Economía

Biden dispara el riesgo de default de Rusia al 90% al amenazar con bloquear sus pagos

  • El permiso para pagar en dólares caducará el 25 de mayo
Imagen: Dreamstime

El riesgo de impago de Rusia ya está en el 90%. Los inversores están preparándose para el escenario más temido: que la Administración Biden bloquee totalmente los pagos de bonos del país euroasiático a los inversores estadounidenses a partir de la próxima semana. La medida, de confirmarse, podría ser la gota que colma el vaso en la saga de la deuda rusa después de casi tres meses de invasión de Ucrania, llevando al país a su primer impago de deuda extranjera en un siglo.

Los CDS, seguros de la deuda soberana rusa utilizados para proteger a los inversores contra un impago, se dispararon este miércoles hasta alcanzar un 90% de probabilidad de default en el plazo de un año. El martes, la probabilidad era del 77%, según ICE Data Services.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, confirmó que es poco probable que el Gobierno de EEUU prorrogue la excepción temporal a las sanciones que ha permitido a Rusia usar dólares para cubrir sus vencimientos de deuda. "La expectativa era que la excepción fuera por tiempo limitado", dijo Yellen sobre el permiso, que expira el 25 de mayo. La exención, emitida poco después de que EEUU impusiera sanciones a Rusia por su invasión a Ucrania en febrero, le ha dado a Moscú margen para pagar cupones, evitando así el impago de su deuda.

Hasta ahora, Rusia había logrado cumplir con todas sus obligaciones de deuda

Se espera que la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro permita sin más que caduque la exención temporal el próximo miércoles, al cumplirse el plazo de gracia establecido.

La negociación de los CDS se disparó a máximos anuales, indicando que los inversores apuestan ya a que Rusia caerá en default, debido a que los pagos se realizarán en rublos y no en las monedas especificadas en los documentos de los bonos, o porque el dinero quedará retenido en el sistema bancario.

Hasta ahora, Rusia había logrado cumplir con todas sus obligaciones de deuda, sorteando la maraña de sanciones impuestas por los países occidentales contra ellos. El momento de mayor crisis fue a principios de este mes, cuando les bloquearon unos pagos clave y Moscú tuvo que recurrir a sus reservas nacionales de dólares para que las transacciones fueran autorizadas. Las empresas rusas no han sido tan afortunadas, con miles de millones de dólares de deuda que se encuentran en default técnico.

El ministro de Finanzas, Anton Siluanov, reiteró el miércoles que Rusia no tiene intención de incumplir los plazos de pago de los casi 20.000 millones de dólares en deuda soberana que debe a inversores extranjeros, y que pagará en rublos si se bloquean las transferencias, según el servicio de noticias Tass. En abril, Siluanov se comprometió a llegar a los tribunales si Rusia se veía obligada a incumplir sus obligaciones.

Los próximos pagos de deuda de Moscú vencen el 27 de mayo, sobre bonos extranjeros con vencimiento en 2026 y 2036.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud