Economía

Que los prejubilados 'ricos' vuelvan a trabajar: Londres busca mano de obra a la desesperada

  • Misión imposible: convencer a pensionistas 'ricos' de que vuelvan a trabajar
  • Desde finales de 2019, ha perdido más de 300.000 trabajadores de más de 50 años
  • El éxodo de seniors no tiene equivalente en otras economías avanzadas
Hombre en bicicleta por Londres. Foto: iStock

Decir a estas alturas de la película que la pandemia paralizó el mundo es una obviedad reflejada en una ralentización económica que empeoró la guerra en Ucrania. Sin embargo, el covid también aceleró otros procesos, como las prejubilaciones masivas que están comprometiendo el futuro de un Reino Unido sediento de mano de obra.

Durante y después de la crisis sanitaria, cientos de miles de trabajadores en la última etapa laboral decidieron dejar sus trabajos antes de lo previsto y vivir de unas pensiones 'generosas'. Ahora, el Gobierno de Reino Unido tiene problemas para encontrar una motivación que les invite a dejar "los campos de golf" (un literal del ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, en una de sus últimas intervenciones) y volver a la vida activa.

Cubrir las vacantes que asfixian el desarrollo económico es uno de los mayores quebraderos de cabeza de Reino Unido. El Gobierno está preparando distintas medidas para alentar a los prejubilados a que dejen su nueva vida y vuelvan a la rutina anterior (el primer ministro Rishi Sunak dijo a principios de año que quería mejorar el sistema de asistencia social para que la gente volviera a trabajar), pero es consciente de que la tarea es complicada.

En general, los nuevos jubilados no tienen una hipoteca a sus espaldas ni preocupaciones económicas que les hagan replantearse la vuelta al trabajo. Cerca del 90% de las personas de 55 a 59 años que se jubilaron anticipadamente o no tienen trabajo o no dependen de beneficios estatales, según una encuesta de la Oficina de Estadísticas Nacionales. Es decir, la inflación a doble dígito no es a ellos a quien ahoga.

La cuestión se complica cuando la riqueza no es el único factor decisivo para prejubilarse. Los 'ricos' no son los únicos que abandonan la fuerza laboral antes de tiempo en Reino Unido. Quienes viven de pensiones modestas también se ven abocados a dejar los trabajos, sobre todo por cuestiones de salud que incapacitan para continuar desarrollando el empleo. Una investigación realizada por el Congreso de Sindicatos Británicos (TUC) apunta a que para los ciudadanos de 50 a 64 años con salarios más bajos encuentran en la mala salud el motivo para una jubilación anticipada. Desde 2019, el número de personas que esgrimen esta razón para la inactividad ha ascendido en 390.000, sobre todo en la franja de edad de 50 a 64 años.

El éxodo de trabajadores mayores no tiene equivalente en otras economías avanzadas

La reducción de la fuerza laboral no solo reduce la capacidad económica del país sino que aumenta la tensión entre las demandas de subidas salariales y la inflación en un momento en que el crecimiento de Gran Bretaña también se ve frenado por la interrupción del comercio y la inversión relacionada con el Brexit.

Gran Bretaña es la única de las siete economías avanzadas más grandes del mundo que no ha recuperado los niveles prepandemia, y algunos economistas ven un nexo entre la caída del PIB y la escasa mano de obra.

Desde el último trimestre de 2019, Gran Bretaña ha perdido 408.000 personas de entre 16 y 64 años de la fuerza laboral, según los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales recogidos por Reuters. De ellos, 313.000 tenían más de 50 años. Incluso con el aumento del coste de vida, las personas en activo entre 50 y 64 año han aumentado solo en 68.000 desde su punto más bajo de mediados de 2022.

El éxodo de trabajadores mayores no tiene equivalente en otras economías avanzadas. Según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es donde más ha caído la tasa de empleo de los trabajadores de 55 a 64 años. Y las previsiones no son halagüeñas: el Banco de Inglaterra pronosticó el mes pasado que la tasa de participación en la fuerza laboral de Gran Bretaña se mantendría por debajo de su nivel previo al covid.

Empresarios e investigadores creen que una vía de escape pasa por incentivar el empleo juvenil. Pero la alternativa no es única. Las personas mayores que quieren seguir trabajando deben ser parte activa de la solución, pero en muchos casos, el 'edadismo' las deja fuera del mercado laboral.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud