Economía

"El euro no se va a ir más allá del 1,05 por el superávit comercial de la zona euro frente a EEUU"

  • "Hablar de tapering ahora mismo en la Eurozona es prematuro"
  • "El BCE podría cambiar las condiciones en las que compra bonos"

Tomamos un café con Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4. Sánchez Quiñones considera que el euro no se va a ir más allá de 1,05 "por el superávit comercial de la zona euro frente a EEUU". Además, cree que "los sustos de China van a ser recurrentes" y que la clave será "saber cuándo se producirán".

El dólar se ha fortalecido frente al euro durante las últimas semanas. El euro ha caído hasta los 1,10 dólares ¿Podemos ver a la divisa europea llegando a los 1,05 dólares?

Depende mucho de los movimientos de la Reserva Federal, pero tampoco hay que perder de vista el superávit de la zona euro, que es casi el equivalente al déficit por cuenta comercial de Estados Unidos, lo que limita la capacidad del euro para debilitarse con respecto al dólar. Puede que se vaya hasta los 1,05 dólares, pero que llegue a la paridad parece complicado. Creemos que lo previsible es que el dólar se fortalezca algo frente al euro, en camino a los 1,05, pero tampoco creemos que vaya a ir mucho más allá.

Hace solo unos días comenzó la temporada de resultados en EEUU con unas cifras decepcionantes en Alcoa, ¿podemos tener algún susto negativo?

Ha habido bastantes revisiones de las previsiones, ha habido 'profit warnings', por lo que los resultados finales pueden ser algo mejor de lo esperado, pero no deja de ser una previsión. Estas expectativas reducidas ya están en precio, por lo que si hay un resultado por encima el mercado se lo tomará bien. Ahora tenemos tres semanas de resultados, pero lo que sí que va a marcar el camino del mercado de aquí a fin de año son las elecciones en Estados Unidos.

En las últimas encuestas Donald Trump ha perdido fuelle frente a Hillary Clinton, ¿podemos dar por descontado que la llegada de Trump queda descartada?

Después del fracaso de las encuestas de las dos últimas citas electorales, el Brexit y las del referéndum en Colombia, creo que hay que tener prudencia. Pero está claro que el mercado hoy apuesta porque gana el partido demócrata. Lo que dicen todos los análisis es que, independientemente de las medidas que se adopten, (si gana Trump) en un primer momento sí puede haber una situación parecida a la del Brexit, otra cosa es que luego las medidas no sean tan negativas como las que se esperan ahora.

En España ¿qué podemos esperar de la temporada de resultados, especialmente en la banca?

La banca está realmente deprimida. Probablemente los resultados sean mejor de lo esperado por el mercado, pero no hay que mirar tanto la cifra final cómo el modo en el que se ha llegado a la misma. Debe mejorar por la parte de arriba de la cuenta de resultados, ya que si lo hace por la parte de debajo no es bueno para el negocio. A nivel general en España vemos el crecimiento de la economía española, pero cómo evolucionen las ganancias dependerá de cada empresa, ya que hay que recordar que el 70% de las ventas del Ibex proceden del extranjero. En el caso de las domésticas sí creemos que el crecimiento del país se reflejará en sus cuentas.

El BCE se reúne la semana que viene de nuevo y ahora ya no se habla solo de ampliar estímulos, también empieza a estar en mercado el debate sobre cómo llegará la retirada de estímulos ¿qué podemos esperar?

Hablar de tapering parece prematuro, pero lo que sí que es cierto es que el cambio que introdujo el Banco de Japón cambia la pauta, ya que manifestó que es consciente de los efectos negativos de los tipos de interés en negativo a largo plazo sobre los planes de pensiones, las aseguradoras y el sistema financieras. Además, cambió de una cantidad de compras fijas al mes a intentar controlar la curva de tipos? no es previsible que esto lo haga el BCE, pero sí que de algún modo cambie las condiciones en las que está comprando bonos: se ha puesto unas reglas y si las cumple de aquí a febrero se queda sin deuda para comprar.

Hay dos opciones que son las más plausibles: primero que pueda comprar bonos con tipos por debajo del -0,4% pero sin bajar la facilidad marginal del depósito, porque no es factible penalizar más a los bancos por el dinero que depositan. Hay otra medida que es previsible que pueda tomar, que es cambiar el horizonte de deuda que puede adquirir (solo puede comprar deuda con vencimiento de entre 2 y 30 años) a un rango de entre 6 meses y 50 años.

Nuevamente China ha vuelto a dar un susto con su dato de exportaciones y la debilidad del yuan ¿pueden volver los sustos que ya vivimos en agosto y enero?

El problema chino sigue ahí y desde luego que los sustos de China van a ser recurrentes. El problema es saber cuándo llegarán. El Yuan ya está más débil que cuando tuvimos el susto en agosto del año pasado con las devaluaciones y creo que tiene mucho que ver con que haya entrado en los derechos especiales de giro: es curioso que el banco central del país haya esperado a dejar que caiga a que haya entrado en los derechos especiales de giro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud