Economía

La inflación acelera al mayor ritmo en un año pero con cierto alivio en la subyacente y los alimentos

La inflación subyacente se erige como una de las protagonistas de la estadística del Índice de Precios al Consumo (IPC) de abril tras ceder casi un punto, hasta el 6,6% interanual, en su primer retroceso desde septiembre. La desaceleración en los precios de los alimentos, es el otro, al avanzar en en el cuarto mes del año más de 3,5 puntos menos que en marzo, al 12,9%. Estos comportamientos destacan en un mes en el que el índice general registró una subida de ocho décimas, hasta el 4,1%, en el mayor avance desde mayo de 2022 por los carburantes, más caros que hace un año, y una disminución menos intensa de los precios de la electricidad.

Los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) coinciden con el avance de finales de abril. Desde el Ministerio de Asuntos Económicos atribuyen el repunte del IPC general al 'efecto base' que resulta de la comparación primeros meses del estallido de la guerra en Ucrania. Aún así, indican, el dato de abril "es menos de la mitad" del registrado un año antes.

Las nueve décimas cedidas por la inflación subyacente (la que excluye alimentos no elaborados y productos energético) la sitúan 2,5 puntos por encima del índice general.

Los alimentos firman su 'mejor' mes desde junio de 2022

Tras la caída de la subyacente está la ralentización de 3,6 puntos del precio de los alimentos, que registraron "la mayor caída de la serie histórica" en un mes, según destacan desde el departamento que dirige la vicepresidenta primera, Nadia Calviño. Aunque se mantienen en cotas muy elevadas, se trata de la tasa más baja desde junio del año pasado y la primera desde que el Gobierno aprobara la reducción del IVA de los alimentos, aplicada desde enero de este año.

Principalmente, la cesta de la compra se abarató por la caída de precio de legumbres y hortalizas y por la menor subida que hace un año de carne, pan, cereales, aceites, leche, queso y huevos.

Desde abril de 2022, los alimentos que más han subido de precio son el azúcar (+49,6%), la mantequilla (+31,2%). Por debajo del 30% encabeza la lista la leche entera (+27,7%) seguida por la leche desnatada (+27,5%), las salsas y condimentos (+26,3%), los cereales y derivados (+18,2%), los productos lácteos (+17,6%), otros preparados alimenticios (+16,6%), las patatas (+16,5%) y la carne de porcino (+16,1%).

En tasas del 15% para abajo se sitúan el agua mineral, refrescos y zumos (+15,9%), los huevos (+15,8%), los preparados de legumbres y hortalizas (+13,3%), otras carnes (+12,6%), los aceites y grasas (+12,3%), las legumbres y hortalizas frescas (+11,2%) las bebidas alcohólicas (+10,4%), y crustáceos, moluscos, preparados de pescado y café, cacao e infusiones, que se encarecieron en ambos casos un 10,3%.

No todo subió. Algunos productos se abarataron. Las mayores caídas en el año la firmaron el transporte combinado de pasajeros (-47,7%), la electricidad (-36,2%), otros aceites (-26,7%), el transporte de pasajeros en autobús (-25%) y los combustibles líquidos (-24,8%).

La Semana Santa impulsó los precios entre marzo y abril

En variación mensual (abril sobre marzo)  el IPC general aumentó en seis décimas, dos décimas más de lo que subió en marzo (+0,4%) y ocho décimas por encima del dato de abril de 2022, cuando los precios bajaron un 0,2%, según los datos de Estadística. La subyacente, por su parte, avanzó un 1% en el mes.

Influyeron el encarecimiento de vestido y calzado (+7,5%) como consecuencia del cambio de armario por la temporada primavera-verano, la subida de los precios de los carburantes para vehículos personales, así como la de los paquetes turísticos, servicios de alojamiento y restauración. Los precios del gas y la electricidad bajaron un 8,9% y un 3,3% en el mes respectivamente.

En líneas generales, las subidas más fuertes en el mes de Semana Santa las anotaron fueron los hoteles, hostales y pensiones (+17,2%), la ropa de niño (+13,7%) y los paquetes turísticos internacionales (+13,7%); la mayor caída de precios fue la del gas natural (-10,0%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud