Economía

Cómo decide el tribunal médico cuál es el grado de una incapacidad permanente

  • Sus miembros tienen en cuenta diferentes aspectos para la valoración
  • El grado puede suponer cambios en el cobro de la pensión o sus compatibilidades
Foto: Dreamstime.

El del tribunal médico es probablemente el paso más complicado de todos los que determinan si un trabajador tiene derecho a una pensión de incapacidad permanente. Sus miembros han de evaluar al ciudadano que la solicita y lo cierto es que su opinión cuenta mucho a la hora de la concesión de esa prestación.

El dictamen de los miembros del tribunal médico es clave y muy tenido en cuenta por la Seguridad Social, pero no es vinculante: la decisión final recae en el director provincial de la Seguridad Social correspondiente al domicilio del trabajador. Con todo, en esa decisión suelen pesar (y mucho) las opiniones de los integrantes del tribunal médico, que no solo dan su valoración respecto a la concesión de pensión de incapacidad permanente, sino también dan su opinión sobre el posible grado de dicha incapacidad.

El bufete especializado Campmany Abogados explica que el proceso de reflexión del tribunal médico para proponer el grado de una incapacidad permanente pasa por cuatro aspectos clave que se enmarcan dentro de su dictamen acerca del derecho a pensión del trabajador. Como con la propia pensión, el objetivo es saber cómo afecta la dolencia o enfermedad a la vida laboral y cotidiana del trabajador que se somete a su dictamen.

Qué valora el tribunal médico para dar el grado de una incapacidad

El primero de los aspectos a tener en cuenta es la influencia de la enfermedad o lesión en el trabajo diario. Si le incapacita para cualquier tipo de tarea o solo para algunas, si le permite desempeñar la tarea que ejercía o le permitiría ejercer una diferente de la misma empresa, si le permite realizar otro tipo de trabajo...en definitiva, delimitar la situación de aptitudes laborales del trabajador.

El segundo paso es examinar el historial médico del trabajador. Es importante porque si la lesión o enfermedad que le ha llevado al tribunal la padece a la vez que otras, el efecto combinado puede ser mucho más grave que en una situación en la que solo tuviese la enfermedad fruto del examen del tribunal médico.

La tercera fase es comprobar si existen posibilidades de mejora por parte del trabajador. También es clave, ya que puede determinar la prórroga de la incapacidad temporal hasta un total de dos años o la concesión de un grado de incapacidad más bajo que, además, podría verse revocado en revisiones futuras.

La cuarta y última fase es la de consulta de otros casos similares, las instrucciones de organismos y reglamentos médicos, sentencias de todo tipo...el conjunto de criterios orientativos que pueden ayudar a terminar de consolidar la decisión del tribunal médico.

Tomando en cuenta estas cuatro variables, el tribunal médico podrá emitir su valoración: tanto si el trabajador tiene derecho en su opinión a recibir una pensión de incapacidad permanente como el grado de la hipotética pensión que recibiría.

Obviamente, el grado de una pensión de incapacidad permanente es muy importante: en función del que se asigne la retribución puede ser diferente y en algunos casos cambia el tipo de pago (un pago único en lugar de mensual) o la posibilidad de compaginar el cobro de la pensión con la realización de trabajos.

Los consejos para pasar el tribunal médico

Lo cierto es que en todo este proceso el trabajador puede poner algo de su parte: facilitar el trabajo del tribunal médico y mostrar una buena predisposición es clave para no enturbiar un momento que puede ser delicado, incómodo e incluso tenso para todas las partes.

Así, la tarea del trabajador es acudir a la cita con el tribunal médico con actitud colaboradora, dispuesto a responder a las demandas de sus miembros y a ser posible con toda la información disponible y actualizada sobre su estado de salud y su enfermedad: estudios, informes médicos, su historial, análisis...

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin