Economía

Empresarios y sindicatos han negociado recuperar el 1 de enero de 2025 todo el salario perdido por el IPC

  • La propuesta fue rechazada por los sindicatos
  • No se han producido contactos en Semana Santa
  • No hay reunión prevista, al menos esta semana
Los líderes de CEOE y Cepyme, en los extremos, y de CCOO y UGT.

La recuperación en los salarios de todo el poder adquisitivo perdido por la inflación se ha convertido en un obstáculo impracticable en la negociación del V Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC) al ser declarado tabú por CEOE y Cepyme y una exigencia irrenunciable por CCOO y UGT. Sin embargo, los negociadores discutieron la posibilidad de recobrar todo el IPC del periodo en enero de 2025, fuera ya del periodo del propio Acuerdo establecido para 2022-2024, según confirman a este diario fuentes conocedoras de la negociación.

"La actualización a 1 de enero de 2025 del diferencial entre el incremento salarial acumulado ¬-un 7% para el periodo- y el IPC acumulado durante el periodo de los tres años"

En un intento de conciliar las posiciones, se planteó en la mesa el pasado 15 de marzo en la sede del Sima (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) una subida del 3% para 2022 y un 2% para los siguientes 2023 y 2024; modular por sector o empresa estos incrementos teniendo como objetivo el mantenimiento y creación de empleo y "la actualización a 1 de enero de 2025 del diferencial entre el incremento salarial acumulado ¬-un 7% para el periodo- y el IPC acumulado durante el periodo de los tres años" de vigencia del Acuerdo.

Dos puntos esenciales

Además, y sin perjuicio de otros contenidos del AENC, se incluyó en la propuesta dos puntos esenciales. Primero, que los firmantes instarán al Gobierno a modificar la normativa de revisión de precios en los procesos de contratación derivados de la Ley 9/2017, de contratos del sector público para eliminar la imposibilidad de realizar una revisión de precios o al menos permitir la revisión de los mismos ante cambios normativos, acuerdos de negociación colectiva o circunstancias que no puedan preverse en el momento de la licitación que impliquen incrementos de costes laborales

Y, promover el desarrollo de las remisiones de la reforma laboral a la negociación colectiva con especial incidencia en el desarrollo de la contratación temporal y del contrato de trabajo fijo discontinuo.

No dejarlo para el último año

Sin embargo, las partes consultadas coinciden en que tal propuesta fue rechazada por parte de los sindicatos al considerar que no se puede diferir toda la recuperación para el último año, aunque fuentes cercanas a la patronal conocedoras de la negociación niegan su autoría. En opinión de CCOO y UGT, el retraso abriría la puerta a que el último año se pudiese alegar que es una subida abultada complicada de asumir.

No obstante, estas fuentes empresariales reconocen que la propuesta se analizó en la mesa, pero que se desechó por lo que en ningún caso se ha planteado en los órganos de dirección de la CEOE la posibilidad de recuperar todo el IPC de estos tres años. Los empresarios vienen defendiendo que se trata de una línea roja y así reiteraron en la última reunión antes de Semana Santa.

De hecho, el viernes 8 de abril los órganos de dirección de CEOE decidieron presentar a los sindicatos una nueva subida salarial del 8% para los tres años: un incremento del 3,5% para 2022, un 2,5% para 2023 y un 2% para 2024. E, igualmente, incluir la cláusula de modular por sector o empresa estos incrementos teniendo como objetivo el mantenimiento y creación de empleo. Pero los órganos directivos nada hablaron de recuperar el IPC, ni siquiera en enero de 2025.

Los sindicatos no han comentado esta propuesta de la CEOE. Al menos públicamente. Se limitan a matizar que la valorarán cuando se les haya presentado en la mesa, y no a través de los medios de comunicación.

Sin cambios en Semana Santa

Y de momento no se han producido cambios. Los negociadores consultados por este diario coinciden en que no ha habido contactos durante estos días de Semana Santa y que no hay una reunión prevista para esta semana, aunque nada dicen de contactos telefónicos.

Desde CCOO, no obstante, ya advierte fuera de micrófonos que la nueva propuesta, si se llegase a producir, no les satisface, pues no parece incluir recuperar todo el poder adquisitivo perdido por el IPC. Más abiertos se muestran desde UGT que matizan que valorarán la propuesta cuando llegue, Sin embargo, desde el sindicato que dirige Pepe Álvarez no descartan que podría darse algún tipo de avance en la recuperación de la inflación, puesto que ya se puso encima de la mesa el pasado 15 de marzo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin