadas y reciba los avales necesarios para garantizar la ejecución de las partes de la urbanización pendientes de finalizar.

Con la recepción de las obras de urbanización, el 76,56% del suelo de Madrid Nuevo Norte pasará a ser de titularidad pública, lo que incluye todas las calles, parques, infraestructuras, parcelas para equipamientos y de cesión obligatoria. Una vez recibida la urbanización, se pueden emitir licencias de primera ocupación para las viviendas finalizadas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

A Favor
En Contra

Pero si no había nada que ocultar, no? Entonces, porque?

Por ahí quedan algunos elementos sueltos que sin tardar pasaran muy malos ratos incluso entre rejas, ya veremos. El egoísmo, la soberbia , el egocentrismo, el ansía viva es lo que tiene y lo que mueve a muchos de los políticos y algunos directivos a cometer actos ya no solo jurídicamente punibles sino fuera de lugar en una mente sana.

Puntuación 0
#1
Usuario validado en elEconomista.es
S Paradox
A Favor
En Contra

La 'Operación Chamartín' es un misterio, o una merienda de negros, con perdón de los negros. Las torres que hay cerca, construidas sobre las instalaciones deportivas del real Madrid, Florentino se metió a presidente para hacerse con eso, parece que no tienen visitantes, o sea, una rentabilidad mínima. Se suelen organizar atascos a la salida de la Castellana, dirección carretera de Colmenar, A1 y al aeropuerto; con toda la edificación que proponen en esa operación (de expolio a los jesuitas, los terrenos eran suyos, los expropiaron para 'infraestructuras ferroviarias', si se usan para otra cosa, el derecho impone que se devuelva todo a su anterior dueño), la circulación de vehículos sería imposible.

La notaría que lleva la 'Operación Chamartín' es la de la hermana de

Mariano 'Bougrelao' Raxoy, defenestrado por Urkullu, o sea, por el BBVA, del gobierno. ¡Cherchez la femme! que decía Hércules Poirot.

No es que algo huela a podrido, es que cuando la merdre llega a la altura del ventilador, salpica

Puntuación 0
#2