Economía

El salario medio alcanzó los 2.126 euros entre enero y marzo tras revalorizarse un 6%, más que el IPC

  • Los salarios subieron más que la inflación y recuperaron poder adquisitivo
  • El coste laboral aumentó un 6,2% interanual y se situó en 2.897,87 euros
  • El salario por hora trabajada fue de 15,79 euros tras avanzar un 4,1%
Foto: iStock

El coste salarial anotó entre enero y marzo su novena subida trimestral consecutiva tras elevarse un 6% interanual. El salario medio bruto se situó en los 2.126,63, el mayor aumento desde el segundo trimestre de 2021 y el nivel más alto para un arranque de año desde que comenzaran los registros en el año 2000.

La Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que el el coste laboral bruto (lo que pagan las empresas por trabajador entre salarios y cotizaciones sociales) aumentó un 6,2% interanual entre enero y marzo y se situó en 2.897,87 euros. La estadística acumula nueve trimestres al alza y esta última supone la mayor revalorización también desde el segundo trimestre de 2021. Los otros costes (no salariales) supusieron 771,24 euros por trabajador y mes, con un repunte interanual del 6,8%.

Los salarios recuperaron poder adquisitivo en el primer trimestre

El alza salarial del 6% en los tres primeros meses del año superó la inflación media en ese trimestre, influida por factores como el 'efecto base' de la comparativa con los datos recopilados tras estallar la guerra en Ucrania. La  tasa de variación entre la media del Índice de Precios al Consumo (IPC) del primer trimestre de 2022 y la del primero de este año arroja que la inflación media avanzó un 5,05% interanual hasta marzo, por debajo del avance salarial. Esto se traduce en un aumento del poder adquisitivo de los salarios.

La inflación irrumpió en España a finales de 2021 con tasas de variación que superaban el 6%, mientras que los costes salariales avanzaban a un ritmo de entre el 4 y el 5%. La situación empeoró para el poder adquisitivo de las familias en 2022. El IPC, impulsado por la subida de los combustibles y la electricidad, se disparó hasta superar el 10% durante todo el verano. Es más, en las tres primeras partes de 2022, los precios crecieron el doble o más que los salarios, una pérdida de poder adquisitivo acumulado que va a llevar varios trimestres o años recuperar. Se estima que en todo 2022, la pérdida de poder adquisitivo de las familias pudo alcanzar los 5 puntos, la mayor caída del siglo.

Este 2023, de mantenerse la tendencia actual, los salarios podrían recuperar algo más de un punto, pero como es obvio todo dependerá de la evolución de la inflación y de los salarios. Los indicadores que maneja el Banco Central Europeo revelan que los sueldos van a seguir subiendo con fuerza este año dado la elevada tasa de vacantes a nivel europeo. En España, este indicador se sitúa en el 0,9%, por debajo de la media europea, pero aún así superando con creces el 0,7% previo a la pandemia. La falta de trabajadores es una realidad en toda la Eurozona.

Récord de vacantes

En la estadística de coste laboral el INE también expone las vacantes. En el primer trimestre ascendieron a 149.645, marcando su mayor nivel desde que en 2013 se iniciara la estadística. La gran mayoría, el 89,2% o 133.527 vacantes), se concentran en el sector servicios, el 6,6% (9.917) en la industria y el 4,1% (6.200) en la construcción.

Pese al aumento, el número de vacantes sigue sin ser un problema estructural del mercado laboral. De manera generalizada, el motivo principal (en más del 90% de los casos) de que existan vacantes es que las empresas no necesitan más trabajadores. Solo para un 4% es imposible encontrar trabajadores, siendo en la construcción donde más dificultades existen.

Aumentan un 1,9% las horas efectivas de trabajo

En cuanto al salario por hora trabajada fue de 15,79 euros tras avanzar un 4,1% interanual debido al aumento del 1,9% de las horas efectivas de trabajo. A tiempo completo se situó en 16,48 euros (+4,2%) y a tiempo parcial en 11,34 euros (+3,6%).

Durante el primer trimestre de 2023 la jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, fue de 34,7 horas. De ellas se perdieron 3,9 horas a la semana, de las cuales 2,4 horas no se trabajaron por vacaciones y festivos; 1 horas se debe a bajas por incapacidad temporal; 0,3 horas a permisos de maternidad y paternidad, y otras 0,2 horas a otros permisos, huelgas, y razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor.

La hostelería sigue desinflando las subidas salariales

Los salarios subieron en todas las actividades en el primer trimestre del año salvo en actividades financieras y de seguros, donde retrocedieron un 4,2% interanual. Según los datos del INE, los mayores aumentos se dieron en suministro de electricidad y gas (+11,9%, hasta los 6.685,68 euros mensuales) y actividades inmobiliarias (+10,5%)

En la hostelería, que ha liderado las alzas en las últimas mediciones, el salario medio registró un alza del 8,8% hasta los 1.252,16 euros al mes por trabajador y confirma la senda de desaceleración que inició en el tercer trimestre del año pasado tras subida porcentual histórica del periodo de abril y junio de 2022 (+40,2%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud