Economía

España eleva su superávit comercial alimentario un 14% en 2023 con récord de exportaciones

Secador de jamones

España registró un "máximo histórico" de exportaciones de alimentos y bebidas en 2023, que impulsaron una subida anual del 14,5% en el saldo positivo comercial agroalimentario, según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía. El informe de la balanza comercial de 2023 refleja que España obtuvo un superávit de 14.124,4 millones en el comercio de alimentación, bebidas y de tabaco, mientras que las exportaciones alcanzaron 67.209,6 millones de euros y repuntaron un 4,6 % anual. Las importaciones agroalimentarias también aumentaron (2,3%), hasta los 53.086 millones de euros.

El sector de alimentos, bebidas y de tabaco fue el segundo de más peso dentro de las exportaciones españolas (con un 17,6% del total) solo superado por el de bienes de equipo. Por destinos y productos, en la balanza comercial española destaca la importancia de los datos positivos gracias a las ventas de frutas, hortalizas y legumbres a Alemania; del lado negativo resalta la caída de exportaciones de aceite a Bélgica. Las frutas, hortalizas y legumbres son las de mayor importancia, dentro de la balanza agroalimentaria, con unas ventas exteriores por valor de 22.918,4 millones de euros y un incremento del 5,1%; las importaciones hortofrutícolas también aumentaron, con 8.218,3 millones, un 12,1% más que en 2022.

Las ventas exteriores de productos cárnicos ocupan el segundo lugar, con 12.192,6 millones y un repunte del 6,4% mientras que las importaciones alcanzaron 3.385,6 millones y subieron un 13,7%. En tercer lugar se sitúan las exportaciones de aceites y de grasas, con 6.847,6 millones, aunque descendieron un 2,9%, mientras que las importaciones se situaron en 5.253,8 millones y cayeron un 11,8%.

Los pescados, mariscos y conservas forman el cuarto grupo en valor de exportaciones, con 5.344 millones, y un leve descenso del 0,2%, pero España es deficitaria en el comercio pesquero, con unas importaciones por valor de 8.183,5 millones (7,9%). Esto significa que el déficit comercial pesquero se redujo hasta los 2.839,5 millones (19,5% frente a 2022) e ilustra la caída del consumo nacional de esos alimentos.

Las exportaciones de bebidas alcanzaron 5.062,5 millones, con un leve retroceso del 0,3%, mientras que las importaciones crecieron un 9,8% y alcanzaron 2.345 millones. Dentro de la balanza comercial destaca el incremento porcentual de las exportaciones de tabaco (31,3 %) hasta 414,1 millones, aunque España tiene un saldo negativo en comercio tabaquero de 1.498 millones.

También subieron las exportaciones españolas de azúcar, café y cacao un 10,4%, hasta los 2.771 millones, pero se incrementaron las importaciones hasta 4.775 millones (14%), con un saldo negativo de 2.004,3 millones. Las exportaciones de lácteos y huevos alcanzaron los 2.409 millones y subieron un 8,5%, pero las importaciones también repuntaron un 10,5%, hasta los 3.266,5 millones; España tiene un déficit comercial de 857 millones de estos productos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud