Economía

El equipo de Bullrich confirma que dos tercios de sus votos irán para Milei

  • Pese a su derrota, la coalición de la candidata es clave para la gobernabilidad
  • Los candidatos ya hicieron guiños a las diferentes facciones de Juntos por el Cambio
El candidato de Libertad Avanza para la presidencia de Argentina, Javier Milei.
Madridicon-related

Lo que va a pasar en la segunda vuela de las elecciones presidenciales de Argentina el próximo 19 de noviembre no está nada claro. El horizonte está bastante borroso y todas las incógnitas están en lo que hagan los votantes de la coalición liberal Juntos por el Cambio.

En el día de ayer, el núcleo duro de la coalición mantuvo una reunión y fuentes internas confirmaron a elEconomista.es que dos tercios de los votantes de la coalición de Patricia Bullrich irán para Libertad Avanza, el ultraconservador Javier Milei. El autodenominado "león" consiguió el domingo el 29,98% de los votos y el electorado de Bullrich (23,83%) le sumaría 16 puntos porcentuales. Aún así, seguiría sin obtener mayoría.

Sergio Massa (Unión por la Patria) fue la gran sorpresa de la noche y se ganó la confianza del 36,68% de los votantes. Pero no está previsto que el tercio de los votos que recibió Bullrich se vayan con él.

Desde Juntos por el Cambio (JxC) no confirmaron a quién va a apoyar en la carrera por la Casa Rosada. Pero hay una clara línea "antiperonista": "Nunca vamos a ser cómplices del populismo en Argentina", dijo Bullrich el domingo.

Aunque perdió 24 diputados, por lo que se quedó con un total de 93, JXC es la bisagra de la gobernabilidad del país. Unión por la Patria , la coalición de Sergio Massa, hizo una vuelta a la tendencia en la cámara quedando primero con 108 bancadas (escaños) pero no llegó a los 129 necesarios para alcanzar el quorum (mayoría absoluta). Es decir, va a tener que contar con el apoyo de parte de la coalición Juntos por el Cambio para poder sacar adelante sus proyectos. Por otro lado, Javier Milei tiene 39 escaños, es decir, tampoco suma mayoría.

La propia noche electoral tanto Sergio Massa como Javier Milei hicieron guiños a diferentes alas de la coalición de Bullrich.

El peronista abrió la puerta a un "Gobierno de unidad nacional" con la Unión Cívica Radical (UCR), el partido histórico del centro-izquierda no peronista. Por su parte, el libertario animó a los seguidores de Propuesta Republicana (PRO), el partido de centro-derecha del expresidente Mauricio Macri, a "vencer definitivamente al kirchnerismo".

Si Juntos es la bisagra para la gobernabilidad, la UCR es el tornillo que la mueve: si apoyaran a Massa, sus escaños serían suficientes para darle la mayoría en las dos cámaras parlamentarias; y el tercio restante del voto de la coalición, unos 8 puntos, bastaría para llevar a Massa a la mayoría en la segunda vuelta si logra atraerse también a los votantes del otro candidato peronista, Juan Schiaretti. Además, la UCR controla la mayoría de los Gobiernos provinciales de Juntos, lo que le otorga presencia territorial y un poder de negociación con el futuro presidente.

La clave es si Juntos sobrevivirá a esta derrota. La batalla fratricida en primarias entre Patricia Bullrich, más conservadora, y Horacio Rodríguez Larreta, más centrista y cercano a la UCR, ha dejado muchas heridas. Elisa Carrió, una de las fundadoras de la coalición y la primera en abrir la puerta de un espacio de centro-izquierda al conservador Macri, ya ha salido a criticar la estrategia de la derrotada candidata y de la dirección de la coalición.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud