Economía

Sánchez pacta con ERC una quita del 20% de la deuda catalana y otras medidas que suman 19.000 millones

Félix Bolaños y Oriol Junqueras rubricaron ayer el acuerdo entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez. Foto: Efe.
Madrid / Barcelonaicon-related

Pere Aragonès ha conseguido arrancar a Pedro Sánchez una quita parcial de la deuda que Cataluña mantiene con el Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a cambio del apoyo a la investidura del socialista esperada para la semana que viene. Cataluña es la Comunidad más endeudada de España: acumula un pasivo de más de 73.000 millones de euros con el FLA, según datos del Banco de España hasta junio, y el acuerdo conmuta el 20% del total, 15.000 millones de euros y 1.300 millones adicionales de ahorro en intereses.

El pacto se llevará a cabo a través de un mecanismo al que podrán acceder el resto de autonomías. "Se procederá a tramitar una modificación legal de alcance general para todas las Comunidades Autónomas de régimen común que permita la asunción por parte del Estado de parte de la deuda autonómica con este, originada por el impacto negativo del ciclo económico", destaca el texto.

La Generalitat tenía por delante un exigente calendario de obligaciones, debía afrontar más de 30.000 millones en vencimientos sólo entre los años 2024 y 2028, y otros 2.412 millones de euros hasta 2026 por el encarecimiento derivado de los intereses.

ERC incluye así una de sus demandas históricas, que responde al déficit fiscal que los independentistas dicen mantener con el Estado. Un agravio que cifran en 22.000 millones de euros. "La deuda con el FLA tiene su origen en que cada año cada ciudadano de Cataluña ve como casi 3.000 euros pagados en impuestos no le son retornados", dijo el presidente de ERC, Oriol Junqueras, en una rueda de prensa celebrada en Barcelona tras firmar el acuerdo que allana la permanencia de Sánchez en La Moncloa.

La cúpula republicana validó horas antes el documento a través de una reunión telemática. El texto incluye la autorización para que la Generalitat pueda volver a acudir a los mercados para lograr una mejor financiación, y otras concesiones como un sistema de "encomiendas de gestión" que ya se pactó en los Presupuestos Generales del Estado del año 2023 para inversiones del Gobierno en Cataluña.

El conjunto de acuerdos supone mejoras en la financiación de Cataluña que alcanzan los 19.000 millones de euros, según destacó en las redes sociales la consejera de Economía, Natàlia Mas.

Traspaso de Rodalies

Entre los puntos estrella del acuerdo entre PSOE y ERC figura el traspaso total de Rodalies, que incluye las Cercanías y los regionales interiores de la comunidad autónoma, y que se vehiculará a través de la nueva empresa mercantil Rodalies de Catalunya, que estará segregada de Renfe Viajeros, y se dotará de los "recursos materiales y humanos que hoy son utilizados y necesarios por parte de Renfe".

Entre los tramos de infraestructura que serán objeto de traspaso, se incluirán, como mínimo, la línea del Maresme de la R1, la línea Papiol-L'Hospitalet-Vic-Puigcerdà de la R3 y la línea Sant Vicenç de Calders de la Línea R2.

Además, el Estado transferirá a la Generalitat los recursos económicos necesarios para la operación del servicio (actualmente unos 335 millones de euros anuales que el Estado paga a Renfe para cubrir los costes que no sufragan los ingresos por la venta de billetes, lo que se denomina déficit tarifario), y también añadirá los costes que la administración catalana deba asumir por la habilitación de medios de transporte alternativos cuando se producen incidencias programadas o imprevistas en Rodalies. Asimismo, el Gobierno traspasará a la Generalitat los recursos necesarios para sufragar la deuda existente con Renfe, que se cifra en 132,7 millones.

Cabe recordar que en 2010 ya se produjo un traspaso parcial de la gestión de Rodalies a la Generalitat, que asumió competencias respecto a horarios, frecuencias y precios, pero sin transferencia de los recursos económicos asociados, ni tampoco de las infraestructuras y el personal.

Según datos recopilados por elEconomista.es, Cataluña cuenta con más de 1.100 kilómetros de vías por los que circulan trenes de Cercanías y regionales, además de rutas de mercancías. En concreto, Rodalies dispone de unos 270 trenes, incluyendo el centenar que hay encargados para renovar y ampliar la flota, que realizan unas 1.000 circulaciones diarias por más de 200 estaciones de toda Cataluña.

La plantilla está formada por unas 1.400 personas, la mayoría maquinistas (contrarios a su escisión de Renfe porque consideran que modificaría a la baja sus condiciones laborales, si bien fuentes del Govern aseguraron ayer que se mantendrán sus derechos adquiridos aunque cambien de empresa), para un servicio que mueve a más de 108 millones de pasajeros anuales, según los datos de 2022.

Otros puntos del acuerdo entre PSOE y ERC son un compromiso hasta 2030 para inyectar hasta 1.600 millones para el despliegue de los Mossos d'Esquadra; inversiones en Justicia, en centros penitenciarios y en becas, y un fondo de 150 millones anuales para investigación en Cataluña, entre otras cuestiones.

El día fue largo. Antes de la presentación del acuerdo, el ministro de la Presidencia, Felix Bolaños, se reunió con Junqueras en un hotel de la capital catalana. "Son mejoras en convivencia y que ratifican que el diálogo y el acuerdo son la única manera de resolver los conflictos", afirmó Bolaños, también secretario para la Reforma Constitucional socialista, desde la sede del PSC.

El pacto está llamado a ir más allá de la investidura, pero dependerá del cumplimiento de la batería de términos que incluye. En cualquier caso, Sánchez se garantiza el apoyo de ERC, no sólo a su investidura, sino a los próximos presupuestos que presente ante la cámara Baja.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud