Elecciones Generales

La agenda económica de Sánchez (sin vacaciones): entregas a cuenta en unos días, Gobierno en diciembre y Presupuestos en marzo

  • Propone un acuerdo para suspender las vacaciones parlamentarias
  • Los planes de Sánchez pasan por tener un techo de gasto en enero
  • Según su hoja de ruta, los nuevos Presupuestos estarían para marzo
Pedro Sánchez. Foto: Efe

Pedro Sánchez tiene en la agenda de los próximos meses dos objetivos prioritarios: formar Gobierno y sacar adelante los Presupuestos en el primer trimestre de 2020. Para llevarla a cabo, confiado en que los números le darán la holgura suficiente como para pedir compromiso al resto de partidos tras el 10 de noviembre, el candidato del PSOE propondrá este fin de semana al resto de partidos políticos un plan para "vencer el bloqueo" político y poder tener el Ejecutivo en diciembre. Especial Elecciones Generales 10-N.

La propuesta constará de fechas, contenidos y políticas para la gobernabilidad tendentes a un Gobierno progresista de"cierta estabilidad" que pueda presentar un techo de gasto "a principios de enero" y sacar unos nuevos Presupuestos en marzo del próximo año, según ha indicado en una entrevista en Telecinco

Ante la premura de las fechas, el presidente en funciones ha planteado un acuerdo para suspender las vacaciones parlamentarias y habilitar por completo los meses de diciembre y enero en las Cortes (serán constituidas el día 3 de diciembre) para sacar adelante el Gobierno antes de que acabe el año. Cabe recordar que diciembre ya se considera mes hábil -las vacaciones de Navidad empiezan el día 22- y en enero sólo pueden habilitarse sesiones extraordinarias por Constitución.

En ese nuevo Ejecutivo, Sánchez querrá volver a contar con la ministra de Economía, Nadia Calviño, la de Hacienda, Maria Jesús Montero, el de Ciencia, Pedro Duque, la de Defensa, Margarita Robles, y el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, según ha especificado para aclarar después que "no puede nombrar a todos".

Entregas a cuenta en unos días

La hoja de ruta económica pasará primero por la financiación autonómica. Según Sánchez, "en los próximos días" el Gobierno en funciones podrá desbloquear las entregas a cuentas a las Comunidades Autónomas porque ya contará con todos los informes solicitados.

Tras semanas de enredo en las explicaciones de por qué no se actuaba en este sentido y con las Comunidades 'en pie de guerra' a la espera del ingreso pendiente, Sánchez ha justificado que "no tenía mucho sentido" que un Gobierno en funciones actualizase las entregas a cuenta cuando el nuevo Ejecutivo parecía inminente. Según ha explicado, cuando la repetición electoral era ya insalvable desde Hacienda se activó el mecanismo para encontrar la fórmula legal adecuada de resolver la falta de liquidez.

Según ha referido, las Comunidades Autónomas no pueden ser "víctimas" del bloqueo político, como tampoco los pensionistas, con quienes se ha comprometido a subir las pensiones conforme al IPC antes de que acabe el año y aunque siguiera en funciones de no salir adelante su plan.

Se arma ante un castigo en las urnas

Sánchez insiste en la necesidad de que las urnas refuercen la posición del PSOE. El mensaje se repite desde la confirmación de las nuevas elecciones pero adquiere mayor relevancia ahora que los sondeos son menos optimistas con los posibles resultados de los socialistas el 10-N. Ante la posible desmovilización del voto de la izquierda, el candidato ha armado su argumento para ese escenario recordando esta mañana que con sólo 84 diputados pudo gobernar y sacar adelante la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Cuando las urnas le revaliden como vencedor, incluso perdiendo algún escaño, Sánchez insistirá en la abstención del PP y de Ciudadanos -ha calificado de "ciencia ficción" la posibilidad de gobernar con Albert Rivera- como antídoto contra la dependencia del independentismo y como parche a la relación imposible que parece que se mantendrá con Iglesias pues ambos siguen enrocados en las mismas posiciones que hicieron fracasar la investidura de julio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.