Empleo

Power Electronics oferta 300 empleos, principalmente para España y EEUU

  • El fabricante de equipos eléctricos ya ha incorporado 500 personas este año
Sede de Power Electronics en Lliria.
Valencia

El fabricante valenciano de equipos de electrónica de potencia Power Electronics ha abierto más de 300 nuevas vacantes de empleo para sus 25 delegaciones, principalmente para España y Estados Unidos, debido al crecimiento que está experimentando en los últimos meses por el tirón de las energías renovables.

Según explica la compañía, ha incorporado en lo que lleva de año a más de 500 personas y espera poder incorporar nuevos perfiles durante los próximos meses.

La división de energía solar se centra en la fabricación de inversores solares para grandes plantas fotovoltaicas, donde la multinacional ha conseguido ser el primer fabricante de inversores solares en Europa, Oceanía y América.

Su división de almacenamiento energético se basa en la fabricación de inversores de baterías a gran escala, y su división de movilidad eléctrica, con sólo unos pocos años de funcionamiento, ya ha conseguido posicionarse cómo referente en infraestructuras de carga para todo tipo de vehículos eléctricos, desde turismos hasta los camiones más pesados.

Tipo de Perfiles

La compañía busca perfiles cómo montadores eléctricos, mecánicos y operarios de logística y calidad para su área de producción. También busca ingenieros eléctricos, electrónicos, hardware, software para sus áreas de ingeniera, que engloba los departamentos de I+D, o SAT (Servicio Técnico), sobre todo en Estados Unidos, donde requiere un alto número de perfiles de servicio técnico.

Los productos de Power Electronics están presentes en cerca de 1500 plantas distribuidas en 35 países de todo el mundo. La compañía ha cerrado el 2021 con una cifra de 50GW de potencia AC instalada

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.