Economía

Última oportunidad para May: podrá presentar su acuerdo del Brexit otra vez antes de una prórroga larga

  • May podrá presentar su acuerdo una vez más antes del día 20
  • Si no se aprueba entonces, tendrá que pedir una prórroga larga

Por los pelos. Theresa May ha salvado su primera bola de partido por apenas dos votos y podrá presentar su plan para una prórroga del Brexit, tal y como anunció ayer. Así, la primera ministra tendrá una última oportunidad para aprobar su acuerdo antes de tener que solicitar una prórroga larga a la UE en la cumbre del día 21. Por una vez, los grandes derrotados fueron los pro-europeos, que vieron caer la petición de un segundo referéndum y un intento de imponerle los plazos a May, aunque por un margen minúsculo.

La intención de la primera ministra, como aparece en la propuesta presentada tras su derrota de ayer, es obligar a los diputados a elegir entre dos opciones: aprobar su acuerdo, que volvería a presentar la próxima semana, junto con una "extensión técnica" de unas semanas hasta que terminen de ratificar el tratado, o pedir una prórroga larga, de hasta dos años, que incluya presentarse a las elecciones europeas de mayo. Este plazo, en teoría, sería el mismo que el acuerdo actual incluye como "periodo de transición", en el que el país ya estaría obligado a seguir obedeciendo las leyes europeas.

La moción final fue aprobada por 412 votos a 202. En contra votaron 188 de sus diputados, incluidos 8 ministros, que se suman a otros cuatro que se abstuvieron en otra votación clave ayer en la que May pedía votar en contra. Entre los 112 que votaron a favor, su exministro del Brexit David Davis, un 'brexitero' de primera hora que parece haber cambiado de opinión. El Partido Conservador parece estar al borde de la ruptura.

Una victoria ajustadísima

Pero la tensión se había vivido unos minutos antes. La enmienda clave, presentada por una enorme coalición de diputados de casi todos los partidos, pretendía quitar al Gobierno el poder para fijar el orden del día de la Cámara de los Comunes a partir del próximo miércoles 20. En su lugar, esa coalición podría presentar "planes alternativos" sobre el Brexit para que los parlamentarios debatan una salida distinta. El portavoz escogido por May -que sigue afónica- para defender su moción, David Liddington, ya dejó caer que el Gobierno acabaría por tomar esta salida si su acuerdo es rechazado de nuevo. Esta promesa terminó por convencer a los diputados, que rechazaron la enmienda por 314 a 312 votos.

Una segunda enmienda, más breve, planteaba quitar a May la opción de volver a presentar su plan de salida. En concreto, apela al reglamento de la Cámara, que prohíbe debatir dos veces en la misma sesión el mismo proyecto. Si se aprobaba, May no podría siquiera apelar al chantaje de 'mi acuerdo o no habrá Brexit' que plantea contra los 'Brexiteros' duros que han hundido sus dos intentos anteriores. En ese caso, lo único que habría quedado es la extensión larga.

Pero el presidente de la Cámara, John Bercow, exdiputado 'tory' y reconocido anti-Brexit, pidió no votar esa enmienda al final. El propio presidente, al fin y al cabo, podría aplicar esa norma unilateralmente, como señala el reglamento, y vetar una tercera votación del plan de May si así lo considera apropiado. Bercow ya advirtió ayer de que "tomaría una decisión" si esto sucede.

Las otras dos enmiendas eran bastante más intrascendentes. El líder laborista Jeremy Corbyn propuso un aplazamiento del Brexit sin condiciones hasta que el Parlamento británico consiga un acuerdo mayoritario para presentarlo a Bruselas. Fue rechazado por 318 a 302 votos.

El presidente también dio paso también a la enmienda de la diputada independiente Sarah Wollaston para que se vote un segundo referéndum. Era la primera vez que se sometía a votación, y la enmienda fue rechazada por 334 a 85 votos, después de que el Partido Laborista y una serie de 'tories' que estarían dispuestos a apoyarlo anunciaran su abstención. Su argumento es que es "demasiado pronto", y antes, consideran, hay que probar "las demás opciones".

Fuera de las enmiendas aceptadas por Bercow ha quedado la prohibición directa de ese segundo referéndum promovida por los diputados 'Brexiteros'. La enmienda descartaría una segunda consulta "por ser cara y causar división", y su rechazo ha provocado las quejas de Jacob Rees-Mogg, líder del European Research Group (ERG), la facción más dura de los brexiteros.

¿Y si hay una extensión?

El Gobierno ha insistido en que una extensión larga sería "un problema", dado que participar en las elecciones europeas costaría "100 millones" de libras y sería un símbolo de derrota británica. Pero los defensores del proyecto alegan que, ante el fracaso de May de negociar un acuerdo que contente a alguien más que a ella y su Gobierno, es necesario más tiempo para encontrar un plan que refleje las aspiraciones de una mayoría del país "y no solo de un ala del Partido Conservador".

Incluso la web del think tank de los 'tories', ConservativeHome, incluía un artículo en el que se se afirmaba que una extensión, con elecciones incluídas, sería mejor que el plan de May. La clave está en que el acuerdo de salida incluye dos años de 'transición' en los que Reino Unido seguiría aplicando las leyes europeas, sin poder participar en sus instituciones. Con la prórroga, el país seguiría teniendo "voz y voto" en Bruselas hasta entonces.

El que no parece estar nada contento es Donald Trump. Mientras el Parlamento debatía el futuro del Brexit, el presidente estadounidense dijo estar "sorprendido" por "lo mal" que han ido las negociaciones, y criticó a May por "no haber hecho caso" a los consejos que le dio para negociarlo. Si a May le faltaban críticas de algún lado, ya está la última.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8

Usuario validado en elEconomista.es
jupiter2
A Favor
En Contra

Pero que cara mas dura tiene esta gente, espero que en la UE no seamos idiotas, puerta el dia 29 y se acabo.

Puntuación 27
#1
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Mejor una vez rojos que cien colorados.

Si ni siquiera son capaces de saber lo que quieren!!.

Es como negociar con un niño pequeño, carencia absoluta de racionalidad.

Puntuación 24
#2
Alucinante
A Favor
En Contra

jupiter2, personalmente no creo que "Bruselas" haga eso. Hay intereses MÚTUOS demasiado grandes, "Bruselas" se juega muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho y lo saben...

Puntuación 3
#3
desde Málaga
A Favor
En Contra

Pese a quien le pese, el U.K y EE.UU. mandan en el mundo...!

China, Putin y Trump son amiguetes... y ellos deciden cómo debe ir el mundo.

Los ingleses no entienden que los votos hayan hecho salir a U.K de Europa

Puntuación -4
#4
antonio
A Favor
En Contra

pero que pesados son los piratas estos mas de dos años dando labara con el mismo tema, largaros ya de una vez y dejarnos en paz

Puntuación 17
#5
X
A Favor
En Contra

Si es que 50 años no se pueden cambiar en 2. Estos ingleses se equivocaron y ahora no saben como salir del problema que ellos mismo crearon.

Puntuación 12
#6
RG
A Favor
En Contra

GB ha actuado siempre como si estuviera ya en el BREXIT ha hecho lo que le ha dado la gana. Ninguna sentencia que le concernía pronunciada por Estrasburgo la ha aplicado. Es un electrón libre en la UE: mejor que se quede fuera!.

No se puede aplicar un referéndum sobre una cuestión importante dejando la mitad de los ciudadanos en contra. Moraleja ...

Puntuación 6
#7
UNO MÁS (JOSÉ)
A Favor
En Contra

La cosecha se recolecta de lo que se planta (los guiris son demasiado egocéntricos): ya no me gusta ni Mr. Bean.

¡Vive la France, la Tour Eiffel y las francesas!...Ah, también viva la morena de Julio Romero de Torres (es que no me gustan mucho los toros: la otra insignia de España).

Aurevoir, nos vemos en Santa Pola (antes quedaba en McDonald's, como decía el anuncio, pero el flequillo espantapájaros Trump también incrementa mi tirria yanki).

Puntuación 2
#8