Economía

La crisis del mar Rojo incrementa el retraso de las rutas marítimas globales

  • La tasa de llegada y salida a tiempo de los barcos cayó un 45% a finales de mayo 
  • La espera de los barcos en Singapur subió a una media de 1,82 días
Carguero con contenedores.

Los principales puertos del mundo están empezando a notar los efectos de la tensión (y la sequía) en el mar Rojo. Según un informe de la Bolsa de Transportes de Shanghai, la tasa de puntualidad -que indica la llegada y salida puntual de los buques portacontenedores- cayó al 44,47% en la última semana de mayo, es decir, un 4% menos que la semana anterior.

Con perspectiva anual, en mayo de 2023 dicha tasa superó el 60% en las principales terminales de mercancías del globo.

Hay que recordar que por el Canal de Suez circulaban todos los buques de mercancías procedentes de China, principal exportador del mundo, y ahora deben bordear el Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, lo que supone añadir cinco días más a una ruta que suele durar, de media, unas dos semanas.

Además de la crisis del mar Rojo, que limita la capacidad, hay que añadir que el incremento de las exportaciones chinas está aumentando la congestión de los muelles, siendo las terminales del Sudeste Asiático y de Singapur las más afectadas por este fenómeno.

Los datos de la plataforma Linerlytica, que se encarga de proporcionar inteligencia de mercado basada en datos de transportes de contenedores, a día dos de junio había 53 barcos fondeados en el puerto de Singapur y 49 amarrados a puerto, eso se traduce en un total de 367.969 contenedores en navíos fondeados en espera, frente a los 331.232 que están aguardando a ser descargados en puerto.

En el caso del puerto de Shanghai, todo de los más importantes de la región, el segundo día de junio se registraron 54 barcos fondeados en cola con 321.255 contenedores, frente a los 71 que estaban amarrados a tierra esperando a que descarguen unos 370.000 contenedores.

En Europa, el puerto de Rotterdam, que transporta una media de 430 millones de toneladas al año y es el principal puerto de entrada de mercancías de Europa, estaba menos congestionado estos días, pero sí que está notando los efectos de la inseguridad del mar Rojo.

Según los datos publicados por la autoridad portuaria de la terminal neerlandesa, el rendimiento total cayó un 1,4% en el primer trimestre de 2024 en comparación con los tres primeros meses del año anterior.

Entre enero y marzo de este año, la terminal gestionó 110,1 millones de toneladas, en comparación con los 111,7 millones que manejó en los tres primeros meses de 2023.

Aunque la espera en el puerto de Singapur ha disminuido ligeramente de 450.000 contenedores de 20 pies (TEU por sus siglas en inglés) a 370.000, la tensión se ha trasladado a otras terminales como Port Klang y Tanjung Pelepas en Malasia, aseguran en un informe de Linerlytica.

Pero, a pesar de que los contenedores fondeados se están aligerando, los tiempos de espera están subiendo en prácticamente las principales terminales de China.

Según los datos de la Bolsa de Transportes de Shanghai, entre el 27 de mayo y el 2 de junio, los barcos esperaron una media de 1,82 días en Singapur, 1,78 días en Tanjung Pelepas, 2,25 días en Port Klang, 2,35 días en Shanghai y 2,53 días en Qingdao,

El gigante del transporte marítimo Maersk aseguró a principios de mayo que finalmente dejará de operar por el mar Rojo sus rutas y pasará a bordear el Cabo de Buena Esperanza "en un futuro previsible". Así, aguardan una pérdida total de capacidad de entre un 15% y un 20% entre sus rutas de Asia-Europa en el segundo trimestre del año.

Según CEVA Logistics, la temporada de envío normal desde China sea entre junio y agosto, pero se ha adelantado a mediados de abril de este año ya que los compradores han empezado a realizar reservas debido a las tensiones económicas que hay entre Estados Unidos y China, lo que ha impulsado esta sobrecarga de envíos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud