Economía

Bruselas y la OTAN mantienen el pulso con Putin por la crisis ucraniana

  • Stoltenberg ve a Moscú como una amenaza para la seguridad europea
Bruselas

Ni la OTAN ni la Unión Europea se fían del presidente ruso, Vladimir Putin, que el martes mostró su voluntad de buscar una solución diplomática al conflicto y anunció una supuesta retirada de tropas de la zona, y siguen amenazando a Rusia con una batería de sanciones sin precedentes de concretarse la invasión de Ucrania.

"Lamento decir que no sabemos qué va a pasar pero sí sabemos qué ha pasado," aseguró el Secretario General de la Alianza, Jens Stoltenberg, tras reunirse con los ministros de Defensa de los miembros de la organización, "lo que vemos es que a día de hoy, Rusia mantiene una concentración de fuerzas de invasión masiva, listas para atacar." Si usan la fuerza, advirtió el noruego, pagarán un alto precio. Pero acusa también al Kremlin de mantener la amenaza al cuestionar las estructuras de seguridad vigentes en Europa.

"Como todos los presentes en esta sala, espero de verdad que el Kremlin decida no desatar más violencia en Europa. El martes, Rusia envió ciertamente señales contradictorias. Por un lado, las autoridades anuncian la retirada de las tropas rusas. Por otro, la Duma vota el reconocimiento formal de Donetsk y Luhansk como repúblicas independientes. La diplomacia aún no ha dicho sus últimas palabras," aseguró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, durante una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo en la tarde de ayer sobre este asunto.

Por eso los aliados mantienen el pulso. Los contactos entre Washington, Londres, Ottawa y Bruselas se intensifican. La OTAN anunció el miércoles que estudiará desplegar nuevos grupos de combate en el Este, en particular en el Mar Negro y Rumanía, para reforzar su presencia su presencia en la zona. Pero Stoltenberg matizó no están planeando una ofensiva en Ucrania en caso de ataque ruso. El foco está puesto en las sanciones.

Ucrania, en la agenda

Los líderes de la Unión Europea se dan cita este jueves en Bruselas para una esperada cumbre con los presidentes y primeros ministros de los países de la Unión Africana, que aspira a relanzas las relaciones entre ambos continentes y poner coto a la influencia china en la región. Sin embargo, la agenda se ha visto eclipsada por las crecientes tensiones en Ucrania. De hecho, el Consejo Europeo se reunirá informalmente antes de la cumbre para discutir la escalada con Rusia.

La Comisión Europea, desde Bruselas, lleva semanas insistiendo que está lista para tomar medidas contundentes contra Rusia en caso de una invasión, pero no había desvelado detalles hasta ahora. "No se trata sólo de congelar los activos y prohibir viajar a ciudadanos rusos. El interés estratégico de Rusia es diversificar su economía unilateral y cerrar sus brechas actuales. Pero para ello necesita tecnologías en las que tenemos un liderazgo mundial. Componentes de alta tecnología para los que Rusia depende casi totalmente de nosotros. Nuestras sanciones pueden morder muy fuerte, y el Kremlin lo sabe bien," advirtió von der Leyen que insistió en que la UE está lista para hacer frente a una reacción rusa concentrada en el gas. "Es una crisis creada por Moscú. No hemos elegido la confrontación, pero estamos preparados para ella," insistió la presidenta.

"La elección hoy es entre la guerra y los trágicos sacrificios que la acompañan, o el valor del compromiso político, el valor de la negociación diplomática", aseguró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel durante su intervención. La Unión Europea ha optado por la diplomacia y la negociación y Michel espera que el presidente ruso, Vladimir Putin, haga lo mismo, para garantizar la seguridad y la estabilidad del continente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin