Empleo

Las dimisiones de trabajadores indefinidos alcanzan su máximo histórico tras la reforma laboral

  • Las renuncias de temporales se mantienen estables respecto a las cifras prepandemia
  • Casi el 80% de los asalariados tiene un contrato indefinido
  • La inactividad de los fijos discontinuos ya es la primera causa de baja de afiliación de los indefinidos
Una trabajadora abandona su empleo

Uno de los argumentos más utilizados a la hora de negar que en España se esté produciendo un fenómeno similar a la Gran Renuncia de Estados Unidos está en las cifras de dimisiones que recogen las estadísticas de bajas de afiliación de la Seguridad Social, que en lo que va de año apenas equivalen al 0,2% del total del empleo. Sin embargo, estas cifras plantean varios interrogantes sobre el mercado de trabajo español tras la entrada en vigor de la reforma laboral.

Los registros de la Seguridad Social contabilizaron un total de 47.996 bajas por dimisión entre los afiliados medios al Régimen General en los primeros cinco meses del año, 10.951 de ellas solo en mayo.

Una cifra que queda lejos del máximo anotado en el mismo periodo de 2007, cuando llegó a las 64.000. Pero estas cifras incluyen tanto indefinidos como temporales, además de un pequeño porcentaje de asalariados que no entran en estas categorías (como sería el caso, por ejemplo, de los asesores o cargos políticos de confianza).

Pero si atendemos a los contratos fijos, las bajas voluntarias se elevan a 22.753, el máximo de la serie histórica. Una cifra que, además, supera por primera vez a las de los contratos temporales, que se situaron en 22.403.

Este comportamiento se puede explicar por el repunte de los trabajadores con contratos indefinidos. Según los datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, se han elevado en un 10% respecto al promedio de los seis años anteriores y rondan ya el 80% de lo asalariados.

Las dimisiones de trabajadores indefinidos suponen el 49,5% del total y las de temporales un 48,7% (más un 1,8% de otras categorías) La diferencia parece escasa, aunque hace un año la proporción era del 38% de los primeros frente al 58% de los segundos.

Sin embargo, la cifra absoluta de las dimisiones de los contratos temporales no ha disminuido con la misma intensidad que ha aumentado la de los indefinidos. De hecho, su número de renuncias es prácticamente el mismo que el registrado en mayo de 2019.

¿Qué reflejan las dimisiones?

Esta precisión es importante, porque a la hora de analizar las implicaciones de esta evolución no podemos fijarnos únicamente en los contratos fijos, aunque habitualmente, las renuncias se asocien solo a ellos.

A fin de cuentas, ¿qué mérito tiene abandonar un empleo temporal si se trata de empleos de muy corta duración que no permiten cotizar lo suficiente para cobrar una prestación por desempleo?

Precisamente por esto, varios analistas sospechan que el repunte de las dimisiones de indefinidos no solo se deba a que aumenten los indefinidos, sino a que muchos de ellos se encuentran en esta misma situación. Lo que señala directamente a los fijos discontinuos.

La situación laboral de esta figura ha sido un constante foco de polémica desde la aprobación de la reforma laboral. Al ser contratos ligados a la estacionalidad, pasan varios meses al año en inactividad, pero sin contar como parados registrados en las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Sin embargo, sí dejan de computar como afiliados en alta.

En este sentido, analistas consultados por elEconomista apuntan que muchos trabajadores con puestos supuestamente estables se encuentran con que trabajan por periodos muy cortos de actividad, que no generan suficiente derecho a paro, y por ellos optan por dimitir y buscar otro empleo como hacen los temporales.

Sin embargo, precisan que aún habrá que esperar a los datos de los próximos meses para verificar esta hipótesis, ya que hasta después del verano no se podrá comprobar el alcance máximo de la contratación de fijos discontinuos.

Los fijos discontinuos provocan ya 4 de cada 10 bajas entre los indefinidos

Pero un dato que avala esta idea es que, pese al repunte de las dimisiones, estas no constituyen la principal causa de baja de los trabajadores con un contrato indefinido. Ese lugar lo ocupa, precisamente el pase a la inactividad de los fijos discontinuos se ha convertido en la primera causa de baja.

Según los registros de la Seguridad Social, estos casos llegaron a suponer el 38% de las bajas de afiliación de trabajadores indefinidos en el mes de mayo, el mayor registro para ese mes de la serie histórica. En términos acumulados, ya suponen el 30%, diez puntos más que hace en los primeros meses de 2019.

La segunda causa de baja en mayo fueron las dimisiones, mientras los despidos (disciplinarios u objetivos) apenas sumaron un 7%.

Entre medias, se sitúan las bajas por causa no voluntarias (que incluyen una casuística variada, desde el cierre de negocio a los cambios de cuenta de cotización en la misma empresa), que suponen el 9,88% y las motivadas por no superar el periodo de prueba, que llegan al 9,68%.

comentarios11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Medio sueldo en gasofa
A Favor
En Contra

Para qué trabajar si te vas a gastar en gasolina para ir al trabajo medio sueldo?

Puntuación 35
#1
POLITICOS LADRONES
A Favor
En Contra

Lógico en impuestazos y gastos a un trabajador se le va sobre el 40% del sueldo y el resto para sobrevivir de mala manera, en caso de un autónomo o pequeña empresa esa cifra es peor sobre el 60 o 70% porque ademas tiene que pagar su CUOTAZA a los políticos por intentar trabajar en este pais, increíble pagar para poder trabajar.... hace unas décadas todo esto no se lo abría creído nadie.

En Alemania pais mucho mas RICO y con la fiscalidad entre otras cosas mas baja que España estas cifras son la mitad o menos, y aunque muchos no se hacen ricos pueden vivir decentemente.

Puntuación 33
#2
Nano54
A Favor
En Contra

Lo de "fijo discontinuo" queda muy chulo pero tienen mucha tela.

Puntuación 24
#3
Usuario validado en elEconomista.es
cj
A Favor
En Contra

El Mundo cambia, la mentalidad cambia y si los empresarios no ven ese cambio de mentalidad de los trabajadores pasa lo que está pasando, "la gran evasión estácomenzando en España".

Las nuevas generaciones de trabajadores no quieren hacer horas extras, sólo las horas pactadas en contrato y cobradas por convenio, el empresario que sea capaz de verlo se lleva el gato al agua, el nuevo trabajador quiere calidad de vida = tiempo libre ya que trabajar más horas por poco más no te hace rico... yo lo veo bien pero llego tarde...

Totalmente de acuerdo con #Nano 54, telita con el fijo discontinuo...

Puntuación 17
#4
jose Manuel
A Favor
En Contra

soy fijo discontinuo desde antes de la reforma y la verdad que ahora trabajo menos que antes, los eventuales cubren bajas, vacaciones y dias de convenio, de mientras los discontinuos en el paro

Puntuación 11
#5
A Favor
En Contra

Los comunistas están destrozando España adrede en aras de la construcción de la sociedad comunista en la que todos somos pobres, excepto los políticos comunistas que son ricos.

Puntuación 20
#6
juanillo
A Favor
En Contra

Nada nuevo bajo el sol de la piel de toro. Ya hace muchos años (Aznar apañando España, jeje) que la banca empezó a prejubilar a sus indefinidos VOLUNTARIAMENTE (de pico). Era , repito, voluntario pero al contactado por el liquidador que respondía "no me interesa" se le decía "tranquilo, no pasa nada"; a las pocas semanas volvía a ser contactado a ver si había cambiado de opinión; si seguía en sus trece a la tercera se le decía "tu sabrás lo que haces, luego no digas que no te lo he advertido". Los sindicatos en la pomada y en las mariscadas.

Puntuación 8
#7
Barnes
A Favor
En Contra

La generación del jijijaja, la que no quiere trabajar ni un minuto más de la cuenta, la que quiere empezar sin ser aprendiz, la que no renuncia a viajar continuamente, a tener un buen coche y una vivienda a la que le sobra la hipoteca.

Y se entiende, han crecido en la abundancia y la cultura del esfuerzo es cosa de generaciones pasadas. Se creen que tienen derecho a tenerlo todo porque siempre han sido lis reyes de la casa.

Puntuación 9
#8
Kilk
A Favor
En Contra

Dimiten hasta los secretarios de estado, que desastre de gobierno jajajaja, el último que apague al salir, que esta muy cara la luz

Puntuación 6
#9
Ramon
A Favor
En Contra

Es de cajón, si hay mucho trabajo basura indefinido, cada X tiempo me voy al paro a cobrar la paguita... Total, me da igual poner cafés aquí que alli.

Puntuación 4
#10
Yolanda, ministra del paro
A Favor
En Contra

Juró pir su melena rubia que los fijos discontinuos eran fijos y cobraban todos los meses. O acaso mentía? Entonces sabe más de animar a encubridoras de violadores que del mercado laboral , que tampoco extraña porque en el consejo de ministros todos son encubridores de delitos de todo tipo. Antes se accedía a un consejo de ministros acreditando un currículum. Ahora te piden antecedentes penales. Cuantas más páginas, mejor

Puntuación 1
#11