Economía

Este será el próximo cambio de los subsidios por desempleo en 2024

Foto: EP.

Más de 700.000 personas cobran cada mes un subsidio por desempleo en España. Se trata de una ayuda a nivel asistencial que se destina a los trabajadores que no han cotizado lo suficiente para percibir el paro y que, además, cumplen con determinados requisitos.

Uno de los requisitos indispensables para cobrar un subsidio por desempleo es acreditar la cerencia de rentas, que viene regulada en el artículo 275 de la Ley General de la Seguridad Social (se puede consultar en este enlace del Boletín Oficial del Estado): que los ingresos no superen "el 75% del Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias".

En 2023, esta cifra es de 810 euros mensuales, la cantidad límite de ingresos mensuales que una persona puede tener para poder percibir un subsidio por desempleo. De superarla, no tendrá derecho a esa protección asistencial pese a haberse quedado sin desempleo. La razón, que el SMI es actualmente de 1.080 euros brutos mensuales en 14 pagas.

Cuánto puede subir el SMI en 2024

Por eso, el próximo cambio en los subsidios por desempleo podría afectar a este requisito, ya que tan solo una semana después de la formación del Gobierno de coalición se ha puesto en marcha la maquinaria para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional. De hecho, el Ministerio de Trabajo ha convocado este jueves a sindicatos y empresarios con el objetivo de lograr un acuerdo que para Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, parece "factible".

La duda, ahora mismo, es cuánto subirá ese Salario Mínimo Interprofesional. La patronal acudirá a la cita del jueves con una propuesta: la de subir el SMI en un 3% los dos próximos años, hasta los 1.112,40 euros mensuales en 2024 y 1.145,77 euros mensuales en 2025. Se trata de una mejora sustancial respecto a otras negociaciones en las que la patronal no propuso incrementos.

Las propuestas de los sindicatos van más allá, ya que abogan por acoplar el SMI al 60% del salario medio y por tener en cuenta la evolución de los precios de los productos básicos de cara a considerar el incremento del salario mínimo. De hecho, Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha defendido subir el SMI "nítidamente por encima del IPC" (que podría estar en torno a un 3,7% o 3,8%) y su homólogo en UGT, Pepe Álvarez, ha instado al Gobierno a no abandonar la "perspectiva del compromiso que tiene de subir el SMI al 60% del salario medio".

Por su parte, los dos partidos del Gobierno de coalición (PSOE y Sumar) acordaron en su programa para la formación de Gobierno el acople del SMI al 60% del salario medio y establecer esta referencia en el Estatuto de los Trabajadores.

Los tres grandes actores acuden a la cita con diferentes propuestas para la negociación del SMI, pero hay algo a tener en cuenta: no se necesita un acuerdo para subir el SMI y el Gobierno puede hacerlo en solitario. De hecho, las dos últimas subidas se han realizado sin la aprobación de la patronal.

Cómo puede cambiar el acceso a los subsidios por desempleo en 2024

En función de la subida del SMI resultante de las negociaciones, el efecto en el límite de ingresos para acceder a los subsidios por desempleo será uno u otro. Lo que se prevé es que aumente el número de personas que puedan conseguir el subsidio, dado que aumentará su límite de ingresos. Pongamos tres casos hipotéticos:

  • Si el SMI sube a 1.112 euros (propuesta de los sindicatos), el límite de ingresos para pedir el subsidio por desempleo sería de 834 euros mensuales.
  • Si el SMI sube a 1.200 euros (una cifra que se manejado de forma informal por la parte sindical y que sería del agrado de los sindicatos), el límite de ingresos para pedir el subsidio por desempleo sería de 900 euros mensuales.
  • Si el Gobierno optase por una subida intermedia hasta 1.150 euros (ejemplo orientativo), el límite de ingresos para pedir el subsidio por desempleo sería de 862,50 euros mensuales.

Cuáles pueden ser los otros grandes cambios de los subsidios por desempleo en 2024

Gonzalo García Andrés, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, ha desvelado alguno de los detalles que podrían debatirse en el seno del Gobierno de coalición (ya que enfrenta a departamentos de los dos partidos, Economía y Trabajo, de PSOE y Sumar) de cara a una reforma del sistema de subsidios por desempleo en nuestro país.

Andrés informó esta semana de que se explora la potenciación del compromiso de actividad que firman los trabajadores con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) "para que el apoyo que hace que la Administración para formarlos, darles un itinerario personalizado y facilitar su inserción en el mercado de trabajo tenga reciprocidad en la búsqueda activa de trabajo y en la aceptación de las ofertas adecuadas".

Las palabras de Andrés apuntan hacia un endurecimiento de las condiciones bajo las que se puede rechazar un empleo mientras se percibe un subsidio por desempleo. En la actualidad, si se rehúsa a aceptar un empleo sin causa justificada, el SEPE puede suspender el pago del subsidio por un mínimo de tres meses, aunque en casos de reincidencia puede ser de forma definitiva.

El objetivo de esta medida sería "incentivar la reincorporación" de los trabajadores al mercado laboral y empujar en la dirección del pleno empleo, un objetivo que tras ser durante años una quimera ahora podría ser una "posibilidad real".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud