Economía

Así es el detalle de esta moneda de 1 euro que te puede hacer ganar 105 euros

  • El error de acuñación lo tiene una moneda fabricada en Portugal
Foto: Dreamstime.

La actual crisis económica que atravesamos nos hace buscar a la suerte para salir a flote. Ya sea comprando juegos de azar, como pueden ser la Primitiva o los Euromillones, o buscando la suerte en objetos "raros" que puedan tener un valor que nos entregue una alegría económica.

Hay monedas que, sin saberlo, tienen un valor mucho mayor al que el metal de por sí representa. Se trata de ejemplares de coleccionista por el que algunos están dispuestos a pagar mucho dinero.

Entre estas, podemos encontrar, por ejemplo, en monedas de 1 euro algunas rarezas como pueden ser errores que multiplicarán su valor de forma exponencial. Así es el caso de la moneda de euro fabricada en Portugal.

Así es, el alto flujo y circulación de dinero en euros puede hacer que te caiga una de estas monedas. Por eso, recomendamos que cuando tengas una, antes de generar una transacción, la observes detalladamente por si te toca el "gordo" de la moneda de euro.

Un euro por cien, y más...

La moneda descrita anteriormente fue emitida en Portugal en el año 2008 y contiene un mapa de la Unión Europea Incompleto. Este error de acuñación le da un valor de 105 euros en el mercado de coleccionistas.

El error se basa en que no incorpora en el mapa a los países que se unieron a la UE en los años previos (países nórdicos y centroeuropeos). Sin embargo, la tirada de monedas que entró en circulación fue muy baja.

¿Dónde y a quién venderlas?

Para vender este tipo de extrañas monedas, el sitio Coleccionistas de Monedas pone a disposición los lugares a tomar en cuenta para vender las mejores piezas a un coleccionista de monedas. También recomiendan que para aquellos afortunados que posean algunas de estas monedas en circulación, contacten previamente con algún experto en numismática.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.