Economía

Las nuevas sanciones de la UE dejan abierto el principal oleoducto por donde llega el petróleo ruso

  • El embargo parcial afecta a dos tercios de las importaciones de crudo ruso
  • El petróleo sube cerca de un 2% superando los 120 dólares el barril
  • No se ha establecido fecha límite para que Hungría deje de recibir suministro

Los líderes de la Unión Europea han acordado un compromiso para una prohibición parcial del petróleo ruso, allanando el camino para un sexto paquete de sanciones para castigar a Rusia y a su presidente, Vladimir Putin, por la invasión de Ucrania. La noticia conocida a última hora del lunes ha llevado este martes a los futuros del barril del Brent a subir un 2%. De esta manera, los líderes europeos han esquivado el bloqueo de Hungría, que pedía garantías de suministro. Eslovaquia y República Checa también se beneficiarán.

Y es que las sanciones prohibirían la compra de petróleo  y productos derivados del petróleo de Rusia entregados a los estados miembros por mar, pero incluyen una exención temporal para el crudo de oleoducto, según ha confirmado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el lunes por la noche durante una cumbre en Bruselas.

"Esto cubre inmediatamente más de 2/3 de las importaciones de petróleo de Rusia, cortando una gran fuente de financiación para su maquinaria de guerra", dijo Michel en un tuit. "Máxima presión sobre Rusia para que termine la guerra".

Los funcionarios y diplomáticos aún tienen que ponerse de acuerdo sobre los detalles técnicos y las sanciones deben ser adoptadas formalmente por las 27 naciones. Hungría, que continuará recibiendo petróleo ruso a través de oleoductos, había estado bloqueando un embargo durante el último mes mientras buscaba garantías de que no se interrumpiría su suministro de energía. Budapest recibió garantías de los líderes de la UE de que podría recibir suministros de reemplazo si se interrumpían los oleoductos, según dos personas familiarizadas con las conversaciones.

A falta de finalizar los detalles del embargo, los jefes de Estado y de Gobierno del club europeo acordaron incluir una "excepción temporal" para el crudo que transita por el oleoducto Druzhba hacia Hungría, Eslovaquia y República Checa, pero el texto de conclusiones no especifica ningún límite temporal para esta derogación y se limita a decir que se abordará "lo antes posible".

El embargo vetará antes del final del año todas las importaciones de petróleo ruso por barco, que suponen dos tercios del total. Alemania y Polonia, por su parte, se han comprometido a no comprar crudo que transita por el ramal norte del oleoducto Druzhba, lo que supone en la práctica que el 90% de las compras queden recogidas por el acuerdo.

Bruselas ha propuesto prohibir el petróleo transportado por mar seis meses después de la inacción, mientras que los productos refinados del petróleo se detendrían en ocho meses, según personas familiarizadas con la versión más reciente de la propuesta. Los envíos de petróleo a través del gigantesco oleoducto Druzhba a Europa central se salvarán hasta que se encuentre una solución técnica que satisfaga las necesidades energéticas de Hungría y otras naciones sin salida al mar.

La medida le costaría a Putin hasta 10.000 millones de dólares al año en ingresos

Una vez implementada, la medida le costaría a Putin hasta 10.000 millones de dólares al año en ingresos por exportaciones perdidos, según cálculos de Bloomberg. Eso se debe a que la prohibición obligaría a Rusia a vender su crudo con descuento a Asia, donde ya está cambiando de manos a unos 34 dólares, el barril más barato que el precio de los futuros del Brent.

El presidente húngaro, Viktor Orban, quien acusó a la UE de forzar la decisión de los estados miembros, dijo a los líderes a puerta cerrada que la discusión sobre la restricción de las importaciones de oleoductos debe ocurrir en el ámbito de los líderes de la UE porque es una decisión política, no un asunto técnico, según una persona familiarizada con la reunión. La próxima cumbre de líderes de la UE está prevista para finales de junio.

El paquete también propone una prohibición de los seguros relacionados con el envío de petróleo a terceros países, pero no entrará en vigencia hasta seis meses después de la adopción de las medidas, a partir de la transición de tres meses propuesta anteriormente. Eso se suma a una lista más larga de concesiones desde que el brazo ejecutivo de la UE presentó originalmente la propuesta en mayo.

Los esfuerzos de la UE para limitar los picos de precios y la capacidad de Rusia para desviar sus exportaciones de petróleo en caso de un embargo europeo ya se habían diluido en rondas de negociación anteriores después de que se abandonara un plan para prohibir que los petroleros transporten petróleo a terceros países.

Algunos países también tendrán una transición más larga como Bulgaria o Hungría

Un plan para prohibir a los rusos comprar bienes inmuebles en la UE se eliminó del acuerdo, según una persona familiarizada con las negociaciones. El regateo sobre los términos del embargo petrolero de la UE también llevó a otros estados miembros a buscar exenciones.

Algunos países también tendrán una transición más larga para la prohibición del petróleo transportado por mar. Para Bulgaria, se prevé un período de transición hasta junio o diciembre de 2024, mientras que Croacia podría obtener una exención para las importaciones de gasóleo de vacío, que se utiliza para fabricar productos que incluyen gasolina y butano.

Rusia envió alrededor de 720.000 barriles diarios de crudo a las refinerías europeas a través de su principal oleoducto a la región el año pasado. Eso se compara con los volúmenes transportados por mar de 1,57 millones de barriles por día desde sus puertos del Báltico, el Mar Negro y el Ártico.

Otras medidas en el paquete de sanciones propuesto por la UE incluyen:

- Sacar a tres bancos rusos más del sistema de pagos internacionales SWIFT, incluido el prestamista más grande de Rusia, Sberbank.

- Prohibir la capacidad de proporcionar servicios de consultoría a empresas rusas y comercializar una serie de productos químicos. Alina Kabaeva, una ex gimnasta olímpica que está "estrechamente asociada" con Putin, según un documento de la UE; y el patriarca Kirill, quien encabeza la Iglesia Ortodoxa Rusa y ha sido un partidario vocal del presidente ruso y la guerra en Ucrania. Hungría, sin embargo, se opuso a sancionar a Kirill, dijo la gente.

- Sancionar a decenas de militares, incluidos los considerados responsables de los crímenes de guerra denunciados en Bucha, así como a las empresas que suministran equipos, suministros y servicios a las fuerzas armadas rusas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud