Economía

Sánchez traspasa los Cercanías al País Vasco un día después del anuncio de elecciones

  • Los trenes de Renfe circularán todavía al menos hasta 2028
  • También se añade al acuerdo un cronograma de renovación de los trenes actuales por otros más nuevos.
El Lehendakari, Iñigo Urkullu. Foto: Archivo.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha acordado con el PNV traspasar los Cercanías al País Vasco un día después del anuncio de elecciones. Así se ha decidido en las ponencias técnicas de Gobierno central y vasco sobre transferencias a Euskadi celebradas este viernes en las que además se ha dado luz verde a que la administración autonómica se encargue también de la homologación de títulos extranjeros. Estos acuerdos tendrán que ratificarse después en la Comisión Mixta de Transferencias.

En una comparecencia de urgencia en Vitoria, la consejera vasca de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi, ha señalado que ha sido un proceso "intenso" en el que en las últimas horas se ha trabajado "arduamente" para lograr un acuerdo que posibilite ofrecer estos servicios a la ciudadanía vasca "en las mejores condiciones". "Todas las transferencias son importantes para el Gobierno Vasco, en la medida en que todas contribuyen de una u otra manera a un mayor bienestar y a un mayor desarrollo de Euskadi, con el autogobierno como tractor", ha dicho.

Respecto al acuerdo sobre trenes de Cercanías, ha apuntado que "si bien había voces que lo venían dando por hecho desde hace tiempo, es necesario destacar el tesón" que el Gobierno vasco ha tenido que aplicar para que esta materia vaya a Euskadi "en condiciones satisfactorias y con la posibilidad de mejorar los estándares".

"Es necesario un plan de inversiones para poder modernizar la maquinaria y las infraestructuras y, gracias a nuestra insistencia, lo tenemos. Era necesario que se contemplaran algunas infraestructuras y gracias también a esta paciencia y tesón también lo tenemos", ha manifestado, para añadir que querían abrir la posibilidad de la existencia de Cercanías en el territorio histórico de Álava y lo han conseguido.

"El traspaso debía de ajustarse con rigor al sistema y metodología del concierto económico. Con mucha paciencia y disciplina, lo hemos hecho", ha celebrado, para destacar que el Gobierno vasco en todo momento "antepone los intereses de la ciudadanía vasca a la oportunidad política". "Habríamos podido cerrar este acuerdo y sacarnos la foto hace mucho tiempo, pero el acuerdo estaría prácticamente vacío para ofrecer lo que nosotros pensamos un servicio de excelencia a nuestra ciudadanía y ese es nuestro último objetivo", ha indicado.

En este sentido, ha manifestado que "no se trata de un mero cambio de manos en la gestión de un servicio, sino el reconocimiento de nuestra capacidad para abordar el desarrollo y la cohesión territorial de este territorio, de nuestro país". "El acuerdo supone el traspaso de los servicios de los tramos de Cercanías de Bilbao, de Donosti y la posibilidad de declaración de nuevos servicios en Álava, que en la actualidad no cuenta con ningún servicio de cercanías, y en la línea Bilbao-Carranza. Asimismo, las líneas de acceso al Puerto de Bilbao serán traspasadas al término de la ejecución de la variante sur ferroviaria", ha explicado.

Con este traspaso, según ha señalado, Euskadi asumirá la gestión de los horarios, frecuencias, tarifas, inspección o sanciones, entre otras funciones. Otro de los puntos que contiene este acuerdo es un plan de inversiones en infraestructuras para la mejora de estas y que contemple la realización de un entorno de 100 actuaciones, por un valor de alrededor de 400 millones de euros.

También se añade al acuerdo un cronograma de renovación de los trenes actuales por otros más nuevos. La estimación del coste de este traspaso está prevista que sea en torno a los 92,7 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud