Economía

Un euro débil y un petróleo más caro dan pie al BCE a acelerar el alza de tipos

  • La divisa europea deja espacio a Mario Draghi para maniobrar
Mario Draghi. Foto: Efe.

En lo que va de año hay dos astros que parece se han alineado para poner el camino más fácil al Banco Central Europeo (BCE) de cara a la primera subida de tipos de interés desde el año 2011 en la eurozona. El primero es el encarecimiento que está viviendo el precio del petróleo y el segundo las caídas que está experimentando el euro, especialmente pronunciadas durante los últimos meses, y recientemente potenciadas por los acontecimientos políticos que están teniendo lugar en Italia.

La subida de los precios del crudo lleva fraguándose años: el barril Brent europeo ha pasado de los 28 dólares en enero de 2016 hasta los casi 80 dólares actuales, en un periodo en el que la situación de sobreproducción global ha ido reduciéndose, y ya parece no ser tal. Si bien un petróleo más caro no es buena noticia para la salud económica de Europa, una región importadora del recurso básico, Mario Draghi, presidente del BCE, puede sentir cierta presión para subir los tipos de interés por el impacto en la inflación que tiene el recurso básico. No hay que olvidar que "un tercio del IPC es energía", señala Javier Santacruz, profesor del IEB, y que el objetivo del BCE para poder subir los tipos pasa por tener una tasa de inflación "inferior pero cercana al 2%". Las previsiones de la propia entidad apuntan al 1,4% para 2019 y al 1,7% para 2020, y el mercado ya descuenta, según los datos de Bloomberg, que el primer incremento en el precio del dinero se llevará a cabo en la reunión de junio del próximo año, antes de que Draghi deje la presidencia de la entidad a finales de 2019. En verano del año pasado, en el foro anual del BCE en Sintra, fue cuando el mercado empezó a descontar ya una subida en el precio del dinero antes de lo previsto, gracias al mensaje optimista que lanzó entonces el presidente.

No hay que olvidar que, si bien se ha apreciado cierta debilidad en el primer trimestre en algunos indicadores macro de la eurozona, la economía europea está dando señales de buena salud, con una estimación de crecimiento por parte del BCE del 2,4% para este año, del 1,9% para 2019, y del 1,7% para 2020. Santacruz señala cómo "si se está viendo un sobrecalentamiento de la economía e inflación más alta, son argumentos para subir los tipos; y se están viendo". Uno de los componentes que más preocupa durante los dos últimos años a los dos grandes bancos centrales del mundo, el BCE y la Reserva Federal (Fed), es el lento avance de los salarios, sobre el que han hecho referencia en muchas ocasiones. En ese aspecto, Draghi también tiene un aliado en los sindicatos alemanes: el más grande de la industria pesada del país ha cerrado este año un incremento de los salarios de más del 4% mientras los funcionarios siguen negociando mejoras salariales.

El euro da margen a Draghi

El segundo componente que ahora podría apoyar un acelerón o, al menos, una ratificación de que los tipos se subirán en 2019, más pronto que tarde, es la debilidad que está experimentando el euro. La divisa ha caído casi un 5% desde los máximos de abril frente al dólar, lastrada recientemente por las elecciones en Italia.

Ahora cotiza en los 1,176 dólares, mínimos del año, y hay firmas como MoraBanc que estiman que seguirá cayendo: "Creemos que la caída del eurodólar puede continuar; ahora mantenemos el rango objetivo de los 1,1-1,15 dólares", señalan en su último informe de mercado, el del mes de mayo.

¿Cómo afecta esto a la política monetaria de la entidad? Como anécdota, fuentes del mercado señalan que en Sintra, el verano pasado, mientras Vítor Constancio pronunciaba su discurso, Draghi revisaba el impacto en directo que éste estaba teniendo en el cruce de la divisa. Draghi muchas veces ha negado que use el tipo de cambio como una herramienta de política monetaria, pero sí reconoce su importancia: Europa es una economía exportadora, y un euro muy fuerte puede ahogar el crecimiento.

La divisa cotizaba a principios de año por encima de los 1,25 dólares, y muchos expertos temían que pudiese ir más arriba, visitando incluso los máximos de 2014, en los 1,40 dólares, en parte, por la posibilidad de que el BCE subiese los tipos de interés antes de lo previsto (una subida de tipos suele desembocar en el encarecimiento de la moneda). Ahora, con la moneda común en los 1,17 dólares, esto da espacio a Draghi para maniobrar y descartar al euro como un pretexto para no subir tipos.

El bono alemán recoge la subida de tipos

Una de las señales más claras de que la subida de tipos de interés en la eurozona por parte del Banco Central Europeo (BCE) está próxima, se puede apreciar en los títulos de deuda de Alemania. La mayor economía de la eurozona ha visto cómo sus bonos con vencimiento a 10 años, el Bund, disparaba su rentabilidad durante el mes de enero, después de la reunión del BCE de ese mes, en la que Mario Draghi reconoció estar "más confiado" por el buen ritmo de la economía de la eurozona que "hace dos meses", además de descartar que el incremento de los tipos en Estados Unidos fuese a tener un impacto negativo en Europa. El 'Bund' arrancó el año ofreciendo una rentabilidad del 0,427%, un nivel que se disparó en apenas un mes, hasta tocar el 0,76% el 2 de febrero, máximos del año. Es cierto que desde ese nivel su rentabilidad se ha moderado, pero la realidad es que esta semana se movía en el entorno del 0,65%, y su precio cae casi un 1,5% en lo que va de año.

comentariosforum12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

especuladora
A Favor
En Contra

Momento CDS deuda soberana reino de ejpaña

Puntuación -1
#1
SAM
A Favor
En Contra

BCE KAPUT

Puntuación 1
#2
miguel
A Favor
En Contra

Con los tipos de interés bajo cero están arruinando a los ciudadanos.Cuanto más suban los tipos de interés mejor.

Puntuación 25
#3
A Favor
En Contra

años que no los suben y tienen esa politica irresponsable, pero a ellos no les importa y siguen inflando la burbuja

Puntuación 15
#4
Ojala
A Favor
En Contra

Veremos si los suben

Puntuación 5
#5
A Favor
En Contra

Yo no lo veo, con el pardillo que preside..

Puntuación 2
#6
A Favor
En Contra

El euro no está bajo es que antes estaba artificialmente alto, lo de los tipos al 0 es un invento que nada tiene que ver con la economí­a

Puntuación 7
#7
Usuario validado en elEconomista.es
.OPEP-Petroleo.
A Favor
En Contra

Pero si los sube, lleva a la quiebra plena a españa..

Ya, ya se que a los paises del Sur poco importan en la UE.

Puntuación 3
#8
Mc Lure
A Favor
En Contra

Subida de intereses=oleada de desahucios=ladrillo para la banca=rescate con dinero píºblico=recortes y subidas de impuestos..

Es esto lo que necesitamos?

Puntuación -3
#9
el otro lado
A Favor
En Contra

Bueno...despues de unos años de regocijo y de repartir dinero entre amiguetes.....llega la hora de elegir....o tirarse por el precipicio....o meterse en el bosque en llamas....

Puntuación 3
#10
Efectivamente
A Favor
En Contra

Subida de tipos o estanflacion

Puntuación 4
#11
Estan aislado
A Favor
En Contra

Llevamos estanflaccionados ocho años, y Japón 25.

No subirán tipos, porque no hay necesidad de ello.

La amenaza se lanza periódicamente, para que la gente se hipoteque a tipo fijo, por si acaso...

Pero no hay opciones, ni siquiera por parte de Alemania. A quien le va a vender coches, motos y otras zarandajas?

Con que dinero se lo van a comprar, si la gente que lo tiene, lo mete a plazo fijo?

Porque a la gente de a pie, los tipos altos solo le afectan a la hipoteca, reduciendo su capacidad de consumo, como las subidas del petroleo, electricidad, contribucion, etc...

Los bancos van a morir, porque ya no hacen falta, aunque les inyecten dinero via alzas de tipos.

Como decian en los inmortales: "solo puede quedar uno!"

Puntuación 6
#12