Economía

El estrés económico de una embarazada acelera el envejecimiento de su hijo

  • Un estudio basado en la Gran Depresión económica de EEUU evidencia la correlación
Foto: Dreamstime.

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad Americana en Washington, DC, evidencia que aquellos que sus madres experimentaron malas condiciones económicas durante el embarazo de ellos mismos, envejecieron más rápido.

Los embarazos, en su mayoría, están enfrascados en un periodo próspero y de felicidad, tanto como de la madre, como de la familia. Sin embargo, existen contextos externos a ese proceso biológico, como una crisis financiera, que pueden traer ciertas particularidades o consecuencia, como el caso del envejecimiento prematuro en el futuro del bebé.

Exposiciones y riesgos en el futuro

El estudio, recogido por Fortune, explica que independientemente de la edad cronológica, la edad biológica de una persona refleja las exposiciones ambientales y el riesgo de enfermedad, y es idealmente más baja que la edad cronológica de una persona.

"Los eventos adversos mientras uno está en el útero pueden afectar el epigenoma, un conjunto de compuestos químicos que le dicen al genoma qué hacer y regula el envejecimiento", argumenta el informe.

La coautora del estudio, Lauren Schmitz, profesora asistente en la Escuela de Educación Pública de La Follette y experta en economía y genética, explicó que "las disparidades en las personas comienzan a desarrollarse incluso antes de que nazcamos, antes de que podamos elegir qué comer, antes de que podamos elegir hacer ejercicio".

El efecto de la Gran Depresión

Los investigadores se basaron en los datos de 832 personas que participaron en el 'Estudio de Salud y Jubilación de EEUU', todos los cuales nacieron en la década de 1930, durante la Gran Depresión, la peor recesión económica en la historia del país norteamericano, y todavía estaban vivos en 2016. La muestra proporcionó una muestra de sangre, la que se utilizó para el perfil epigenómico del reciente estudio.

Además, los investigadores analizaron los datos económicos sobre salarios y desempleo del estado en el que vivía la madre de cada participante durante su embarazo, además de los datos de salud de esa participante.

Compararon a cada individuo cuya madre experimentó condiciones económicas relativamente peores durante su embarazo, con otra persona nacida más o menos al mismo tiempo, en el mismo estado, cuya madre había experimentado mejores condiciones económicas.

Schmitz y su coautora, Valentina Duque, profesora asistente en el Departamento de Administración y Políticas Públicas de la Universidad Americana, en relación a la afección del desarrollo fetal por la crisis económica, señalaron que "quizás el daño causado fue el resultado del estrés, la privación nutricional o una combinación de factores".

El estudio argumenta que los programas de redes de seguridad social que brindan apoyo a las mujeres y las familias, "particularmente durante tiempos económicos difíciles, pueden mejorar la salud de los niños, no solo a corto plazo, sino a largo plazo".

Diferencia de invertir en embarazo o edad adulta

Los costos de atención médica para las personas mayores suelen ser muy altos. Las inversiones iniciales relativamente pequeñas en mujeres embarazadas, "incluso con más permisos parentales para las mujeres, para que no tengan que estar bajo mucho estrés o durante un embarazo", pueden tener impactos considerables en la salud de la población en el futuro, sostiene el informe.

"Si hubiera formas de ayudar a mitigar estos costos haciendo más inversiones, en personas, a edades más jóvenes, eso podría ser una ganancia neta potencial para la sociedad", sentencia la publicación.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments