Economía

La banca española paga 79 puntos menos que la europea por los depósitos

  • El Banco de España advierte de la lentitud en el traslado del alza de los tipos
  • Lagarde avisó en febrero del retraso de las entidades españolas

Los bancos españoles siguen sin trasladar el alza de los tipos de interés a la remuneración de los depósitos en poder de los hogares, según advierte el Banco de España (BdE) en su informe anual. Lo mismo ocurre con el ritmo de trasladado a sus clientes del encarecimiento de sus condiciones de financiación. El documento asegura que "la traslación del aumento de los tipos de interés de mercado al coste del crédito, está siendo, hasta ahora, en general, más lenta de lo que cabría esperar de acuerdo con las regularidades históricas".

No obstante, el regulador detecta una ralentización mayor en lo que respecta a los depósitos. "Esta mayor lentitud es especialmente evidente en el caso de los depósitos a plazo de los hogares", en concreto, apuntan a que el incremento de la remuneración de los depósitos a plazo en España es 79 puntos inferior al de la UE, y apenas representa el 20% de la variación del euríbor a 12 meses. Algo que podría explicarse -según el BdE- por las menores necesidades de fondos de las entidades de crédito, en un contexto de amplia liquidez en el sistema bancario en la zona del euro, lo que "reduce la presión para que los bancos eleven la remuneración de los depósitos".

A finales de pasado mes de febrero, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE) ya dejó entrever que la banca española no estaba incrementando el rendimiento de los depósitos en consonancia con la deriva de la política monetaria. "Queremos que nuestras alzas de intereses se trasladen al sector financiero, incluidos los bancos. Mi esperanza es, porque queremos que la transmisión monetaria se canalice a través de la economía, que los bancos también reflejen esas subidas de tipos de interés en su remuneración de los depósitos", subrayó Lagarde en un entrevista con 'The Economic Times'.

No ocurre lo mismo en el resto de países de la Unión Europea, donde la remuneración de los depósitos si han despegado al ritmo de los tipos de interés. Es más, el BdE recuerda que casi el 45% del abultado ahorro extraordinario acumulado durante la pandemia todavía "se mantiene en depósitos bancarios", pero afirma que "es probable que estos recursos no proporcionen un impulso significativo al consumo". La razón, es que la mayoría de tenedores de estos depósitos cuentan con rentas más elevadas y perciben una menor presión del encarecimiento de los productos.

Endurecimiento del crédito

Además, según revela el organismo presidido por Pablo Hernández de Cos, los hogares seguirán sufriendo con mayor intensidad el encarecimiento de las condiciones de los créditos, especialmente para los destinados a la compra de una vivienda.

De hecho, el documento revela que el ritmo de traslado de la subida de los tipos sobre los costes de financiación esta siendo más lento en España que en el resto de la Unión Europea. Desde finales de 2021 y hasta febrero de 2023, los tipos de interés medios del nuevo crédito concedido a los hogares para la adquisición de vivienda han aumentado, 2 puntos en España. Los relativos a créditos concedidos al consumo y otros fines, lo han hecho en 1,9 puntos. La traslación está siendo más rápida en el encarecimiento de la financiación bancaria a las empresas, ha crecido en 2,3 puntos durante los últimos dos años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud