Economía

Reino Unido ya está en recesión técnica tras caer el PIB un 0,3% en el último trimestre de 2023

  • La caída es peor de lo esperado y sigue al -0,1% del tercer trimestre
  • A diferencia de EEUU y la eurozona, Reino Unido no evita la recesión
  • Los economistas hablan de estancamiento y ven signos a mejor
Vista de Westminster desde un autobús de Londres un día de lluvia. Foto: Alamy

La escapada terminó después de muchos trimestres evitándolo por poco. Reino Unido ya está en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de contracción de la economía) tras el retroceso del 0,3% del Producto Interior Bruto (PIB) en el cuarto trimestre de 2023, según la estimación preliminar publicada este jueves por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS). El dato es considerablemente peor que la contracción del 0,1% que preveían los expertos y empeora el -0,1% registrado ya en el tercer trimestre. Esto significa que, a diferencia de EEUU y la zona euro, el Reino Unido no consiguió eludir una recesión en 2023. En el conjunto del daño, el PIB solo creció un 0,1%, el peor dato anual -excluyendo el shock del covid- desde 2009.

El desglose mostró que el gasto de los consumidores cayó un 0,1% intertrimestral en el cuarto trimestre, tras una contracción del 0,9% intertrimestral en el tercer trimestre (revisado a la baja desde el -0,5% intertrimestral). La única mejora real se produjo en la inversión empresarial, que subió un 1,5% intertrimestral. Sin embargo, tras la contracción del 2,8% intertrimestral del segundo trimestre, dudamos que se mantenga.

Al menos, la caída del 0,1% intermensual del PIB real en diciembre fue algo menor de lo esperado (el consenso de analistas esperaba un -0,2%). Tanto la producción industrial (0,6% intermensual) como la manufacturera (0,8% intermensual) registraron aumentos mensuales en diciembre. Y parte del descenso del PIB en diciembre se debió probablemente a factores temporales y puede que no perdure. El tiempo inusualmente húmedo puede haber influido en el descenso del 0,5% intermensual de la producción de la construcción. Y las huelgas de médicos en formación contribuyeron a la caída del 0,9% intermensual de la producción sanitaria. En el sector servicios, la producción disminuyó un 0,1% intermensual.

"Se trata claramente de un golpe para el primer ministro, el conservador Rishi Sunak, que se ha comprometido a hacer crecer la economía en 2023 (no está claro si se refiere al crecimiento en 2023 en su conjunto (0,1% interanual) o en el propio cuarto trimestre). Pero la publicación de hoy tiene más importancia política que económica", señala Ruth Gregory, analista de Capital Economics, quien se muestra convencida de que "esta recesión es de lo más leve y los indicadores oportunos sugieren que ya está llegando a su fin". Aunque se cumple la definición canónica de recesión técnica, la pequeña magnitud de la caída hace que los economistas prefieran hablar de estancamiento. Con todo, es un importante viento en contra para un gobierno tory carcomido en las encuestas tras el Brexit y el débil desempeño económico con un horizonte de elecciones antes de enero de 2025 y que todos los expertos fijan en la segunda mitad de este año. La oposición laborista puede usar estos datos contra Sunak.

El economista británico de ING, James Smith, sugiere que los datos no son tan malos como parecen y que el acusado descenso del 0,3% intertrimestral del cuarto trimestre del año pasado se debe en gran medida a las revisiones de octubre y noviembre, mientras que diciembre sorprendió al alza. Con la reciente subida del PMI de servicios del Reino Unido, el PIB del primer trimestre de este año debería ser mejor, vaticina. El experto ve comprensible que este viernes se preste mucha atención a los datos de ventas minoristas de enero, tras la fuerte caída del 3,2% intermensual de diciembre. "El indicador económico adelantado de la OCDE para el Reino Unido se ha fortalecido, apuntando a una mejora del impulso del crecimiento. Del mismo modo, el PMI compuesto se ha situado por encima de la línea de 50 desde noviembre, señal de una actividad económica en expansión", apostillan los analistas de BCA Research.

En cuanto a la política monetaria, en Capital Economics abren la puerta a que empuje al Banco de Inglaterra (BoE) un poco más cerca de recortar los tipos de interés. Pero duda que el banco central se preocupe demasiado por lo que probablemente sea una recesión leve y breve. Aunque el dato servirá para aumentar la presión sobre el BoE para que reduzca unos tipos de interés en máximos de 16 años (en el 5,25%), su gobernador, Andrew Bailey, ha restado importancia a una posible recesión técnica esta semana, apuntando a señales de un "repunte" en las encuestas que cubren el inicio de 2024.

Se espera del BoE que proceda a una flexibilización monetaria más tardía que la Reserva Federal de EEUU y el Banco Central Europeo (BCE) dada la mayor persistencia que ha mostrado la inflación en la isla, con el Índice de Precios al Consumo (IPC) aún estancado en el 4% interanual en enero y los salarios no desacelerando tanto al final de año como se esperaba. "Recordemos que el Banco de Inglaterra no se centra en el crecimiento, sino en la inflación de los servicios y los salarios como guía para saber cuándo empezar a recortar los tipos", subraya Smith.

"En general, la publicación de hoy no cambia mucho las cosas. Seguimos pensando que la economía se contraerá un 0,1% intertrimestral en el primer trimestre, pero que se producirá una modesta recuperación en el segundo semestre de este año, a medida que baje la inflación, se reduzcan los impuestos y empiece a notarse el impulso de unos tipos de interés más bajos", añade Gregory.

Pese a todo, la estampa no es del todo alentadora. La economía del Reino Unido ha estado paralizada por la peor crisis del coste de la vida en generaciones y un rápido aumento de los tipos de interés que ha afectado a los prestatarios. Las huelgas en los sectores ferroviario y sanitario y la caída de las ventas minoristas que han contribuido a la caída del PIB en diciembre dan la mejor fotografía en tiempo real de la salud de la economía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud