Economía

El PSOE propone una reforma urgente del Impuesto de Sociedades para paliar la sentencia contra Montoro

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Comercio y Empresa, Nadia Calviño. ee
Madridicon-related

El PSOE ha registrado una enmienda al decreto anticrisis con el propósito de llevar a cabo una reforma urgente en el Impuesto de Sociedades. Esta acción busca contrarrestar la pérdida de ingresos que podría derivarse de la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, que declaró parcialmente nula la reforma de dicho tributo implementada por el exministro de Hacienda con Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro.

La inconstitucionalidad de la reforma se fundamenta en la introducción de medidas a través de un decreto ley, considerado por el Tribunal como un instrumento legislativo inadecuado para abordar cambios sustanciales en el sistema tributario. Ante este escenario, el PSOE busca aprovechar la tramitación del decreto anticrisis como una oportunidad para introducir una enmienda que revierta los efectos de la sentencia y aborde la pérdida recaudatoria que podría generarse.

"Resulta esencial paliar la pérdida recaudatoria derivada de la expulsión del ordenamiento jurídico de las referidas normas", justifican los socialistas en su propuesta de modificación.

La enmienda propone la incorporación de una disposición adicional a la Ley del Impuesto de Sociedades con el objetivo de restablecer el límite a la compensación de bases imponibles negativas para aquellas empresas cuya facturación supere los 20 millones de euros. Además, se contempla un nuevo límite en la aplicación de deducciones por doble imposición internacional o interna, con la finalidad de evitar que los créditos fiscales de las grandes empresas anulen la cuota diferencial a ingresar en períodos impositivos con base imponible positiva.

En el marco de la propuesta, el PSOE sugiere prorrogar hasta el año 2024 la medida que impide a los grupos empresariales incluir en su declaración el 50% de las bases imponibles individuales negativas de las entidades pertenecientes al grupo fiscal. Como contrapartida, se plantea que estas bases no incluidas en 2024 se integren gradualmente en la base imponible del grupo fiscal en los años posteriores, a partir de enero de 2025.

Por último, la enmienda busca reinstaurar la obligación de integrar en la base del impuesto los deterioros de valor de las participaciones fiscalmente deducibles. Este aspecto afectaría a los deterioros de valor de participaciones que fueron fiscalmente deducibles en períodos impositivos iniciados antes del 1 de enero de 2013 y que se encuentren pendientes de revertir. La propuesta establece que este proceso debería llevarse a cabo en el primer período impositivo que comience después del 1 de enero de 2024.

Con esta enmienda, el PSOE busca no solo corregir las deficiencias señaladas por el Tribunal Constitucional, sino también establecer medidas que contribuyan a mantener la estabilidad fiscal y a mitigar los impactos negativos en la recaudación derivados de la nulidad parcial de la reforma del Impuesto de Sociedades.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud