Economía

Así rescató a la economía japonesa Shinzo Abe: el milagro 'Abenomics'

  • Muere el ex primer ministro de Japón Shinzo Abe tras recibir un disparo
  • La estrategia económica del ex mandatario contempla tres ejes
Foto: Dreamstime.

El ex primer ministro japonés Shinzo Abe ha fallecido este viernes tras haber recibido un disparo por la espalda mientras se encontraba dando un discurso electoral en la ciudad de Nara, en el suroeste de Japón. El legado que deja Abe está marcado por haber establecido estrategias para la estabilidad social, política y económica en Japón durante sus mandatos. Sobre esta última, el "mago" japonés, como lo reconocían, logró reactivar al país asiático con un crecimiento económico agresivo gracias al milagro 'Abenomics'.

Para sacar a Japón de dos décadas de estancamiento, Shinzo Abe aplicó una política económica construida a partir de la estrategia o el "milagro" 'Abenomics' (palabra híbrida). Esta mastodóntica fórmula presentada en el periodo de 2012, estaba basada en tres ejes: reformas estructurales, aumento del gasto público y un volumen de flexibilización monetaria por entonces no visto hasta la fecha.

Tras tres meses de intensas presiones Abe lograba nombrar en marzo de 2013 al brazo ejecutor de tan ambiciosa estrategia de compras masivas a manos del Banco de Japón (BoJ), Haruhiko Kuroda, quien es, actualmente, el gobernador de la entidad emisora.

Crecimiento del PIB

Al 'Abenomics' se le puede atribuir un crecimiento sostenido del PIB durante casi una década o una estabilización del índice de deuda a ingresos en el sector público, pese a la recesión que ha generado la pandemia de covid-19 en Japón.

La pata coja de la estrategia 'Abenomics'

Toda gran estrategia o programa, tiene una pata que cojea. Entre los puntos flojos del plan de Abe se destaca la aplicación de 'Womenomics' o la intención de flexibilizar del ingreso de inmigrantes que tenía como objetivo neutralizar la rigidez que experimenta precisamente ese mercado.

A eso se ha sumado el anquilosamiento del sistema parlamentario japonés -constreñido por una Constitución redactada por Washington en 1947 que precisamente Abe ansiaba poder enmendar- a la hora de poder hacer política.

Otros obstáculos de Tokio

Pero más allá de la cojera de esta tercera flecha o del hecho de que en los últimos tiempos Tokio se vio perjudicado por el aplazamiento de los Juegos Olímpicos, la guerra comercial China-EEUU o la marcha atrás de Trump en la firma del ambicioso Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), no son pocos los que creen que los moldes de su 'Abenomics' siguen resultandos válidos para estos tiempos convulsos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud