Economía

La confianza de los empresarios alemanes mejora más de lo previsto tras medio año de caídas, según el IFO

  • Con todo, el sector manufacturero sigue siendo el más pesimista
  • Mejoran, en cambio, servicios, construcción y el sector comercial
Imagen: Archivo

Calma en el mercado tras la publicación del índice IFO de confianza empresarial en Alemania. El indicador, correspondiente a marzo, ha repuntado hasta los 99,6 puntos, frente a los 98,7 esperados y los 98,5 de febrero. El dato insufla un poco de tranquilidad en unas bolsas europeas que quedaron bastante tocadas el pasado viernes tras la publicación de los PMI que anticiparon que la actividad de la industria alemana se había hundido a mínimos de seis años, lo que terminó por arrastrar a toda la Eurozona.

La subida de marzo resulta significativa pues es la primera tras medio año de caídas consecutivas. Además mejora tanto la situación actual como las expectativas para los próximos seis meses.

"Las empresas están algo más satisfechas con su actual situación empresarial y son notablemente más optimistas respecto a los próximos seis meses. La economía alemana muestra resistencia", apunta el presidente del instituto Ifo, Clemens Fuest, en un comunicado.

Con todo, el sector manufacturero sigue siendo el más pesimista y la confianza empresarial bajó de nuevo en este terreno porque sus empresas valoran la situación actual algo peor. También las perspectivas del sector empeoraron y el componente de las expectativas cayó a su nivel más bajo desde noviembre de 2012, informa EFE. El motivo: una baja demanda que hace que las empresas manufactureras apenas esperen aumentos de la producción. De hecho, la cartera de pedidos de la industria alemana ha registrado caídas notables en los últimos meses -especialmente significativa fue la de diciembre- lo que avivó el miedo a una fatiga económica de la locomotora europea. 

El freno en la industria alemana, algo a lo que apuntaban los PMI, se atribuye en gran parte a la debilidad de la coyuntura mundial y a la incertidumbre relativa a las relaciones comerciales, que afecta a las exportaciones. Especialmente castigada se ha visto la industria automovilística germana. 

Mejora en el sector servicios

En cambio, en el sector de servicios la confianza empresarial sube notablemente, porque "las expectativas son claramente más optimistas". También en el sector comercial mejora la confianza empresarial y la valoración de la situación actual sube a máximos desde mayo de 2018. Los comercios minoristas aseguran tener "una situación actual muy buena".

Por su parte, en el sector de la construcción la confianza empresarial repunta después de haberse debilitado los meses pasados, y como resultado de una clara mejora de la situación empresarial actual, aunque se mantienen las expectativas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Incrédulo
A Favor
En Contra

Esperemos tendencias, no datos discretos.

Puntuación 0
#1