Economía

Hacienda gravará las fortunas de más de 3 millones y ampliará las reducciones del IRPF a rentas de hasta 21.000 euros

  • El Gobierno pretende recaudar 3.144 millones de euros con este paquete fiscal
  • También reduce Sociedades a micropymes y rebajas en el IRPF para autónomos
  • Las rentas de capital tributarán más en el IRPF a partir de 200.000 euros

El Gobierno ha anunciado un nuevo paquete fiscal con el que prevé recaudar 3.144 millones de euros en los dos próximos años. Entre las medidas principales se encuentran: la creación de un impuesto temporal a las grandes fortunas de más de tres millones de euros, rebajas de IRPF para las rentas bajas y reducción del puesto de Sociedades para micropymes.

Así lo ha detallado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una rueda de prensa para desvelar las medidas fiscales acordadas por lo socios de Gobierno de cara a los Presupuestos de 2023, en la que ha defendido que con estas medidas se pretende conseguir un "modelo más justo de sociedad" pidiendo un esfuerzo adicional a los que más tienen.

De este modo, el nuevo impuesto "provisional y temporal" a las grandes fortunas gravará la riqueza neta superior a tres millones de euros, mientras que las rentas de capital tributarán más en el IRPF a partir de 200.000 euros. La nueva tasa a los ricos, que se aplicará en 2023 y 2024 y proporcionará al Estado unos ingresos extra de 1.500 millones de euros, contará con tres tramos: entre 3 y 5 millones de riqueza neta se pagará un 1,7%; entre 5 y 10 millones, un 2,1%; y por encima de 10 millones, un 3,5%.

Este impuesto que, según la ministra, se tramitará como una iniciativa parlamentaria porque no puede incluirse en los Presupuestos, afectará a 23.000 contribuyentes, el 0,1% del total, y será deducible en el impuesto de Patrimonio, por lo que apenas tendrá incidencia en los contribuyentes que ya abonan esta tasa en las Comunidades Autónomas que no lo bonifican -Madrid lo bonifica en su totalidad-.

En este sentido, María Jesús Montero espera que en dos años consigan llegar a un acuerdo sobre su modelo de financiación autonómica que aclare el futuro del impuesto de patrimonio. Esta tasa tendrá que concertarse con las diputaciones forales, ha anotado la ministra, algo que no ocurrirá con el resto de cambios, que afectan a impuestos cedidos.

Montero también ha anunciado que se elevará un punto, hasta el 27%, la tributación de las rentas del capital en el IRPF superiores a 200.000 euros, mientras que para las plusvalías superiores a 300.000 euros se elevará dos puntos, hasta el 28%. Esta medida afectará a 17.814 contribuyentes y dará al Ejecutivo 204 millones de euros.

Rebaja de IRPF a las rentas bajas

En el otro extremo, la ministra de Hacienda también ha dado luz verde a rebajas en el IRPF para las rentas medias y bajas. En concreto, se elevará hasta las rentas de 21.000 euros la reducción por los rendimientos del trabajo en el IRPF que actualmente se aplica a rentas de hasta 18.000 euros, al tiempo que elevará el mínimo exento de tributación de 14.000 euros a 15.000 euros.

Esta medida beneficiará al 50% de los trabajadores ya que el salario medio es de 21.000 euros y el impacto a favor de los contribuyentes será de 1.881 millones de euros de ahorro en dos años. Por ejemplo, para un trabajador sin hijos que gana 18.000 euros anuales se calcula un ahorro fiscal de 746 euros al año, con lo que tributaría un 40% menos.

Micropymes y autónomos

Otra pieza fundamental del paquete fiscal presentado por Montero es que Hacienda prevé rebajar el Impuesto de Sociedades a las pymes que facturan menos de un millón de euros, del 25% al 23%, lo que beneficiará a 407.000 empresas y les permitirá ahorrar 292 millones de euros.

Sin embargo, los grandes grupos consolidados solo podrán deducirse el 50% de sus pérdidas de ejercicios anteriores en 2023 -podrán aplicar el resto en 2024-, lo que permitirá incrementar la recaudación en 2.439 millones de euros en 2023 y 2024. La medida afectará a 3.609 empresas, un 0,2% del total. "No se trata de un incremento fiscal", ha puntualizado la ministra, sino de "aplazar" la compensación de las bases imponibles negativas.

Asimismo, se aprobará en el IRPF una rebaja adicional del 5% en el rendimiento neto de módulos para los autónomos y se elevará del 5 al 7% la reducción para gastos deducibles de difícil justificación en la tributación en régimen de estimación directas simplificada para autónomos.

Hacienda estima que se beneficiarán a 577.688 autónomos en la rebaja de módulos y 956.462 autónomos en el régimen de estimación directa simplificada, con un impacto conjunto de ambas medidas de 184 millones de ahorro para los contribuyentes.

Finalmente, el paquete de medidas fiscales también prevé la bajada del IVA de los productos de higiene íntima femenina, que pasa del 10% al 4%, como ya se había anunciado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud