Economía

Garamendi comerá con la cúpula de la CEOE para saber con qué apoyos cuenta para renovar de presidente

  • Un día antes del Comité ejecutivo, se reúne con los once vicepresidentes
  • El presidente de Foment, Sánchez Llibre, busca un candidato alternativo
  • Si hay un único presidenciable se le nombraría por aclamación
Josep Sánchez Llibre y Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha convocado a sus vicepresidentes a un almuerzo el próximo martes 20 septiembre, un día antes del Comité Ejecutivo y la Junta directiva que abrirá formalmente el proceso electoral para la presidencia de la confederación empresarial. Fuentes de la patronal señalan a elEconomista.es que se confirma que la asamblea electoral será el 21 de noviembre, cuando Garamendi cumple cuatro años al frente de la patronal.

En la organización se interpreta la reunión del martes como un tanteo de Garamendi a los pesos pesados de la CEOE para conocer de primera mano los apoyos con los que contaría para un segundo mandato y si alguno aspira a la presidencia.

Desde el círculo cercano del presidente se lanza el mensaje de que no hay un candidato alternativo, al menos que se sepa, aunque el plazo para presentar una candidatura finaliza quince días antes de las elecciones. Hay, pues, tiempo hasta principios de noviembre.

Sin embargo, no parece que Garamendi vaya a tener un camino de rosas. Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana Foment y uno de los once vicepresidentes de CEOE, lleva varios meses propiciando una candidatura alternativa. Es conocida la mala relación entre los dos y la oposición que la patronal catalana ha mantenido en temas como la reforma laboral.

En la asamblea de la CEOE en la que se sometió a votación, Foment fue una de las cuatro organizaciones que declaró públicamente su abstención. Las otras tres fueron la patronal madrileña Ceim y las sectoriales del automóvil Anfac y la agraria Asaja.

Aunque en aquel entonces se apuntó que el malestar llegaba a otras patronales que, no obstante, no hicieron pública su oposición a la reforma pactada con el Gobierno y los sindicatos.

En busca de un candidato

Las fuentes consultadas por eE señalan que Sánchez Llibre ha mantenido reuniones con las grandes federaciones y ha propuesto a los actuales vicepresidentes Miguel Garrido, presidente de la patronal madrileña Ceim, y a Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme, que diesen un paso al frente.

Las relaciones de ambos con Garamendi han empeorado de manera notable. Pero ambos declinaron ser la cara visible de la oposición al actual presidente. También se ha especulado con un ofrecimiento al también vicepresidente Salvador Navarro, presidente de los empresarios de la Comunidad Valenciana.

Presidente de Faconauto

Otra candidatura de la que se ha hablado estos días es la de Gerardo Pérez, presidente de la patronal de los concesionarios de automóviles, Faconauto, otra organización descontenta con la reforma laboral. Consultado por este diario, Pérez prefirió no hacer declaraciones.

De momento, pues, no se conocen candidaturas alternativas, aunque se habla de un posible "tapado" que podría ser Gerardo Cuerva, un candidato que concitaría una buena acogida en la organización. No obstante, no parece que se vaya a producir.

Testimoniar el malestar

Según las fuentes consultadas por eE, los disconformes con la actuación de Antonio Garamendi en estos cuatro años no buscarían tanto su recambio, pues se da por hecho que a estas alturas es muy difícil conseguir los suficientes votos. En la casa se considera que antes de arrancar el proceso al menos hay que tener seguros los votos de dos grandes territoriales y otras dos grandes sectoriales.

Se pretendería, pues, dejar testimonio de su malestar y forzar un cambio en sus maneras de dirigir la CEOE, que algunos tildan de presidencialista. Un ejemplo es la comida del martes. Aunque no es una práctica inusual, varios consultados señalan que últimamente no se producen con frecuencia.

Por aclamación

Si finalmente no hay una segunda candidatura, la costumbre es que el único que se presente sea elegido por aclamación, sin una votación por medio. Y, por tanto, no se podría medir la dimensión del descontento que algunos dicen existe actualmente en la organización que preside Antonio Garamendi.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments