Economía

La reforma laboral 'plena' triplica el número de personas que firman más de un contrato fijo al mes

  • Su número crece diez veces más que el de los propios contratos indefinidos
  • Los expertos lo achacan al auge de despidos baratos y al abuso del periodo de prueba
  • El 55% de los ceses se hacen por motivos disciplinarios, sin derecho a indemnización

A pesar de que la Semana Santa se considera un momento propicio para el empleo estacional, la reforma laboral resiste y ha sumado un nuevo récord de contratos indefinidos: en marzo alcanzaron los 615.674, un 19,82% más que hace un año. Sin embargo, el buen dato esconde una mácula sorprendente: 33.118 personas firmaron más de uno en el mismo mes. Una cifra que, en el primer año de aplicación completa de la norma se ha disparado un inédito 225%.

Así, en el último año el número de estos trabajadores supuestamente estables, pero volátiles, ha crecido más de diez veces más que los propios contratos indefinidos. La cifra sigue siendo muy inferior a la registrada por los trabajadores temporales en la misma situación, que alcanzaron los 174.559. Pero estos se han desplomado un 45% en el último año, más de lo que cayó el propio número de contratos (-39%).

Es decir, en este caso la evolución de la rotación sí es coherente con el giro en la calidad del empleo impulsado por la nueva legislación que penaliza los contratos de menor duración. Lo que resulta extraño es que haya aumentado entre los indefinidos, que se consideran al margen de esta volatilidad. El total desde la entrada en vigor inicial de la reforma, en enero de 2022, alcanza las 432.464 personas que firman más de un contrato fijo al mes, tal y como advertía este martes Valentín Bote, director del instituto de investigación Randstad Research,

Si en lugar de en los últimos 12 meses estableciéramos la comparación desde enero de 2022 el incremento alcanzaría el 1.076%. pero esta comparativa aún recoge la volatilidad de la contratación en los primeros momentos de la reforma, cuando aún no funcionaba por completo y las empresas reorganizaban sus estrategias de contratación. 

Como ha recordado el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, en la rueda de prensa de presentación de los datos, en los tres primeros meses de 2022 se estableció una 'vacatio legis', un periodo de transición hasta la desaparición de los contratos temporales por obra y servicio para dar tiempo a las empresas a planificar sus decisiones de contratación.

Ese periodo concluyó en mazo, con lo cual argumentan que este mes refleja mucho mejor el cambio en el 'status quo' del mercado laboral tras la entra plena en vigor de la reforma laboral que los dos precedentes.

Pero pese a que la estadística juega a favor del Gobierno y refleja una menor variación interanual que en enero y febrero, la volatilidad sigue siendo muy superior a la de hace un año. El número de personas que firma más de un contrato indefinido equivale a un 5,7% del total. Aunque es la tasa más baja desde septiembre, hace un año eran el 1,9%. Si la calidad del empleo fijo no hubiera empeorado en el último año, este indicador debería haber mantenido sin variación, aunque hubiera más contratos.

¿Entonces qué está ocurriendo? Los expertos que han analizado esto fenómeno, como Valentín Bote, prevén que la tasa de personas que firman más de un contrato se enquiste en el 6% en 2023. Y como causa apuntan directamente a los despidos y al abuso del periodo de prueba en los contratos indefinidos. La pregunta, entonces, es si la evolución de estos permite avalar esta tesis.

Según las estadísticas de la Seguridad Social, las bajas de afiliación de asalariados con contratos indefinidos motivadas por despidos clasificados como tales (disciplinario, colectivo, declarado improcedente y objetivos, ya fueran por causas imputables a la empresa o al trabajador) acumulan en los últimos doce meses un récord de 762.000. Por su parte, las extinciones de empleos indefinidos justificada por no superar el periodo de prueba se dispararon hasta los 611.470. .

Se trata además de despidos baratos: el 55% de estas ellos son disciplinarios, por lo que que carecen de indemnización, y el 38% por causas objetivas de la empresa (económicas, técnicas, organizativas de la producción), que sitúan la compensación en 20 días por año.

¿Abuso del periodo de prueba?

Pero pese al auge de los despidos, las sospechas se dirigen hacia el fin del periodo de prueba, que también carece de indemnización y encaja mejor con los empleos de muy corta duración. Además, no tienen la consideración legal de despidos, lo cual reduce exponencialmente el riesgo de una demanda judicial.

La reforma laboral establece que el periodo de prueba durará como máximo seis meses para técnicos titulados y dos meses para los demás trabajadores (aunque en el caso de empresas de menos de 25 trabajadores, el límite se amplía a tres meses). Todo ello, además no podrá superar los 3 meses. En cualquier caso, estos umbrales están sujetos a lo que dicte el convenio colectivo, que puede elevarlos o reducirlos.

Aunque en este escenario en este último año también se ha producido un auge del pase a la inactividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos, que se ha convertido en la primera causa de baja de afiliación con más de 200.000 casos en febrero. Aunque expertos como Bote han minimizado su imparto. En este sentido, señalan que el modelo fijo discontinuo se aplica a empleos que antes eran temporales sin necesidad de rescindir el contrato.

Ello a pesar de que la primera causa de baja de afiliación a la Seguridad Social de un contrato indefinido es el paso a la inactividad de un fijo discontinuo. En febrero (últimos datos disponibles) superaron las 200.000, si bien es el número más reducido desde abril del pasado año. En este sentido, la pregunta es si están detrás del incremento de las personas que firman más de un contrato indefinido al verse obligados a recurrir al pluriempleo.

Pero esta tesis no encaja con la evolución de la pluriactividad. De hecho, entre el cuarto trimestre de 2012 y el cuatro trimestre de 2022 los ocupados con empleo secundario han caído un 4,7%, según los datos de la Encuesta de Población Activa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud