Economía

Hacienda prevé recaudar con la subida de Sociedades 4.000 millones más

El tipo efectivo mínimo de Sociedades que pagarán las grandes compañías del Ibex 35 será del 15%, tal y como avanzó este jueves en una entrevista la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. "Nos inclinamos por poner un tipo mínimo en las grandes empresas y que no se puedan aplicar deducciones posteriores, porque el tipo teórico no se adecua al real después de aplicar toda una arquitectura de deducciones", explicó, en línea con lo publicado el jueves por este periódico. Los cambios irán dirigidos a limitar la compensación de pérdidas, y siempre con el objetivo de elevar la recaudación del tributo en 4.000 millones anuales.

Fuentes del gabinete de Montero explicaron a elEconomista que la idea es introducir los cambios del tributo en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2019, aún en elaboración. Un hecho que puede complicarle la vida sobremanera al Gobierno, dada la dificultad que tendrá a la hora de articular un consenso suficiente entre fuerzas políticas tan dispares como Podemos, partidario de aumentar la presión fiscal; y el PNV o el PdeCat, más moderados en materia tributaria.

Lo que resulta inaceptable para Hacienda es que Sociedades deje en las arcas poco más de 23.000 millones frente a los 44.000 que llegó a recaudar poco antes del inicio de la crisis económica, y para ello el plan pasa por imponer un tipo mínimo "a partir del cual no se puedan aplicar deducciones añadidas , y contribuyan en la medida que sus beneficios así lo indiquen". Montero citó como posible barrera el 12%, para así elevar el tipo efectivo conjunto a aproximadamente el 15% pretendido por Moncloa.

Una pesada carga

Las deducciones que deberían dejar de aplicarse son muy importantes para las empresas y grupos empresariales que operan en el extranjero, fundamentalmente en lo que se refiere a las deducciones por doble imposición aplicables a las sociedades que han pagado impuestos en otro país o países por los mismos ingresos. Esta tributación se encuentra mediatizada por los acuerdos de doble tributación ratificados por España con otros países, incluyendo el acuerdo multilateral, que actualmente se está elaborando para tratar de sustituirlos.

En 2015, último ejercicio consolidado, esta deducción supuso unos menores ingresos para Hacienda de casi 1.800 millones de euros. La mayor de las deducciones del Impuesto sobre Sociedades se refiere a la compensación de bases imponibles, que supuso en 2015 un total de 20.203 millones de euros en manos de las empresas y fuera de las arcas públicas.

Según los planes de Hacienda, también les serían inaplicadas otras deducciones con menor peso sobre los ingresos del Estado, como los beneficios fiscales por actividades de investigación y desarrollo (I+D) y por innovación, que son de las más empleadas por las grandes empresas; las de inversiones de protección al medio ambiente, por creación de empleo para personas con minusvalías; producciones cinematográficas; y las de gastos por formación profesional. Todas ellas sumaron en 2015 en torno a 900 millones de euros y han venido actuando como incentivo para impulsar el desarrollo económico e internacionalizar la empresa española.

Otra deducción destacable es la de donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro, que recortó ingresos de Hacienda por 132 millones de euros. Y sin olvidar, los beneficio para las empresas residentes de Canarias, Ceuta y Melilla.

El anuncio de la ministra de Hacienda coincidió el jueves con el de su homólogo francés, Bruno Le Maire, que adelantó la voluntad de su Gobierno de conseguir que otros Estados de la Unión Europea se sumen a la propuesta francoalemana de armonizar la normativa del Impuesto sobre Sociedades para mediados de 2019. La conocida como Base Común Europea Consolidada (Biccis).

Los cambios tributarios que busca la ministra Montero

Sociedades: El PSOE llevaba agitando el debate de la subida de Sociedades desde que presentó, a finales de invierno, su documento de Presupuestos Alternativos. Allí ya habló del tipo mínimo del 15% y de los 4.000 millones extra de recaudación, para acercar lo máximo posible los ingresos de este impuesto a los 30.000 millones. La intención del Ejecutivo pasa por introducir los cambios del tributo en los próximos Presupuestos.

'Tasa Google': La tasa tecnológica conocida como 'Google' será llevada al Congreso de los Diputados en próximas fechas, según aseveró María Jesús Montero. El Gobierno socialista ha cogido la idea del anterior Ejecutivo, que ya manifestó su idea de implantarla este otoño para recaudar 600 millones y financiar así parte de la subida de las pensiones con el IPC. Pese a todo, fuentes fiscales advierten de que será difícil captar más de 300 millones en un año.

Impuesto a la banca: Con el objetivo de lograr una recaudación adicional de 1.500 millones anuales, Hacienda sopesa imponer un tributo a la banca "con carácter finalista, para pagar las pensiones". Está por ver de qué modo la ministra Montero articula la propuesta, que ha levantado una gran polvareda en el sector por el motivo esgrimido por los socialistas, que han azuzado el discurso del rescate al sector financiero pagado por dinero del contribuyente.

Equiparación gasolina y gasóleo: La equiparación de la fiscalidad que soportan gasolina y gasóleo pasará a ser similar. Actualmente, el Impuesto Especial de la gasolina es de 40,25 céntimos por litro, y el del gasóleo, de 30,7 céntimos, y la intención pasa por elevar el segundo para igualarlo al primero. Ello, para "adaptar nuestra fiscalidad al siglo XXI". El sector del transporte ya ha dicho que esa equiparación podría costarle 700 millones. El Ejecutivo, por su parte, quiere lograr 2.100 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud