Economía

España es el segundo país de la OCDE donde más sube el salario mínimo en los últimos cinco años

El salario mínimo en España es de 1080 euros

España se ha convertido en el segundo país de la OCDE donde más ha subido el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en los últimos cinco años. En términos reales, una vez descontada la inflación, el incremento entre 2018 y 2023 se eleva, en concreto, al 30,2%, lo que supone 2,5 veces más que el aumento medio entre las grandes economías del mundo.

Es una subida que sitúa a España tan solo por detrás de Lituania y muy por delante del resto. Según un informe realizado por Cepyme con datos del Eurostat, OCDE y el INE, la subida real del salario mínimo español durante durante los últimos cinco años duplicó la de Alemania, Portugal y Corea del Sur, más que triplicó la de Japón y Australia y multiplicó por seis o más los incrementos registrados en países como Canadá, Francia y Reino Unido. Una vez descontada la inflación, en Holanda ha habido una caída del 1,7% y en Israel del 6,1%. En Estados Unidos el descenso llega hasta el 16%, pero es debido a que el salario mínimo que fija el Gobierno federal lleva años sin actualizarse y los estados no establecen uno propio.

Caída de la productividad

El incremento del salario mínimo en España se produce, además, a pesar de que la productividad de este país fue la que registró una peor evolución en ese mismo periodo, entre los años 2018 y 2023, entre los 34 grandes economías analizadas en el informe. Y es que mientras que en el caso español la productividad (PIB por ocupado) registró una caída del 3,8%, en el resto de países registró un incremento medio del 4,6%. Irlanda, por ejemplo, un 25,1%, Polonia un 13,9%, Bulgaria un 11,7%, Dinamarca un 5,3%, Portugal un 4,6%, ha incrementado su productividad desde 2018 un 6,2%, Portugal un 4,6%, Corea del Sur un 3,7% y Australia y Reino Unido alrededor de un 0,5%.

Y aunque es cierto que en las dos grandes economías de la Unión Europea -Alemania y Francia- también se ha reducido, lo ha hecho en una proporción mucho menor que en el caso español. En Alemania, en concreto, ha bajado un 1,7% y en Francia se ha reducido tan solo un 0,5%.Sin descontar la inflación, el Salario Mínimo Interprofesional se ha incrementado desde 2018 un 46,8%, desde 735,9 euros hasta 1.080 en 2023, o lo que es lo mismo 344 euros. La subida supone dieciseis puntos porcentaules más respecto a la media entre las grandes economías del mundo, que han registrado un incremento durante ese mismo periodo del 30,5%.

Nueva subida en 2024

La intención de Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno, es quese eleve ahora un 5% adicional, hasta 1.135 euros, lo que equivaldría al 61% del salario promedio neto de jornada completa, lo que ha desatado todas las alertas entre los empresarios. En su informe, Cepyme resalta que "las pymes son las más afectadas por estos incrementos continados del SMI", advirtiendo de que una nueva subida lo situaría, en términos netos, en el 70% de la remuneración media de las pequeñas y medianas empresas. "La subida del salario mínimo en los últimos años se ha producido mientras los demás costes que afectan a las empresas (insumos, energía, servicios...) han aumentado de forma significativa", asegura la patronal.

En concreto, los costes totales que soportan las pymes han aumentado un 19,3% en los dos últimos años, mientras que las ventas sufren una desaceleración, lo que deteriora la situación de las empresas y reduce sus márgenes. Las últimas subidas del salario mínimo han tenido además un impacto directo en la conformación de los salarios en las empresas, observándose un desplazamiento ascedente en las tablas salariales de muchas compañías, especialmente en los tramos inferiores. Asimismo, los incrementos del SMI ha influcido también en la negociación colectiva, dejando obsoletos muchos convenios en vigor e interfiriendo en muchas de las 4.500 mesas de negociación que están conformadas en España.

"Las alzas deben ir siempre acompañadas de moderación y la marcha de la situación empresarial para no impactar en el empleo", resaltan en Cepyme. De hecho, según la patronal de la pequeña y mediana empresa, las continuas subidas del SMI en los últimos años, muy por encima de la inflación, han impedido la creación de 163.000 puestos de trabajo.

Reunión

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha convocado para hoy lunes a los agentes sociales para continuar negociando la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) de 2024, según han confirmado fuentes de la negociación. La vicepresidenta, Yolanda Díaz, ya había anunciado la semana pasada que "en cuanto regresemos del día de Reyes, convocaremos la mesa de diálogo social y el Gobierno de España, junto con los agentes sociales y seguiremos subiendo el salario mínimo para compensar las pérdidas de poder adquisitivo que están sufriendo los trabajadores". La vicepresidenta subraya que, "en contra de las teorías neoliberales que advertían de que subir el SMI era muy negativo" para el empleo, el número de ocupados se sitúa en niveles récord".

Díaz ha dejado claro así que "seguiremos subiendo el salario mínimo como una de las mejores medidas para luchar contra la desigualdad, contra la pobreza laboral y sobre todo, porque es una de las medias más feministas de nuestro país". Y es que, según dice, España tiene un diferencial negativo de 25 puntos con las medias salariales europeas. "Para tener sociedades prósperas necesitamos mejores salarios. No sólo en materia de salario mínimo, sino en materia de salarios, queda mucho por hacer", ha asegurado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud