Empleo

Yolanda Díaz niega que los sindicatos pidan 'indexar' el incremento salarial al IPC

  • La ministra emplaza a la CEOE a negocia subida salarial
  • El SMI subirá por encima del 60% del salario medio
  • La vicepresidenta recuerda que el BCE ha recomendado subir salarios
Yolanda Diaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, negó ayer que los sindicatos hayan solicitado indexar las subidas salariales a la inflación. "Una cosa es lo que se haya podido decir en público y otra distinta son los documentos que los agentes sociales pusieran encima de la mesa que negoció una subida salarial para el periodo 2022-2024 en la negociación del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)".

En este sentido, la ministra repitió media docena de veces que "emplaza a la CEOE para que vuelva a la mesa de diálogo que se rompió el pasado 5 de mayo", aunque matizó que emplazaba igualmente a los sindicatos a retomar el diálogo para un acuerdo salarial.

Tanto CCOO como UGT han ligado en todo momento la negociación salarial a la recuperación del poder adquisitivo que se pierda en el periodo 2022-2024 que debería abarcar el acuerdo salarial. La CEOE llego a proponer de palabra, y no por escrito, recuperar todo el poder adquisitivo perdido, pero a partir de 2025.

Pacto CCOO-UGT

En mayo, tras la ruptura de la negociación del V Acuerdo para el Empleo, UGT y CCOO firmaron un documento conjunto, inédito en la negociación colectiva, para fijar una estrategia común a seguir en las mesas de los miles de convenios colectivos abiertos actualmente. Entonces recomendaron a sus negociadores subidas del 3,5% para 2022, del 2,5% para el 2023 y un 2% para el último año.

No obstante, conscientes de los altos niveles de inflación previstos entonces por el Banco de España (7,5% de media para este año y el 2% y 3% para los siguientes), los sindicatos acordaron "como garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios, se incluirán cláusulas de revisión salarial que garanticen el mantenimiento del poder adquisitivo para el caso de que la inflación interanual supere los dígitos de los incrementos pactados".

Y especificaron que con el fin de dar cumplimiento a estos objetivos, "ambas organizaciones se comprometen a firmar convenios colectivos que recojan, o bien incrementos salariales que garanticen el poder de compra en base a las previsiones conocidas [de IPC] o cláusula de revisión salarial con el mismo objetivo".

"Cuando la CEOE ha tenido razón se la he dado, y cuando la han tenido los sindicatos, también se la he dado", dijo Díaz, que remarcó: "Y ahora, los sindicatos tienen la razón porque están defendiendo el interés general y a 17 millones de asalariados que lo están pasando muy mal. Por eso, hay que subir los salarios", remarcó. "Es clave volver a la mesa, lo dice una ministra que defiende el diálogo social", puntualizó. La CEOE

Los salarios no son culpables

Yolanda Díaz insistió en que los salarios han subido en España un 2,5%, mientras que la inflación lo ha hecho al 10,4%. Por tanto, concluyó contra los defensores del efecto de segunda ronda que "los salarios no son los causantes de la inflación, sino las víctimas".

La vicepresidenta segunda esgrimió la petición del vicepresidente del BCE de subidas salariales para compensar la inflación. "El señor Guindos defiende subir los salarios y no lo hace por ideología, sino para evitar una morosidad en la economía", señaló. "como garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios, se incluirán cláusulas de revisión salarial que garanticen el mantenimiento del poder adquisitivo para el caso de que la inflación interanual supere los dígitos de los incrementos pactados".

Subida del SMI

Aunque la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no quiso dar cifras, ayer fue rotunda al decir que el Gobierno de forma unitaria "quiere subir el salario mínimo interprofesional, como quiere también de forma unitaria que empresarios y sindicatos lleguen a un acuerdo salarial". Actualmente está en 1.000 euros al mes por 14 pagas.

Pero interpelada sobre si cree que el SMI debería colocarse el próximo año por encima del 60% del salario medio, Díaz recordó que la Carta Social Europea recomienda que el SMI se situé "como mínimo en el 60% del salario medio".

Y recordó que los cálculos realizados por la Comisión de Expertos encargada de determinar "el salario medio español" utilizó para su informe presentado en verano de 2021 datos de 2018 que hoy están ya desfasados (entre 1.011 a 1.049 para el año 2023), especialmente por las tasas de inflación.

En este sentido, la ministra de Trabajo incidió en que sí es seguro que el SMI subirá el año próximo, en este entorno, en referencia a los altos niveles de inflación, cobra mayor sentido.

Hace unos días, la ministra puntualizó que en la reunión que mantendrá este viernes con la Comisión de Expertos del SMI plantará que se tengan en cuenta estos factores en la elaboración del nuevo informe que han de presentar en los próximos meses y que servirá para negociar con sindicatos y empresarios la fijación del SMI para el próximo año. Aunque la CEOE no ha firmado las últimas subidas del SMI.

Igualmente, la ministra ha recordado que el Estatuto de los Trabajadores especifica que en la fijación del SMI de cada año se han de tener en cuenta diversos factores, entre ellos la inflación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud