Empleo

Una encuesta revela el "verdadero" problema que tienen los trabajadores para volver a la oficina

  • Flexjobs concluye que el desplazamiento es el factor que "desmotiva" a los empleados
Foto: Dreamstime.

La pandemia del coronavirus hizo que el mundo laboral experimente cambios en cuanto al formato. Presencial, híbrido, teletrabajo o trabajo remoto, son los modelos que por estos días se analizan y se debaten en las compañías. Con la experiencia ya situada, en algunos casos, los jefes no quedaron conformes con la productividad del modelo "flexible" y exigieron el retorno al formato presencial. Pese al esfuerzo de las empresas de ofrecer "beneficios" para la vuelta, los trabajadores reconocen en una encuesta que eso no resolverá su "verdadero" problema: el desplazamiento.

La llamada nueva normalidad trae consigo, entre otras cosas, el retorno a la oficina. En este contexto, algunos jefes más generosos ofrecen "beneficios" a sus empleados como comidas y masajes gratis para que el regreso sea más "motivador". Pero incluso eso, no es suficiente para superar la caminata de ida y vuelta.

Viaje: "pérdida de tiempo" y "gasto"

Una encuesta realizada por el sitio web de trabajos remotos Flexjobs, y recogida por Fortune, evidencia que el 84% de los empleados dice que no viajar al trabajo es el principal beneficio del trabajo remoto. Al respecto, los trabajadores no solo consideran que viajar al trabajo es una "pérdida de tiempo", sino que también se ha convertido en un "pozo de dinero" desde la pandemia.

El medio financiero explica que los empleados en viajes gastan en promedio más de 8.500 euros al año solo en ir al trabajo, según una encuesta realizada por Clever. "Eso es un aumento del 31% desde antes de la pandemia", explica el artículo. Del mismo modo, cabe considerar la situación actual en la cual los precios de la gasolina suben mes a mes y la inflación no da tregua.

Viajes más largos

En esta línea, Fortune expone que los tiempos de viaje prolongados podrían ser una tendencia más amplia y potencialmente irreversible a medida que más trabajadores se alejan de la oficina.

"El porcentaje de viajeros que viven a menos de 10 minutos de su oficina se redujo del 15% al 12%, mientras que los que viven a una hora o más de su lugar de trabajo aumentó del 8% al 10%. La brecha entre la vida laboral y la vida hogareña de las personas no solo se está ampliando metafóricamente, sino aparentemente, también literalmente", sentencia el medio.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments