Economía

Putin dice estar listo para negociar con la OTAN tras reunirse con Scholz

  • Ucrania denuncia ciberataques a 'webs' de Defensa y de sus bancos estatales
  • Alemania y Rusia subrayan que la vía de la negociación diplomática aún no está agotada
Bruselasicon-related

"¿Queremos una guerra o no? Por supuesto que no. Por eso presentamos nuestras propuestas para un proceso de negociación sobre igualdad en la seguridad para todos", dijo el presidente ruso Vladimir Putin, en rueda de prensa con el canciller alemán Olaf Scholz, en los primeros signos de desescalada desde que incrementaran las tensiones entre Rusia y occidente por el aumento de la presencia militar en la frontera con Ucrania.

Putin, dice, está dispuesto a negociar. Por primera vez, admite que las respuestas de Estados Unidos y la OTAN sobre sus demandas en los relativo a la estructura de seguridad en Europa son un punto de partida. Pero para el Kremlin, cualquier negociación pasará porque los aliados nieguen la entrada en la OTAN a Ucrania y cualquier otro país ex soviético. Y las garantías exhibidas hasta ahora no son suficientes a ojos de Moscú.

Las palabras de Putin coinciden además con el anuncio del ministerio de Defensa de ruso de que las unidades concentradas en la frontera con Ucrania comienzan también a retirarse tras concluir su entrenamiento en la zona. Occidente aplaude la decisión, pero no se fía.

El propio Scholz, tras reunirse con Putin en Moscú insistió en que la vía de la negociación no está agotada y, aunque aplaudió la retirada de tropas como una "buena señal" cree que no es suficiente. La seguridad en Europa, aseguró Scholz, no puede alcanzarse contra Rusia sino con Rusia pero también recordó el canciller alemán a Putin que es su gobierno el que ha puesto a cien mil soldados a las puertas de Ucrania. "La soberanía, las fronteras y la integridad territorial de todos los estados, incluido Ucrania, no son negociables", advirtió, "es nuestro deber absoluto como jefes de gobierno que Europa no vea una escalada hacia la guerra", insistió el canciller.

También la OTAN cree que los pasos del Kremlin con positivos pero insuficientes. "Hay señales desde Rusia de que la diplomacia debe continuar. Esto nos da motivos para un optimismo cauto, pero hasta ahora no hemos visto ningún signo de desescalada sobre el terreno en y alrededor de Ucrania", aseguró el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg.

Occidente se mantiene alerta. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, discutió por el teléfono con el Primer Ministro británico, Boris Johnson, los últimos movimientos en la zona. Ambos reiteraron la coordinación entre la UE, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido para poner en marcha sanciones rápidamente en caso de un ataque, que parece menos probable ahora.

"Nadie debería dudar de la determinación y la preparación de la UE, la OTAN, Alemania y Estados Unidos, por ejemplo, cuando se trata de lo que hay que hacer si hay una agresión militar contra Ucrania", advirtió el propio Scholz el lunes en Kiev, "actuaremos, y habrá medidas de gran alcance que tendrán una influencia significativa en las posibilidades de desarrollo económico de Rusia", añadió, incrementando la presión sobre Moscú para que continúe la desescalada.

Ucrania denunció este martes ciberataques contra páginas de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y bancos estatales, según el Centro para la Seguridad de la Información. Durante las últimas horas, Privatbank estuvo bajo un ataque masivo de DoS (de denegación de servicio). También hay fallos en el Banco Estatal de Ahorros de Ucrania, o Oschadbans.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud