Economía

China entra en deflación: el IPC cae un 0,3% en julio, su primera contracción en más de dos años

  • El IPC cae a medida que la recuperación se tambalea y la demanda se desacelera

El miedo a que China se asome a una especie de espiral deflacionaria empieza a tomar forma. El índice de precios al consumidor (IPC), principal indicador de la inflación en China, entró en terreno negativo al caer un 0,3% interanual en julio, según datos ofrecidos este miércoles por la Oficina Nacional de Estadística (ONE).China cae en deflación a medida que la recuperación se tambalea y la demanda se desacelera.

La tasa de julio queda 0,3 puntos por debajo de la del mes anterior, y supone la primera contracción del IPC desde febrero de 2021.

El dato, no obstante, fue algo más alto de lo esperado por los analistas, entre los que el pronóstico más extendido era el de una bajada del 0,4% con respecto a los precios de hace un año. En comparación con junio, sin embargo, los precios subieron dos décimas.

Pese a los temores a que China se enroque en una espiral deflacionaria, el estadístico de la ONE Dong Lijuan asegura que la caída del IPC es una cuestión temporal: "Con la recuperación de la economía china, la expansión sostenida de la demanda de mercado, la mejora continua de la relación entre la oferta y la demanda y la eliminación progresiva de los efectos de la alta base comparativa del año pasado, se espera que el IPC repunte paulatinamente".

De hecho, la comparación intermensual de los precios al consumidor, que llevaba cinco meses consecutivos en negativo, repuntó en julio hasta el 0,2%, sorprendiendo a los analistas, que esperaban una nueva bajada, en esta ocasión del 0,1 %.

Por su parte, Julian Evans-Pritchard, de la consultora británica Capital Economics, explica que la caída interanual de julio se debió a una bajada de la inflación en los alimentos debido a la alta base comparativa por el importante repunte de los precios de la carne de cerdo de hace un año.

El experto apunta que la inflación subyacente -indicador que elimina la volatilidad de precios alimentarios o energéticos- subió a un 0,8% interanual, su pico desde enero, y que los precios de los servicios tocaron su máximo de los últimos 17 meses al subir un 1,2%.

"Somos escépticos sobre (la posibilidad de) que China esté entrando en un período prolongado de deflación", indicó Evans-Pritchard.

"El IPC en territorio de deflación", señala Zhiwei Zhang, presidente y economista jefe de Pinpoint Asset Management, en una nota posterior a la publicación de los datos. "El impulso económico continúa debilitándose debido a la deslucida demanda interna".

Caída de los precios industriales

La ONE también hizo hoy público el índice de precios a la producción (IPP), que mide los precios industriales y que registró una caída interanual del 4,4 % en julio, un punto menos pronunciada que la anotada el mes anterior, aunque este relativo repunte quedó por debajo de lo esperado, ya que los expertos avanzaban que se situaría en torno a un -4,1%.

Capital Economics achaca la evolución del IPP a la volatilidad de los precios de las materias primas, en esta ocasión debido al repunte del coste de crudo y gas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud