Economía

La economía española es un 4% más pobre por la inflación importada, según el CES

  • El Consejo Económico y Social aleja los fantasmas de la recesión
  • Su presidente, Antón Costas, reclama que las ayudas sean focalizadas
El presidente del Consejo Económico y Social, Antón Costas. Europa Press
Madrid

El Consejo Económico y Social presentó sus valoraciones sobre las perspectivas de la economía española. Raymond Torres, consejero del CES, valoró el impacto de la inflación desde el inicio 2021 con una conclusión rotunda: es un impuesto sobre la economía española que se puede estimar en un 4% del PIB.

En euros, la renta de los hogares ha crecido en torno al 3,5% -misma cifra que entre 2015 y 2019- pero con una inflación media del 8,5% que merma este poder adquisitivo. La pérdida de renta de los hogares en términos reales ha caído un 4,3%, un dato muy importante, e incluso superior a lo observado en algunos años de la crisis financiera. El famoso ahorro acumulado durante la pandemia, unos 60.000 millones, prácticamente se ha movilizado ya y amenaza con desacelerar el impulso de la actividad. 

La inflación ha sido la gran protagonista de año, un encarecimiento provocado por productos importados principalmente energéticos, con una subida del 36% respecto al 2021. Ha venido de la mano de numerosos cuellos de botella, retrasos de los suministros. No es una inflación de demanda, a diferencia de lo que está ocurriendo en EEUU, pues la demanda se sitúa un 3,3% por debajo del nivel previo a la pandemia.

"Es un empobrecimiento ligado a la relación de intercambio. El coste de las importaciones crece un 25%, mientras el precio de lo que exportamos ha crecido sobre el 10%. Esa pérdida conlleva una pérdida de ingresos para el conjunto del país", destaca el economista. 

"El IPC de alimentos está creciendo un 15%, es una gran preocupación. Junto al de la energía explica el 76% de la inflación observada este año. Esto pesa en sobremanera en los hogares con menores ingresos. La mayor causa es el encarecimiento de carburantes, fertilizantes y transporte. Hay factores específicos, como la sequía, que contribuyen puntualmente al encarecimiento".

Cierto optimismo pese a la desaceleración

El presidente del CES, Antón Costas, mantuvo un tono optimista pese a la desaceleración de la actividad, con una mejora de las perspectivas respecto a hace medio año. "El pesimismo tiene demasiada buena prensa. Deberíamos ser más prudentes. No veíamos antes y no vemos ahora recesión; la economía ha levantado el pie del acelerador, pero no ha pisado el freno", reflexionan, y apuntan a una resistencia del empleo o las ventas españolas en el exterior. 

Así lo respaldó Raymond Torres. Desde el CES avanzan su previsión del dato del último cuarto del año, para el que descartan un dato negativo. Será "ligeramente positivo" apoyado en los datos de empleo, ventas o recaudación que favorecen la actividad. "Este trimestre estará ligeramente en positivo, pero es muy difícil pensar que no haya una caída de la economía en algún momento porque los hogares no disponen de ahorro movilizable para tirar del consumo. Estamos hablando de una fuerte desaceleración que puede desembocar en una recesión en algún trimestre", advierten. 

Como respuesta a la crisis de precios, Costas reclama una especie de 'contrato social' con medidas concretas sobre el transporte o las hipotecas destinadas a las rentas bajas que mayor impacto están sufriendo por la inflación. Por ejemplo, se trataría de un pacto de rentas que mejore el salario real sin necesariamente asumir subidas del salario nominal, aliviando la carga.

Costas afirmó que, si algo ha demostrado la crisis de la pandemia frente a la de 2008, es que cuando existen reglas justas de reparto del coste de la crisis, las consecuencias tanto en términos sociales, como económicos son "mucho más reducidas".

"Comparamos lo ocurrido en la crisis del 2008 y esos cinco años que estuvimos en recesión porque en aquel momento descargamos la mayor parte de los costes de la crisis solo sobre una parte, a diferencia de lo que ha ocurrido en el 2020", señalaba el presidente del CES.

comentariosicon-menu3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

navegante,Prohibido arruinar España via impuestos y cualquier idea de los del progreso
A Favor
En Contra

Nada, nada, según el equipo del mentiras todos esto datos del 4% son falsos, ellos la ruina de España la están bordando y tenemo y debemos de creernos lo que este desgobierno una y otra vez nos promete que entraremos en el paraíso del bienestar de los brotes verdes.

Esto quiere decir que nos debemos preparar para recoger la miseria del genial zp.

En otras palabras todos lo que dicen y dan datos de que España va mal se equivocan, España no va mal, va peor, todos los que dicen que vamos camino de Venezuela se quedan cortos, pero sí lo vemos con un poco de humor esta desgracia puede ser más llevadera.

Mira que decir que según este estudio España es un 4% más pobre, cuando todo apunta a que la deuda que este gobierno nos deja será impagable, y que es una deuda que se tiene que pagar sí o sí, como la Montero dice.

En fín disfrutemos de lo votado, y que despertemos de esta pesadilla con un gobierno de adulyos.

Puntuación 2
#1
asdad
A Favor
En Contra

Mal de muchos, consuelo de tontos.

Puntuación 3
#2
miguel
A Favor
En Contra

La inflación no es importada, la crea el gobierno bolivariano para robar el dinero a los ciudadanos.

Puntuación 2
#3