Economía

El apagón informático de los 'NextGen' ralentiza la ejecución de los fondos

  • Las autonomías se ven obligadas a enviar sus informes hechos a mano y mandarlos en Excel  
  • De los 80.000 millones de euros asignados, se han concedido solo 32.925 millones (un 41%)
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
Madridicon-related

La ejecución de los fondos Next Generation EU va con retraso y el apagón informático dificulta aún más su gestión. El sistema de control de las ayudas conocido con el nombre de Coffee, falla y da errores de manera permanente desde que fuera creado hace ahora dos años.

A día de hoy, fuentes relacionadas con la gestión de los fondos siguen afirmando que persisten "problemas" con la plataforma Coffee. De hecho, las comunidades autónomas tienen que enviar su información de ejecución a los distintos ministerios o departamentos sectoriales y se están encontrando con problemas en la plataforma lo que los lleva a enviar la información en un Excel que, a posteriori, deberá introducirse a mano. Por esto mismo, en Europa realmente no saben cuál es la ejecución. De hecho, fuentes que gestionan este sistema denuncian el hartazgo de que la plataforma falle e instan a simplificar los procedimientos y centralizar la información, para agilizar los procesos, permitiendo una asignación más efectiva de los fondos y evitando las consecuencias negativas asociadas con la burocracia excesiva y la duplicación de esfuerzos.

El sistema exigido por Bruselas para garantizar la eficacia del proceso de adjudicación de las ayudas, Minerva, también ha estado en entredicho. El problema radica en que es preciso registrarse en este sistema para obtener un código de autorización que permita subir los proyectos y analizar posibles conflictos de intereses y después cargar los proyectos en Coffee. Pero la realidad es que sigue habiendo fallos para hacer ese primer ingreso, obstaculizando el correcto funcionamiento de Coffee.

Cabe destacar que Minerva está diseñado para conectarse con la Agencia Tributaria y cruzar datos fiscales, lo que le permite identificar posibles situaciones de conflicto de intereses, como contratos repetidos con la misma persona o la presencia de familiares en consejos de administración de empresas solicitantes de subvenciones.

Estas plataformas fueron creadas con el propósito de centralizar toda la información sobre la ejecución de fondos y analizar el cumplimiento de hitos y objetivos. Su operatividad desde el comienzo ha sido cuestionada hasta por instituciones como la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), que denunciaban hace unos meses que el uso de las aplicaciones informáticas "no están plenamente implementadas", supone una "sobrecarga" en la gestión y justificación de las ayudas que está excediendo la capacidad de las universidades. Para los responsables de Investigación y Transferencia universitarios "esta situación de incertidumbre provoca que la percepción del riesgo de pérdida de los fondos paralice los proyectos financiados".

La consencuencia de este apagón informático es que se está ralentizando la ejecución, puesto que, de los 80.000 millones de euros asignados, se han convocado 56.344 millones (un 70%) y desembolsados 32.925 millones (un 41%), a cierre de enero de 2024, según datos de EsadeEcPol.

Además, pese a los toques de atención que ya ha recibido el Ejecutivo de Sánchez, como el del Tribunal de Cuentas Europeo en octubre de 2022, denunciando que el sistema no estaba completamente funcional, poco avance de mejora ha habido. El Gobierno solo destinó una partida de 70 millones de euros para contratar trabajadores de apoyo y así ayudar con su utilización a las comunidades autónomas, ayuntamientos y diputaciones, y aun así el dinero no fluye.

Funcionarios sin cualificación

Además, la falta de funcionarios cualificados en la Administración local puede ser un problema añadido. La experiencia gestora y la capacitación adecuada son fundamentales para garantizar que estos programas se ejecuten de manera eficiente y efectiva. Sin funcionarios preparados, existe el riesgo de que las inversiones no se utilicen de manera óptima y que los objetivos de los planes de recuperación no se cumplan completamente.

Los problemas técnicos han ocasionado retrasos importantes en la gestión de los expedientes necesarios para ejecutar los fondos, lo que implica un obstáculo para el despliegue efectivo de las medidas previstas en el plan. Esto afectará negativamente a la capacidad del país para abordar los desafíos económicos y sociales que se pretenden enfrentar con estos fondos.

Opacidad en los informes

No existe un lugar centralizado de información que, por parte de la propia Administración, recopile y muestre todas las convocatorias y ejecuciones asociadas a los Next Generation EU, corroboran desde EsadeEcPol en su último informe "Evolución de los Fondos NextGen EU en España". De los 12 Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) no hay información detallada. De hecho, el gobierno utiliza una jerga que provoca confusión. Hablan de fondos autorizados cuando lo que deberían hablar es de fondos ejecutados, es decir, de dinero que ha llegado a la economía real.

Por eso mismo, tanto la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) coinciden en señalar la falta de transparencia en relación con los fondos, una preocupación compartida también en Bruselas. Según el análisis realizado por la fundación titulado "¿A qué empresas y sectores están llegando los fondos NGEU?", se destaca que aunque el Gobierno proporciona información periódica sobre el progreso de los fondos a través de informes de ejecución en la página web del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), estos informes no contienen datos cruciales como el grado de ejecución de los fondos (es decir, el porcentaje de los fondos concedidos en relación con los convocados), el destino de los fondos según sectores económicos, y el tipo de empresas que se están beneficiando. Raymond Torres, director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas, destaca que la "ejecución de los PERTE es desigual". Algunos, como en el caso del vehículo eléctrico y las energías renovables, han encontrado una velocidad de crucero en su ejecución. Otros, sin embargo, parecen estar más rezagados, particularmente en el caso de los chips, donde "España dispone de poco tejido industrial, ralentizando el despliegue de las inversiones".

Por su parte, la AIReF cree que la ejecución de los fondos no es tan cuestionable como su destino. Su percepción es que la ejecución no va tan mal, pero hay dudas sobre el impacto transformador que pueda tener el Plan de Recuperación debido a la selección de proyectos a financiar.

No obstante, Bruselas evalúa de manera positiva la gestión de las ayuda, pero cree que hay aspectos claramente mejorables para que éstas sean más eficaces. Una de esas barreras es la administrativa. Y España no sale bien parada. Somos uno de los principales perceptores de ayudas junto con Italia, pero nadie sabe realmente cómo se está ejecutando el dinero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud