Economía

El aviso de la Seguridad Social por las vacaciones de verano: este es el documento que puedes necesitar

  • El organismo insiste en la conveniencia de tener la Tarjeta Sanitaria Europea
  • Proporciona asistencia sanitaria en los países del EEE, Suiza y Reino Unido
  • Se puede conseguir de diversas formas, con o sin certificado digital
Foto: Dreamstime.

La idea del ciudadano que decide tomarse unas vacaciones es la de descansar, relajarse, ver sitios nuevos, disfrutar de la gastronomía...pero, ¿y si enferma fuera de casa, especialmente cuando lo hace en el extranjero? En estas situaciones es preciso contar con una cobertura que, en determinadas ocasiones, puede proporcionárselas un documento denominado Tarjeta Sanitaria Europea.

A través de su perfil de atención al ciudadano de la red social Twitter, la Seguridad Social ha recordado que todas aquellas personas que este verano decidan salir de viaje al extranjero pueden descargarse de forma totalmente gratuita la Tarjeta Sanitaria Europea para garantizarse cobertura sanitaria en determinados territorios y que los ciudadanos que ya la tengan podrán renovarla en el plazo de los últimos 60 días previos a su fecha de caducidad.

Tal y como explica la propia Seguridad Social en su página web, la Tarjeta Sanitaria Europea es el documento personal e intransferible con el que el ciudadano se garantiza asistencia médica en su estancia temporal en los países del Espacio Económico Europeo, Reino Unido y Suiza.

El listado completo de los países en los que es válida es el siguiente: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania, Suecia, Reino Unido y Suiza.

Esta Tarjeta Sanitaria no es válida para cualquier asistencia médica: la Seguridad Social deja claro que no se podrá usar en los desplazamientos que tengan una finalidad exclusivamente médica. Además, no implica que estos tratamientos sean gratuitos: dependiendo de las circunstancias se podría exigir al viajero ciertas cantidades no reembolsables para que su tratamiento tenga lugar en igualdad de condiciones que los de los ciudadanos del país en cuestión.

Cómo conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea

La Tarjeta Sanitaria Europea se puede conseguir de diferentes formas. La primera de ellas es a través de la plataforma 'Tu Seguridad Social', en la que con certificado digital (puede conseguirse en cuatro sencillos pasos), Cl@ve (así puede registrarse para obtener Cl@ve permanente o PIN), DNI electrónico o vía SMS, aunque en ese caso deberá estar registrado el número de teléfono en la base de datos de la Seguridad Social.

De acuerdo con las explicaciones de la Seguridad Social, el ciudadano que desee la Tarjeta Sanitaria Europea debe clicar en el apartado 'Asistencia sanitaria' y posteriormente en 'Pedir tarjeta sanitaria europea'. Después tendrá que indicar el domicilio en el que recibirá la tarjeta.

Otra opción para descargarse la Tarjeta Sanitaria Europea es mediante la plataforma de trámites sin certificado digital de la Seguridad Social, que tiene una sección destinada a tal efecto a la que se puede acceder desde este enlace. Para ello, la dirección del ciudadano debe coincidir con la que aparezca en la base de datos de la Seguridad Social, aunque en caso contrario, y siempre que el teléfono esté registrado en esa base de datos, se puede hacer vía SMS.

Para ello, el ciudadano debe completar la información que se le pide rellenar en el formulario: nombre, apellidos, DNI, número de afiliación a la Seguridad Social, correo electrónico y el domicilio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin