Economía

Feijóo pedirá a Sánchez que el Parlamento vigile la ejecución de los fondos UE

  • Feijóo quiere que 5.000 millones de los fondos sea gestionado por los ciudadanos
  • El PP plantea una auditoría del gasto público improductivo
  • Génova plantea una deflación temporal y selectiva del IRPF
Feijóo ayer en Génova, 13 con Unai Sordo.

A días de que se desvele con detalle la alternativa económica que el Partido Popular remitirá al Palacio de La Moncloa para bajar la inflación, el gabinete de Alberto Núñez Feijóo, junto a su secretario de Economía, Juan Bravo, perfilan un paquete de medidas fiscales, así como la reorientación de los fondos Next Generation.

Y es que, además de promover una deflación selectiva y temporal con sistemas más simplificados del IRPF de las rentas medias y bajas, unido a rebajas de los impuestos que cargan la luz y del gas, de un máximo del 10% y del 20% respectivamente, al 4% -para lo que es imprescindible la autorización de Bruselas-, el equipo económico de Feijóo recogerá en su documento la reorientación de los fondos Next Generation, con el control del Parlamento que vigile la transparencia tanto de la ejecución de plazos como de los contenidos de las ayudas europeas, que en el caso de España son de 69.000 millones en subvenciones, y de otros 70.000 millones en préstamos, que aun están por llegar.

Precisamente para el desarrollo de este punto relativo a la transparencia, el líder del PP postula una comisión específica que asegure su ejecución, y que atienda al valor de los proyectos, no por cuestiones territoriales o partidistas, que es una de las quejas que comunidades autónomas de un color político o de otro han expresado desde que empezaron a distribuirse estos fondos.

Convencidos de que Pedro Sánchez no doblegará su postura y no cederá ante la creación de un organismo independiente de control de los Next Generation, como sucede en países como Francia, Italia o Alemania, el PP de Feijóo hace hincapié en esta comisión representada por todo el arco parlamentario.

En clave también de ayudas europeas y de reorientación de las mismas, el líder del PP proyecta que cerca del 5% de los fondos UE, unos 5.000 millones de euros, se conviertan en ayudas directas para los ciudadanos. Con el propósito de simplificar trámites, agilizar gestiones y hacer que el dinero llegue rápido, quiere que algunas de las partidas destinadas a la transición ecológica sean directamente resueltas por los contribuyentes, mediante deducciones fiscales.

Un plan de trabajo que ayudaría a "cuatro de cada cinco personas"

Alberto Nuñez Feijóo afirmó ayer que el Gobierno debe tomar medidas para reactivar la economía tras aceptar "por fin" que el crecimiento económico es "débil". En ese sentido, el PP trabaja en un plan de rebaja del IRPF que afectaría a "cuatro de cada cinco ciudadanos", explicó, siendo consciente de que "las rentas medias y bajas lo están pasando muy mal, que hay un impuesto demoledor que casi es un 10% de encarecimiento de los precios de la vida y que con ese impuesto no es fácil llegar a fin de mes", dijo.

Enderezar gestión y gasto

Con la vista puesta en el aprovechamiento del dinero público y de su canalización a las empresas, la nueva dirección del Partido Popular incluye la recuperación de 1.700 millones de euros del fondo de solvencia que, por errores de planificación no se llegó a ejecutar. Se trata de una partida que ayudaría a pymes y autónomos. En el capítulo de ahorro o recorte del gasto público improductivo del Ejecutivo, el PP plantea una auditoría de la AIReF

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin